UNA PERCEPCIÓN ERRÓNEA

PwC: el actual cepo al dólar de Macri es más nocivo que el aplicado por el gobierno K

Según el director de la consultora PwC en Argentina, las actuales restricciones a las empresas para adquirir dólares repercuten en la actividad empresarial bilateral. Sin embargo, aclaró que por el momento no en el turismo.

Pizarra en Buenos Aires con la cotización de las principales monedas. Foto. AFP
Desde PwC afirman que los negocios entre Argentina y Uruguay son posibles de realizar con “ingenio” y “creatividad”. Foto: AFP

La consulta por parte de PwC a un auditorio conformado por alrededor de 100 empresarios uruguayos fue si el actual cepo cambiario en Argentina es similar al anterior implementado por el gobierno de Cristina Fernández, si es peor o más leve. El 45,7% consideró que la restricción actual para comprar dólares es menos ofensiva, el 30,4% opinó que es similar a lo anterior y el 23,9% dijo que es peor.

Sin embargo, el director de PwC Argentina, Claus Noceti, explicó ayer en un evento organizado por la consultora en Uruguay, que los que respondieron que este cepo es más leve se equivocaron. Dijo que si se comparan las reglas del cepo cambiario que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri con el anterior, se concluye que es más nocivo el vigente que el del gobierno kirchnerista.

¿En dónde radica la diferencia entre la percepción de los empresarios uruguayos y la afirmación de Noceti? Según subrayó el director de PwC, a diferencia del cepo cambiario anterior, el actual está centrado en las empresas y no en las personas físicas.

“Este control de cambios tiene una diferencia grande con el de (Cristina) Fernández porque no puso el foco en los ciudadanos de a pie y lo primero que percibe la sociedad es lo que le ocurre a las personas, no a las empresas. Por eso, a los argentinos no les parece una gran preocupación dado que pueden comprar hasta US$ 10.000 mensuales y eso significa el 98% de la demanda de la ciudadanía. Hay una sensación de que este control de cambios es más leve, porque tenés al 98% tranquilo dejándoles comprar algo que más o menos les satisface, pero no es así”, analizó el director de PwC en Argentina.

Entre otras medidas de control cambiario, la administración de Macri decretó a inicios de septiembre que las empresas exportadoras deberán solicitar permiso al Banco Central de Argentina (BCRA) para la compra de dólares, así como para realizar transferencias al exterior.

Impacto total.

Los empresarios también fueron consultados sobre cómo les afecta el cepo cambiario argentino en los negocios con Uruguay. Aproximadamente el 80% respondió que para poder mantener los mismos niveles de actividad iban a tener que buscar una manera diferente de hacer negocios.

“Me pareció fascinante la respuesta porque es justamente eso lo que se debe hacer. Si cambian las regulaciones tiene que cambiar indefectiblemente la forma de hacer negocios”, explicó Noceti.

A modo de ejemplo, el director de PwC Argentina expresó que antes la regulación permitía que un empresario uruguayo pudiera pagar una compra a un exportador del país vecino a 180 días, pero la restricción actual marca que debe hacerlo a 60 días.

“Eso requiere algún trabajo adicional para saltar ese escollo”, señaló y dijo que “hay que ser creativos e ingeniosos para buscar la salida”.

Como solución a esta situación hipotética, Noceti dijo que Argentina permite al exportador el ingreso de fondos propios, por lo que el empresario podría hacer la primera exportación con fondos propios, y luego con el cobro de la segunda, recuperar lo que hizo en la primera, y así sucesivamente.

“Si te cambian las reglas tenés que seguir jugando pero de una forma diferente. Siempre hay más de una manera de hacer las cosas y es importante que el empresariado uruguayo lo tenga claro. Se precisa ingenio, creatividad y estar atento a la normativa, pero Argentina todavía sirve para hacer negocios, todavía es viable”, apuntó.

Turismo.

Respecto a las potenciales consecuencias negativas en la llegada de argentinos a Uruguay, el director de la consultora consideró que el cepo cambiario actual “no impactará” en el turismo dado que el ahorrista “ha logrado dolarizar sus ahorros”. Subrayó que esto le permitiría “afrontar sus vacaciones en moneda extranjera”.

Peatonal Florida (Buenos Aires). Foto: Wikipedia
Peatonal Florida (Buenos Aires). Foto: Wikipedia

Según detalló Noceti, el cepo sí podría afectar al turismo uruguayo si se disminuye el tope permitido para la compra de dólares por parte de personas físicas. Esto es algo que muchos economistas ven probable.

“Creo que algo que efectivamente va a pasar es que bajen el cupo de US$ 10.000 mensuales porque el ahorrista argentino de a poco va a ir viendo satisfecha la posibilidad de dolarizar todos sus ahorros. Si eso pasa se puede ver afectado el turismo”, analizó.

Sin embargo, Noceti dijo que si las vacaciones de los argentinos corren riesgo, “el último destino afectado es Uruguay, porque más allá de lo económico hay vínculos culturales”.

Una sociedad que “respira en dólares”
Dólares. Foto: Reuters

Para el director de PwC en Argentina, Claus Noceti, el vecino “es un país que siempre necesita que le controlen el (tipo de) cambio”, dado que hay una sociedad que “piensa y respira en dólares”.

Sin embargo, dijo que “el problema” principal radica en que los controles cambiarios en la historia argentina pasan de tener “una flexibilidad absoluta” a una restricción total.

“Hoy tenemos una situación de no hacer nada sin antes pedir permiso. Yo me pregunto ¿cómo saldría un chico si fuera educado así? Eso es lo que le pasa a las empresas argentinas, están asustadas por no saber cómo se tiene que trabajar”, apuntó Noceti.

La solución a este problema de inestabilidad, según expresó Noceti, radicaría en tener un control de cambios que no se mueva en los extremos sino que “sea acorde” a la sociedad “dolarizada que es Argentina”.

En relación al por qué el país vecino enfrenta cepos cambiarios con frecuencia, el experto manifestó que responde a un factor cultural e histórico. “Si ya te golpeaste con el peso argentino dos veces, no te vas a volver a golpear, vas a querer dejar tus ahorros en moneda extranjera”.

Para revertir esta situación y poder salir de este “círculo vicioso”, Noceti dijo que se precisan “muchas generaciones” que no se golpeen con el peso y que de a poco empiecen a confiar.

No obstante, admitió que ese proceso solo puede concretarse “a muy largo plazo”, por lo que consideró que “el control de cambios debería permanecer varias décadas en Argentina”.

Asimismo, el director de PwC afirmó que “desde que tengo uso de razón estamos en crisis” y señaló que así como él, la mayoría de los argentinos están acostumbrados a vivir de esa forma porque saben que “aún en esos momentos pueden seguir haciéndose negocios”. Pese a los obstáculos, Noceti aseguró: “Argentina sigue siendo una buena contraparte para los negocios, solo hay que buscar la forma”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)