NUEVO CAPÍTULO EN LA "GUERRA"

Puerto: Katoen va contra el gobierno

Dice que la ANP favorece a su competidora.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Katoen: tiene con TCP la única terminal especializada del puerto. Foto: M. Bonjour

El enfrentamiento que tienen las dos principales empresas que operan en el puerto de Montevideo, Katoen Natie y Montecon, derivó en acusaciones de la primera contra la Administración Nacional de Puertos (ANP) sobre afectar su actividad y querer quitarle indirectamente la concesión de la única terminal de contenedores especializada.

Lo llamativo es que la empresa belga es socia en Terminal Cuenca del Plata (TCP) de la ANP, que posee el 20% de la firma que tiene la concesión de la terminal especializada. Montecon opera en los muelles públicos y es el mayor usufructuario de dichas áreas.

Según números difundidos por Katoen, en enero TCP acumuló el 38% (17.658 contenedores) de la operativa del puerto capitalino mientras que su competidora acaparó el 62% (27.915 contenedores). El gerente de Relaciones Institucionales de la firma belga, Fernando Correa, dijo a El País que "históricamente TCP tuvo en el entorno del 60% del mercado, luego de las trabas de Argentina pasamos a tener el 50% y ahora seguimos en baja".

Esta evolución la atribuyó a una serie de decisiones de la ANP que favorecieron a Montecon: "Se cambió el reglamento de atraque para darle disponibilidad de muelles (a Montecon) cuando llega un portacontenedores por encima de los demás operadores, y se le permite tener espacio (en los muelles públicos) a un precio subsidiado porque tienen tasas más baratas que las que paga TCP".

También mencionó la controversia por la instalación de tomas eléctricas destinadas a contenedores refrigerados en los muelles públicos. En principio la ANP había autorizado a Montecon a instalar grúas pórtico para ese servicio, luego lo revocó y llamó a una licitación que fue adjudicada pero aún no se completó, lo que llevó a que sigan operativos los tomas instalados inicialmente. "Se desvirtuó la licitación, para qué la haces si permitís a una empresa que perdió que igual instale los tomas. Esto demuestra que la ANP lo que quiere es darle a una sola empresa el servicio por la vía directa sin pasar por procesos licitatorios", indicó Correa.

Toda esta situación "pone en riesgo el negocio" según Correa porque TCP debe cumplir con exigencias de volumen de carga movilizadas para mantener la concesión de la terminal especializada y "probablemente en julio de 2017 (cuando cierra el ejercicio actual) por primera vez no se cumplan". Por esto, Katoen sostiene que existe "riesgo de una expropiación indirecta por el accionar de un socio (la ANP) que favorece a la competencia".

El vicepresidente de la ANP, Juan José Domínguez, rechazó hace unos días que exista una preferencia hacia Montecon: "Eso no lo aceptamos, no hay preferencia por ningún cliente si no estaríamos haciendo muy mal el trabajo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)