ASAMBLEA DE OBLIGACIONISTAS

En proceso de liquidación judicial, se acerca una solución para Citrícola Salteña

Los tenedores de obligaciones negociables (entre los que están ahorristas, varias AFAP y otros) son el segundo acreedor en importancia detrás del Banco República (BROU).

Citrícola salteña. Foto: Archivo El País
Citrícola salteña. Foto: Archivo El País

La situación de Citrícola Salteña (Caputto), que está en liquidación judicial, está cerca de una solución luego de que la asamblea de los obligacionistas de la empresa (tienen obligaciones negociables, un título de deuda que la firma emitió) aprobó los acuerdos alcanzados por una amplia mayoría, dijeron a El País fuentes que conocen la situación.

Los tenedores de obligaciones negociables (entre los que están ahorristas, varias AFAP y otros) son el segundo acreedor en importancia detrás del Banco República (BROU).

Esta aprobación se suma a la que ya comprometieron la totalidad de los bancos acreedores, y los demás acreedores garantizados, con la excepción de LAAD, indicaron los informantes.

LAAD es un fondo financiero, conformado por bancos internacionales y empresas multinacionales vinculadas al sector agroindustrial, con sede en Estados Unidos.

En las próximas semanas será posible contar con una resolución de estos acreedores, consolidando la posibilidad de una solución integral, aseguraron las fuentes.

El BROU ha liderado un proceso tendiente a defender los créditos y las fuentes de trabajo, como había adelantado El País el pasado 25 de marzo. En ese contexto, tomó medidas para lograr el financiamiento de la zafra - través de un fideicomiso financiero privado que tendrá a República Afisa como fiduciario-, y la misma ha comenzado exitosamente, remarcaron las fuentes.

El presidente del BROU, Salvador Ferrer había dicho que es “optimista respecto a la estrategia diseñada desde el primer momento: apuntar a que la liquidación judicial decretada se pueda realizar sin pérdida de valor patrimonial y operativo de la empresa, preservando el valor de los activos”.

Al mismo tiempo, se han detectado, de diversos orígenes, potenciales oferentes muy bien calificados para los objetivos de recuperación y de continuidad de la explotación, explicaron los informantes. El BROU, como principal acreedor, recibió más de 10 ofertas de potenciales inversores para comprar la empresa, “muchos de ellos con intenciones serias de avanzar en un proceso” habían señalado desde el banco a El País.

En la medida que se logre finalmente la adhesión de todos los acreedores garantizados, se entiende que el proceso tendría una razonable probabilidad de éxito, tanto para el cobro de los créditos concedidos como para la continuidad de la actividad con sus consecuencias económicas y sociales, aseguraron las fuentes.

Se está evaluando la mejor forma de estructurar esta salida final, la cual debería ser al fin de la zafra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados