También ensanchará el canal a 230 metros

Pronto Montevideo tendrá un canal a 13 mts. de profundidad

Lo del título, pocos meses más y estaremos a los 13 metros de profundidad oceánica o sea a 4 horas seguras de navegación, a contar de la Terminal TCP. Los de enfrente tendrán que navegar más de 243 kilometros y 12 o 13 horas para encontrar nuestra profundidad. Veamos como son las cosas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Draga “Xin Hai Hu 9” ya está trabajando el canal a Montevideo. Foto: Archivo El País

La draga china “Xin Hai Hu 9”, también conocida por la draga “3001” ya esta instalada en el centro de nuestros intereses portuarios y marítimos construyendo a breve plazo un canal de navegación de acceso al puerto excepcional para darnos una profundidad que nos prestigie y ofrezca seguridad a la navegación internacional.

Primer proyecto.

Pero primero y por estos días, dicha draga china esta cumpliendo, digamos la segunda parte de un contrato ordenado por Gas Sayago que es ampliar un sector del canal de acceso a nuestro puerto situado entre el kilómetro 12 y el kilómetro 3 donde precisamente comienza a pronunciarse una corriente en contra y curva, no para entrar al puerto, sino para ir al proximo Puerto de Puntas de Sayago cuyo canal que atraviesa la bahía tiene una extensión de 6/7 kilómetros.

En realidad la operación consiste en ensanchar ese pequeño tramo del canal, de las actuales medidas que son 140 metros de ancho para llevarlo a los 230 metros y donde se acentúa la curva darle 260 metros manteniendo la profundidad a 12.60 metros en toda su extensión.

Este ancho es la solera del canal o sea debajo del casco del barco, que tiene una manga de 50 metros: de esta forma el barco queda flotando sin rozar los costados.

Esta modificación técnica, cuya realización tomará algunos días de trabajo, es para dar a los barcos gaseros cuando estos vengan, una mayor flexibilidad en la navegación con mayor seguridad para su casco cuando comiencen a entrar al canal que va a Puntas de Sayago.

Hay que decirlo, esta pequeña obra representa un enorme costo, tan solo para barcos gaseros que entrarían uno por mes, si es que se avanza en el proyecto.

Como dijimos, es un trabajo que pagará la empresa Gas Sayago bajo contrato y esto es lo que está haciendo ahora la draga. Insistimos, este pequeño tramo entre el 12 y el kilómetro 3, entronca con el resto del canal que atraviesa la bahía y llega al futuro muelle de Puntas de Sayago.

Con este trabajo quedaría completado el compromiso con la empresa Gas Sayago.

Proyecto dos.

La segunda parte de esta operación que en horas comenzará a realizar la draga china, es el dragado del propio canal de acceso al puerto hasta el kilómetro 42 a 12.60 metros de profundidad, una operación contratada por cuenta y orden de la Administración Nacional de Puertos bajo licitación que se pactó el año pasado cuando se terminara de construir el canal que va a Puntas de Sayago.

Así que en cuestion de pocos días la draga N° 9 estará llevando el canal a los 12.60 de profundidad. Nos place decir que con esta profundidad, nuestro canal de acceso al Puerto de Montevideo hasta la Terminal TCP, será el canal de navegación de mayor profundidad en el Río de la Plata, superando incluso a algunos puertos del Brasil.

Pero habrá que continuar con el plan de dragados entre el Terminal TCO y el Muelle C y sobre todo remover fondos rocosos en la Darsena II. Y por si fuera poco, a gusto de nuestra visión, pues estamos a 50 kilómetros de distancia oceánica o sea a un paso del Atlántico.

Mantenimiento.

Obviamente la construcción de un canal de acceso al puerto tiene su costo y es una excelente inversión para ofrecer a los armadores alternativas de nuevos negocios. Pero este esfuerzo bien costoso por cierto, no tendría valor si no se tuviera conciencia que debe ir acompañado de un severo y estricto plan de mantenimiento de tales profundidades, considerando los volumenes de aterramiento que se producen anualmente.

Y lo menos aconsejable es que se pasen meses y meses sin dragar, esperando que lo hagan las corrientes y las helices de los barcos cargados. Esto no prestigia sino que aleja a los armadores y alza los costos de seguros.

Y por lo demás, el abandono del mantenimiento, es un desperdicio de dinero porque el aterramiento se consolida y después hay que ir a un dragado más forzado. Sostener el mantenimiento del canal requiere una política de gran responsabilidad y habrá que contar con batimetrías y el asesoramiento de los Prácticos de Puerto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)