INDUSTRIA CÁRNICA

Ratifican prohibición de venta de activos de JBS a Minerva

La operación, que incluye a Uruguay, se valúa en US$ 300:

El eterno femenino de una imaginativa pintora
JBS. Foto. Fernando Ponzetto

Un magistrado del Supremo Tribunal Federal de Brasil ratificó una decisión de una corte menor que ordenó a JBS, la mayor procesadora de carne del mundo, detener una venta de sus activos en Sudamérica por US$ 300 millones a Minerva, de acuerdo a documentos judiciales.

El juez Edson Fachin concordó con el dictamen de la corte menor respecto a que el acuerdo de JBS para vender plantas en Argentina, Paraguay y Uruguay podría afectar una investigación sobre corrupción que involucra a la compañía brasileña.

La decisión final de Fachin fue emitida el viernes, pe-ro la totalidad del fallo aún no ha sido revelada. JBS puede apelar al dictamen del magistrado ante el pleno del Supremo Tribunal.

JBS no respondió de inmediato al pedido para emitir comentarios.

El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, alcanzó en mayo un acuerdo judicial con los multimillonarios hermanos que controlan JBS, Wesley y Joesley Batista, a fin de que evitaran cargos si entregaban testimonios sobre 1.893 políticos supuestamente implicados en una trama de sobornos.

Sus testimonios permitieron presentar cargos por corrupción la semana pasada contra el presidente Michel Temer. La acusación contra Temer, que niega haber cometido delitos, aumentó la incertidumbre política en la mayor economía de América Latina y amenaza con detener la agenda de reformas económicas del mandatario en el Congreso.

Los abogados de JBS han argumentado ante Fachin que bloquear la venta de activos a Minerva viola los términos de los acuerdos judiciales de delación premiada que firmaron los hermanos Batista, que les concedían inmunidad ante procesamientos.

Plan.

A principios de junio la empresa JBS SA acordó la venta de sus unidades en Argentina, Paraguay y Uruguay (Frigorífico Canelones) a su rival Minerva SA con el fin de buscar dinero adicional para enfrentar un escándalo de corrupción en Brasil que provocó un aumento en los costos de financiamiento. JBS quería utilizar los ingresos de la operación para reducir la deuda. En ese entonces, la empresa presentó una estrategia de desinversión por US$ 1.800 millones. El magistrado Ricardo Leite, que integra un juzgado federal en Brasilia, dijo que el acuerdo para vender las nueve plantas cárnicas de JBS podría obstaculizar la investigación de un escándalo de corrupción que involucra a la firma brasileña y prohibió la venta de activos de la empresa. En base a REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)