RESPUESTA AL AVANCE TECNOLÓGICO EN EL EMPLEO

Programa de reconversión laboral por automatización

Cámara de Comercio e Inefop, próximos a firmar convenio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cajas sin cajeros estás siendo probadas en el Devoto de Punta del Este. Foto: Archivo El País

Uruguay no escapa a un desafío que tiene inquieto a buena parte del planeta: cómo se transformará el mercado laboral con el avance de diferentes innovaciones tecnológicas y qué harán los trabajadores que ya no sean requeridos en sus puestos porque su tarea pasó a ser desarrollada por una máquina.

Varios estudios se propusieron cuantificar el impacto que este fenómeno podría tener en el país. Días atrás se divulgó un informe de los economistas Diego Aboal y Gonzalo Zunino, del Centro de Investigaciones Económicas (Cinve), que marcaba que cerca de dos tercios de las ocupaciones que hoy se desarrollan en Uruguay "estarían en riesgo de ser reemplazadas por el avance técnico".

A comienzos de 2016, en tanto, el economista y director del Centro de Economía, Sociedad y Empresa del IEEM, Ignacio Munyo, había presentado un trabajo que indicaba que el 54% de los empleos corrían riesgo de automatizarse en los próximos 10 o 20 años.

Con esta preocupación co-mo telón de fondo, la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) trabaja desde el año pasado para dar forma a un programa de reconversión laboral —al que bautizó Progretec— que tiene como meta principal brindar mecanismos para estar mejor preparados de cara a los cambios que se puedan presentar de ahora en más en el campo laboral.

En el camino sumó el apoyo del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop). Entre los dos aportarán alrededor de US$ 1,6 millones, que, se estima, harán posible rodar este programa por dos años, en un principio.

¿Cuál es el objetivo principal de este programa? Según la definición de sus responsables "desarrollar y transferir conocimiento y capacidades que permitan tanto a los trabajadores como a empresarios del sector comercio y servicios aprovechar las oportunidades y enfrentar las dificultades que supone el proceso de cambio tecnológico, así como la automatización de procesos".

El programa lo ejecutará la CNCS, pero tendrá una comisión de seguimiento que integrará la gremial, un integrante del Poder Ejecutivo y otro del Pit-Cnt (en concreto, un delegado del sindicato del comercio, Fuecys).

"A todos estos trabajos que se ven por todos lados, la única respuesta de un programa concreto, ordenadito y coparticipativo es este", indicó el responsable del diseño de Progretec y asesor de la CNCS, Juan José Abdala.

"El mercado laboral y la organización de las empresas va a tener cambios, por incorporación de tecnología y por el cuidado del medio ambiente. Tiene mil temas más que lo van a cambiar, a nosotros nos preocuparon esos dos", agregó Abdala. Entre otros, el asesor de la gremial nombró al sector financiero y al automotor como algunos de los que podrían participar de este programa, pese a que no está cerrado a ninguna rama de actividad.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dio su visto bueno el año pasado, cuando una delegación de la CNCS le presentó la idea. "Métanle para adelante", fue el mensaje que transmitió el secretario de Estado a los impulsores del programa.

La iniciativa está ahora en las gateras. Según Abdala, por estos días se firmará el convenio entre la CNCS y el Inefop, lo cual habilitará que el programa empiece a funcionar más adelante este año.

Cuatro metas.

En concreto, el programa buscará llevar adelante cuatro objetivos: desarrollo y transferencia de capacidades a recursos humanos y empresas con el fin de afrontar el proceso de cambio tecnológico; generación y transferencia de conocimiento respecto al efecto y perspectivas del proceso de cambio tecnológico a nivel de sectores seleccionados; capacitación en temas y actividades ambientales; certificación de saberes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)