IMPORTACIONES

¿Qué problemas existen al comprar en China desde Uruguay y cómo solucionarlos?

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta en las compras en China? ¿Cuál es la situación y perspectivas en temas logísticos? Estas y otras preguntas se analizaron en conferencia virtual.

Prevén que las exportaciones uruguayas crezcan en 2019, aunque preocupa el comercio mundial. Foto: Archivo El País
Fletes subieron más de 500%. Foto: Archivo El País

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta en las compras en China? ¿Cuál es la situación y perspectivas en temas logísticos? Fueron algunas de las preguntas que se analizaron en la conferencia virtual “Haciendo negocios con China en la nueva realidad mundial: Oportunidades y riesgos”, coordinada por la Cámara de Comercio Uruguay - China.

Según Daniel Olaizola, encargado de Asesoramiento en Jaume y Seré Comercio Exterior y Logística, cuando un importador se enfrenta a una operación de comercio exterior, encuentra riesgos cambiarios, riesgos de confianza con el proveedor y la dificultad en asumir los trámites aduaneros en Uruguay, entre otros.

A su vez, además de los riesgos, el importador se debe enfrentar ante costos por la mercadería, impuestos y fletes internacionales. Estos últimos, han tenido una variación de más del 500%, a raíz de la pandemia de COVID-19.

Según los datos aportados por Olaizola, el precio en enero de 2019, para fletes promedio para un contenedor de 40 pies desde puertos base de China, era US$ 833. Mientras que, en enero de 2021, pasó a US$ 8.700 y, en abril de 2021, fue US$ 7.350.

“Hay perspectivas de US$ 8.000 para los próximos días”, sostuvo.

Ante un contexto de falta de equipos, problemáticas en la devolución de contenedores vacíos y menor cantidad de viajes realizados por las navieras, la reactivación de la economía china daba indicios de cierta normalización en el comercio internacional.

“Cuando parecía que la cosa empezaba a normalizarse, no se sabe bien cómo, el portaconedores Ever Given queda atravesado en el Canal de Suez”, señaló.

Agregó que “el trancazo en el Canal de Suez, afectó al 12% del comercio global de mercaderías. Se reportó un atasco de 237 barcos en forma simultánea el 26 de marzo y se calculan que allí circulan por hora US$ 400 millones en mercadería. Quiere decir que US$ 400 millones por hora estuvieron detenidos por varios días, en un momento de alza”.

Otro problema que se agrega al contexto, es la dificultad de confirmar las cargas con anticipación. Según el asesor, el mercado está excesivamente volátil, entonces las empresas no confirman con anticipación las fechas de carga.

“Han aparecido ofertas de ‘fletes premium’, a precios muy altos, con la certeza de espacio. Sería una mala noticia para Uruguay, quedaríamos relegados frente a países más poderosos”, sostuvo.

¿Qué podemos esperar? “A corto plazo, se espera que las sucesivas aperturas de los países, generarán una reactivación de la actividad y, esta, va a aumentar la demanda de contenedores. Si bien podrían moderarse los precios, no cabe esperar una baja significativa por un tiempo. Buscar soluciones como usar contenedores de 20 pies, no parece conveniente. La diferencia de precios no es sustancial”, opinó el asesor.

Fraudes.

Por otra parte, el director de InTrade, Mario Trujillo, afirmó que para buscar proveedores en China, es recomendable cuidarse de los posibles fraudes. Para esto, entre los datos a corroborar, recomendó verificar certificaciones, que la cuenta bancaria donde se deposita el dinero, se encuentre en China, verificar datos telefónicos y los mercados con los que comercian.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados