COMPETITIVIDAD EN DEBATE

Prioridad de nuevas bajas de tarifas será para el gasoil

En la medida que los resultados y la gestión de Ancap sigan mejorando, adelantó a El País el ministro Astori.

En julio ya hubo una rebaja del precio del gasoil de 8%. Foto: F. Ponzetto
En julio ya hubo una rebaja del precio del gasoil de 8%. Foto: F. Ponzetto

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) tiene el "objetivo clarísimo" de trasladar a tarifas las mejoras en la gestión y en los resultados de las empresas públicas, particularmente de Ancap y UTE.

Esto había sido manejado en una reunión del equipo económico con la directiva de la Asociación Rural (ARU) en el marco de la Expo Prado. "Las explicaciones fueron que el país está con un déficit fiscal importante en el que se está trabajando y que se esperan novedades antes de fin de año con la reducción de algunas tarifas", había dicho el presidente de la ARU, Pablo Zerbino a El País.

"Ya hubo una concreción" de esa meta con la "reducción del precio del gasoil" de 8% desde julio, dijo el ministro de Economía y Finanzas Danilo Astori.

"No solo es esa decisión tomada y aplicada, sino una señal a futuro", puntualizó.

Astori adelantó a El País que "en base a la mejora de gestión de Ancap y sus resultados, le vamos a dar prioridad a nuevas reducciones en los precios del gasoil". De todas maneras, no quiso poner una fecha para que eso ocurra.

Entre enero y junio, Ancap tuvo una ganancia que ascendió a US$ 77 millones, similar a los US$ 78 millones que había registrado en el mismo período del año pasado. La presidenta del ente, Marta Jara, destacó en la presentación el 23 de julio, que los resultados prueban que la empresa superó "el estrés financiero que tenía". Esto, añadió, no implica que se pierdan de vista la prudencia, la gestión de la deuda y el cuidado de "cada peso", pero sí habilita a "tomar una visión de más largo plazo".

En tanto, el ministro también señaló a El País que es partidario de que la mejora de resultados en UTE "se refleje" en los precios de las tarifas "que pagan los consumidores".

Esto "es un objetivo clarísimo", remarcó.

En el caso de UTE, registró ganancias de US$ 317 millones en el primer semestre del año, según el último balance del ente publicado días atrás.

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, explicó hace una semana ante la comisión de Ganadería de Diputados, que las tarifas no pueden bajar porque hay que recuperar costos de inversión en redes eléctricas y que tampoco es bueno que las tarifas estén bajando y subiendo según el vaivén del clima (que este año ha sido bueno para la generación con represas y eólica, cuyo costo es menor al de las centrales térmicas a combustible).

"Es importante que vayamos internalizando que en el mundo, y también en Uruguay los costos de la energía eléctrica ya no pasan tanto por la generación de energía, sino por las redes eléctricas. Lamentablemente el cobre es necesario, es caro, hay que instalar transformadores; cada vez hay que hacer más líneas, etcétera, y todo eso tiene un costo", señaló Casaravilla según la versión taquigráfica de la reunión.

UTE lanzó recientemente un plan que consiste en que todo el consumo incremental de energía eléctrica respecto a lo que se gastó en el año 2016 se cobrará a mitad de precio. Esto ya se está aplicando a los clientes que tienen tarifa multihoraria y se aplicará a partir del 1º de octubre a los que consuman en clave de eficiencia energética. Esto estará vigente hasta septiembre de 2018.

"Al final del día, hay que recuperar los costos. Estas medidas no pueden ser permanentes, porque si la situación es variable, el instrumento debe ser variable. Cuando hay excedentes hacemos ofertas de oportunidad y cuando hay sequía, no", señaló el presidente de UTE.

El vicerrector de Gestión Económica y Desarrollo de la Universidad Católica e integrante del Observatorio de Energía y Desarrollo Sustentable, Omar Paganini había dicho que "el país debería tener un nivel competitivo o por lo menos comparable de tarifas a nivel de la región. Hoy son las más altas de la región, lo cual afecta nuestra competitividad".

Con ayuda de la actividad "es posible bajar déficit"

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori dijo a El País que la recaudación de impuestos "viene bien", luego que la Dirección General Impositiva (DGI) informara el jueves que en ocho meses tuvo un aumento de 7,6%. Astori confía en que se pueda cumplir la meta de déficit fiscal del gobierno para este año, que es de 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB) cuando actualmente es 3,6% del PIB. "Si el nivel de actividad se mantiene, es posible (bajar el déficit a 3,3% del PIB)", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)