INDUSTRIA AUTOMOTRIZ

Prórroga en seguro de paro a empleados de Lifan

Poder Ejecutivo lo pidió por dificultades en las ventas hacia Brasil.

Solicitaron prórroga del seguro de paro de trabajadores. Foto: Lifan
Solicitaron prórroga del seguro de paro de trabajadores. Foto: Lifan Motors

El Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley en el que solicitó la extensión del seguro de desempleo para los trabajadores de la firma automotriz de origen chino Lifan.

Las razones para otorgar una prórroga al subsidio de desempleo refieren a que la empresa ha tenido “dificultades” en la exportación de vehículos a Brasil, su principal mercado, a raíz de la “compleja situación” que atraviesa dicho país, dice el documento.

Tres meses atrás, el presidente de Lifan para Uruguay y Brasil, Kevin Liu Jin, informó que la compañía estaba a la espera de la concreción de un acuerdo con una firma automotriz de China para volver a poner en marcha su fábrica en San José. El acuerdo plantea que en la planta de Lifan -cuyas operaciones están detenidas desde junio del año pasado- se comience a ensamblar vehículos de marcas chinas.

Según había explicado Liu Jin en esa oportunidad, la prioridad para Lifan es activar nuevamente la línea de producción, dado que quedó paralizada por el descenso en la economía de Brasil. Sin embargo, pese a esa prioridad, el presidente de la firma reafirmó que “este año no hay posibilidad de que la fábrica de Lifan Uruguay produzca”, aunque esperan poder hacerlo en 2020 si el mercado del país vecino repunta.

“A fin de propiciar el mantenimiento de las fuentes de trabajo generadas por la empresa y teniendo en cuenta las perspectivas señaladas, es que se entiende pertinente tramitar el proyecto de ley”, señaló el proyecto de ley redactado por el gobierno.

Incentivos.

El pasado lunes las autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) anunciaron un paquete de medidas para estimular la inversión.

Una parte se enfocan en el sector automotriz, que tiene “potencial para atraer nuevas inversiones” según el MEF.

Por ejemplo, en el caso de las industrias ensambladoras, se definieron incentivos para que tengan menores costos de importación -arancel cero para los kits e Imesi tasa cero para las furgonetas de más de 1.700 kilos de tara- y mejores condiciones para la venta de vehículos en el mercado local.

En el caso de autopartes, se autoriza el uso de los certificados de créditos como garantía bancaria y se reducen los plazos para solicitar y utilizar dichos documentos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)