CPA: as en la manga que tiene el gobierno, aunque IPC supere dos dígitos

Priorizar dólar ante inflación; "carta" para un peor escenario

El economista de CPA Ferrere, Alfonso Capurro expresó ayer que ante la eventualidad de un escenario donde la recuperación de la región se demorara, los precios externos "siguieran desacomodados", China empeorara y por ende la situación de los sectores transables se complicara más, el gobierno tiene una carta guardada que implicaría una suba más acelerada del dólar aún cuando la inflación llegara a los dos dígitos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Econimista de CPA Ferrere, Capurro, disertando ayer en la Asociación de Privados de la Construcción.

"Por ahora nosotros seguimos creyendo que el gobierno está tratando de mantener la inflación en niveles de un dígito pero los costos asociados a superar esa inflación de un dígito son más difusos de los que eran antes", expresó Capurro.

El experto explicó que hoy los compromisos con inflación de un dígito "son menos rígidos" que antes y puso como ejemplo que la "cláusula gatillo" que existe para los ajustes del sector público en caso que se alcance el 10% pierden vigencia el 31 de diciembre cuando deje de regir la actual Ley de Presupuesto, mientras que en el caso del sector privado la cláusula gatillo para renegociar condiciones se fijó en un 12% de inflación.

"Esto no implica que las autoridades estén redefiniendo estos parámetros para poner la inflación en 11,5% o en 11,95%. Esto quiere decir que se están guardando un as bajo la manga y en caso de que la situación económica se complique habrá que promover una suba del dólar más acelerada y eso puede llevarnos transitoriamente a una inflación por arriba del 10%", afirmó Capurro

"No quiere decir que la programación se esté haciendo de esa forma, pero lo que uno puede decodificar de las señales que están saliendo es que de alguna manera las restricciones que había para que la inflación superara el 10% se han ido corriendo levemente. El riesgo de que la inflación pase el 10% hoy es mayor tal vez del que era antes", añadió durante la conferencia denominada "Entre la desaceleración local y la transición internacional" organizada por la Asociación de Promotores Privados de la Construcción (Appcu).

De todas formas dijo que se debe esperar a que se conozcan las pautas de negociación colectiva en el sector público "para tener una foto completa". El experto indicó que la proyección de inflación es de 8,9% para el año con el dólar a $28, pero si en realidad el techo de 10% "no es relevante no habría ningún problema en poner el dólar a $ 30 a fin de año".

Para Capurro hasta ahora se tenía la convicción de que la inflación era el techo que iba a moderar la suba del dólar y eso iba a evitar que pasara de los $ 28 o $ 29, pero si ese techo "se desdibuja" el movimiento de la moneda estadounidense podría ser "más intenso" de lo observado hasta ahora. "Hoy el escenario central es un dólar a $ 28 a fin de año y hasta hace poco de repente nos animábamos a decir que era muy difícil que superara los $2 9. Hoy nos quedan un poco más de dudas", afirmó.

Durante su exposición frente a empresarios de la construcción, Capurro señaló que el gobierno está reconociendo que la realidad económica ya no es la misma de antes y por eso está readecuando la política fiscal, los mecanismos de negociación salarial y la situación de los precios relativos. En referencia a las nuevas pautas de negociación colectiva para el sector privado señaló que son un primer paso para adecuarse al contexto económico nuevo y valoró virtudes como su heterogeneidad y la promoción de mecanismos de ajuste con menor efecto indexatorio.

Por su parte, dijo que el mercado laboral está "confirmando su deterioro", aunque todavía sus señales para la economía "son tímidas". "Estamos en ciclo a la baja pero en cantidades que todavía son pequeñas"", indicó. En el último año se perdieron 22.000 empleos, algo similar a 2011.

Capurro indicó que Uruguay está recibiendo un "shock triple" compuesto por tres elementos que lo están afectando. El primero es la situación de recesión que tiene la región, el segundo la situación de la competitividad que todavía no se recompone respecto a socios relevantes como Brasil o Europa, y en tercer lugar la caída de los precios internacionales desde hace nueve meses que ya genera dificultades en algunos sectores de actividad.

La proyección de expansión para la economía uruguaya en 2015 es de 1,5% sin efecto Montes del Plata y de 2% para 2016 si se consolida la recuperación de la región. Según dijo, la recuperación de la economía global se mantendrá débil y heterogénea con tasas de crecimiento de 3,5% que "no son malas", pero que son inferiores a las de 2010 y 2011 luego de Lehman Brothers. "Simplemente es una nueva fase del ciclo económico. Venimos de una década con tasas de crecimiento muy altas y vamos hacia un período de por lo menos cinco años de tasas de crecimiento bastante más moderadas".

Sobre el precio de los commodities recordó que cayeron un 30% desde 2014 y hoy sus valores están a niveles similares a los de la crisis de 2009. Agregó que no habrá recuperación de precios a corto plazo como sí sucedió en esa oportunidad, de la mano con un debilitamiento del dólar y crecimiento de la economía global a tasas de 6% y 7%.

"La única opción para que suban los precios de commodities es algún tipo de problema productivo en alguna región importante del mundo que genere una restricción de oferta que impulse los precios. Parte de eso, por suerte, está pasando", dijo Capurro.

El precio de los inmuebles.

El economista, Alfonso Capurro expresó ayer que no es razonable esperar un ajuste significativo en el precio de venta de los inmuebles, aún cuando el ajuste del tipo de cambio y los precios relativos ponen presión para que los valores bajen. "La gente que está esperando un ajuste violento de precios esperando una oportunidad de compra va a tener que esperar mucho tiempo o no lo va a encontrar", dijo.

Entre los principales fundamentos expresó que la corrección del tipo de cambio será progresiva. Además puntualizó que el sistema bancario está saneado y el crédito opera como amortiguador del lado de la demanda. Por último remarcó que las empresas están saneadas financieramente y no tienen necesidad de salir a "liquidar activos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)