MERCADO LABORAL

Las propuestas para mejorar una “casa en desorden”

Empleo: la visión de empresarios, trabajadores, académicos y economistas.

La crítica situación del mercado laboral fue el tema central de un panel de profesionales que analizaron los pasos a seguir. Foto: Gerardo Pérez
La crítica situación del mercado laboral fue el tema central de un panel de profesionales que analizaron los pasos a seguir. Foto: Gerardo Pérez

Hay algo que preocupa a todos los entornos sociales y que se ha configurado como uno de los principales temas de la campaña electoral: el mercado laboral. Es que en los últimos cuatro años se llevan perdidos alrededor de 47.000 empleos. Solo el año pasado se perdieron más de 9.000 puestos de trabajo y tanto la tasa de empleo como la de desempleo alcanzaron los peores guarismos desde 2007.

Ante este panorama y debido al creciente avance tecnológico que impulsa la productividad pero con menor contratación de personas, el ámbito político, académico, sindical y empresarial se reunió ayer en el Palacio Legislativo en una conferencia denominada “La situación del empleo y las condiciones para un mejor futuro” para analizar las principales causas de la caída del mercado laboral y las posibles soluciones.

El abogado vinculado al Partido Nacional, Gonzalo Ramírez, fue el primero en exponer en la conferencia organizada por las fundaciones Wilson Ferreira Aldunate y Konrad Adenauer, y enfatizó en la “necesidad de rever” los Consejos de Salarios para que estos se adapten al mercado y no viceversa.

“Debemos analizar la forma para que los Consejos de Salarios habiliten acuerdos de productividad”, indicó Ramírez. Este punto fue luego abordado por el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, quien alertó sobre el riesgo de utilizar los Consejos de Salarios para “generar competencia desleal, tanto desde el lugar del trabajador como del empresario”.

En representación de los trabajadores, Pereira señaló que el foco del problema del empleo en Uruguay es el “fracaso educativo” en los contextos socio-económicos más pobres de la sociedad.

Sobre este punto, el presidente de la central sindical manifestó que “hay uruguayos que no están aprendiendo lo básico” y que es “inútil” discutir sobre el empleo sin hablar sobre los problemas educativos. “Cuando hablamos de los trabajos del futuro y de los cambios tecnológicos sabemos que esos trabajos no son para los pobres, son para nuestros hijos”, apuntó.

En relación a qué debe hacer Uruguay para mejorar la situación laboral, Pereira volvió a respaldar la propuesta del precandidato presidencial por el Partido Nacional, Juan Sartori, que plantea la posibilidad de crear 100.000 empleos en los próximos cinco años.

No obstante, indicó que esa cantidad de puestos laborales debe “venir acompañada por otros aspectos” como inversión, productividad, educación y diálogo social.

El ámbito empresarial -que estuvo representado tanto por la Confederación de Cámaras Empresariales (la “supergremial”) y la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS)- planteó la necesidad de disminuir los “costos internos” que tiene Uruguay y tomar medidas para mejorar la rentabilidad.

El presidente de la Confederación de Cámaras Empresariales, Gerardo García Pintos, dijo que a Uruguay “se le va la vida en el tema del empleo” y que “la época de las vacas gordas terminó en 2014”. Asimismo, enfatizó en que “hay un problema de rentabilidad en todas las empresas”, sobre todo las pequeñas y medianas, y que eso “empeora” cuando se trata de las del interior del país.

“Tenemos que arreglar la casa que está en desorden y dejar desarrollar al mundo empresarial”, sentenció García Pintos y propuso que para lograrlo se deben “acomodar” los aspectos macroeconómicos, la educación y la competitividad.

Por su parte, el gerente general de la CNCS, Felipe Puig, mencionó que la crítica situación del mercado laboral se debe a la situación económica global y regional, así como también a una caída en los precios de los commodities. A nivel local, explicó que la falta de competitividad se debe -entre otras cosas- a los “altos costos internos” del país, hecho que lleva a que Uruguay “sea el almacén más caro de la región”.

Algunas de las materias pendientes según Puig son “mejorar la cultura del trabajo del uruguayo”, flexibilizar las normas laborales, eliminar la competencia desleal y trabajar para eliminar la inseguridad. Sobre este último punto, dijo que en 2018 su sector fue el que más invirtió en seguridad ya que afirmó que ocho de cada 10 comercios fueron asaltados.

El exministro de Economía y Finanzas y actual asesor del precandidato Julio María Sanguinetti, Isaac Alfie, enfatizó en la importancia del crecimiento económico y dijo que solo el aumento del Producto Interno Bruto (PIB) determinará la variación del empleo y los salarios. “El PIB crece cuando crece la productividad”, dijo y agregó que la competitividad “no solo implica el tipo de cambio sino también educación, productividad y que el Estado no añada costos”.

De la conferencia participó además el director del Departamento de Negocios Internacionales de la Universidad Católica, Ignacio Bartesaghi, quien planteó que a nivel mundial la tasa de desempleo es elevada y que el sector que más se espera que crezca en términos de empleo es el de servicios.

Según Bartesaghi, una de las soluciones para mejorar el empleo y la inversión -entre otras cosas- es que Uruguay se ocupe de su inserción a nivel internacional mediante la concreción de acuerdos comerciales. “Si no lo hace no lo entiendo, hay una parte de la película que me estoy perdiendo”, señaló, aunque advirtió que debe hacerse “con cautela”.

MÁS

Objetivo común sin enemigos

Días atrás, en el marco de un evento informativo sobre seguridad social organizado por el Pit-Cnt, el secretario general de dicha institución, Marcelo Abdala, había tildado de “enemigo” a la patronal. Estos dichos, publicados por El País, generaron malestar en diversos sectores y no pasaron desapercibidos en el sector empresarial. Días después de dicha publicación, desde la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) se contactaron con El País para acceder a la nota en la que se detallaban los dichos de Abdala. Ayer, el gerente general de la CNCS, Felipe Puig, arremetió contra la visión del secretario general del Pit-Cnt y llamó a tener un diálogo en búsqueda de un objetivo común. “No podemos andar hablando de los empresarios como enemigos”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)