ECONOMÍA

Pronóstico nublado para la Fed por guerra comercial

La suba de aranceles que anunció Trump la pone ante un dilema.

Sede de la FED de Chicago
Foto: Archivo

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos digirió los recortes de impuestos y los planes de elevar los gastos del presidente Donald Trump apenas con un hipo, pero la decisión del gobierno de subir los aranceles a las importaciones de acero y aluminio enfrenta al banco central con sus dos peores pesadillas: una inflación acelerada y una desaceleración global.

La combinación de estímulo fiscal con una guerra comercial en ciernes es una receta para el tipo de situación desafortunada que los jefes de bancos centrales encararon en la década de 1970, cuando tuvieron que soportar una elevada inflación para no correr el riesgo de que las alzas de tasas de interés desataran una recesión.

Los aranceles que Trump dijo impondría esta semana, y la reacción global al anuncio, terminaron con la que había sido una atmósfera calmada e incluso entusiasta sobre la economía estadounidense, al menos bajo la descripción del presidente de la Fed, Jerome Powell, en su primer testimonio ante el Congreso estadounidense esta semana.

El banco central ahora no sólo tiene que evaluar el impacto macroeconómico de los nuevos aranceles —que se espera en realidad no sean tan graves en sí mismos— sino también calcular las eventuales respuestas de otros países, las presiones a los precios en base a una serie de productos y la posibilidad de una disminución de la actividad comercial global.

Canadá, Brasil y la Unión Europea ya han amenazado con medidas de represalia, en reflejo de los que los economistas califican como "una pérdida de dinero y tiempo" en detrimento de la estabilidad global. El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que la decisión de Trump posiblemente dañaría a Estados Unidos tanto como a otras economías.

"De lo que tenemos que preocuparnos es que esto ponga a los gobiernos sobre una senda de proteccionismo y de guerra comercial", dijo Ward McCarthy, economista de banca de inversión de Jefferies. "Si eso es lo que va a ocurrir, es muy malo para el crecimiento económico (...) Realmente complicaría y confundiría el panorama", aseveró.

La forma en que el tema se desarrolle a nivel mundial es impredecible, según economistas y observadores.

La Fed podría eludir el dilema por un tiempo corto. Se espera que el banco central eleve las tasas de interés en su reunión de este mes y tras el anuncio de los aranceles los inversores no parecen haber cambiado sus expectativas de que la entidad aplicará el ajuste monetario.

Pero después de esa reunión y si el proteccionismo se concreta, la esperanza de la Fed de un "aterrizaje suave" acompañada por el empleo pleno y una inflación dentro del objetivo podría transformarse en cuestión de elegir un mal menor: el aumento de los precios o un alza del desempleo.

"La verdadera preocupación es que esto marque un punto de inflexión en la política comercial de Estados Unidos, alejada de la estrategia bien calculada para adentrarse de lleno en las medidas proteccionistas", escribió el viernes Andrew Kenningham, economista jefe de Capital Economics. [EN BASE A REUTERS]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º