ÉXODO DE ARGENTINOS

La explicación de The Economist de por qué miles de argentinos vienen a Uruguay

Desde el país vecino destacan las medidas que ha adoptado el gobierno uruguayo así como el manejo que ha hecho del COVID-19.

Vista panorámica de la Plaza Independencia. Foto: Nicolás Pereyra
Incentivos: desde Argentina destacan las medidas que ha adoptado el gobierno uruguayo así como el manejo de la pandemia. Foto: Nicolás Pereyra

El semanario inglés The Economist puso su atención en la partida de miles de argentinos que este año decidieron dejar su país y eligieron Uruguay como principal destino. Esta no es la primera vez que un medio de Inglaterra hace un análisis sobre esta situación, la semana pasada The Guardian dedicó unas páginas para hablar sobre la misma temática.

La primera explicación respecto a la llegada de miles de argentinos menciona la decisión del presidente Luis Lacalle Pou de flexibilizar las medidas para asegurar la llegada de extranjeros. 

"El 11 de junio, tres meses después de asumir el cargo, emitió un decreto que facilitaba la residencia de los extranjeros en el país. Redujo el valor de la propiedad que una persona debe comprar para obtener para la residencia de US$ 1.7 millones a US$ 380.000".

También menciona la reducción de la inversión mínima para empresarios, que pasó de US$ 5.5 millones a US$ 1.7 millones y la extensión de cinco a diez años en materia de excepción de impuestos. "Los extranjeros ya no tienen que pasar seis meses de cada año en Uruguay para obtener la residencia. Desde el 1 de julio la estadía mínima es de 60 días", relata el medio.

En esta misma línea, el semanario recordó las palabras de Lacalle Pou que explican el por qué de los cambios a nivel normativo. "Uruguay necesita más gente", dijo el mandatario en diversas ocasiones.

"Lacalle Pou dice que quiere gente 'de todas partes del mundo', pero su principal centro de reclutamiento es Argentina, cuya población es 13 veces mayor que la de Uruguay", detalla el medio.

Al respecto también menciona datos sobre la tasa de fertilidad en Uruguay, de menos de dos niños por mujer, lo que ubica a Uruguay entre los países con la tasa más baja de América Latina. Además la proporción de personas mayores de 60 años se encuentra entre las más elevadas.

El siguiente punto mencionado por The Economist para explicar la masiva llegada de argentinos es a nivel sanitario. "Por muy atractivas que sean esas exoneraciones fiscales, la gestión competente de Uruguay con el COVID-19 puede haberlo convertido en un atractivo aún mayor", explica.

"Tiene la tasa de test más alta y la tasa de mortalidad más baja de América Latina", agregó. En contraposición, The Economist menciona que en Argentina los casos diarios de coronavirus así como las muertes por esa enfermedad están aumentando. 

En la misma línea, un agente inmobiliario consultado por el semanario, aseguró que la pandemia causó una "estampida" hacia Punta del Este, lo que además motivo que las consultas por parte de argentinos para venir a vivir se multiplicaran. 

El tercer punto refiere a los cambios impulsados por el gobierno de Alberto Fernández en Argentina, que "le está complicando la vida a los ricos", según expresa The Economist.

"En diciembre de 2019 impuso un impuesto anual de hasta el 2,25% sobre los activos mundiales de ciudadanos y residentes. El Congreso está contemplando un impuesto adicional sobre las fortunas de más de US$ 3 millones", detalla. Esos ingresos entonces "estarán seguros al otro lado de la frontera, en Uruguay". 

El semanario también recordó que en varias oportunidades Lacalle Pou aseguró que estos cambios no convierten a Uruguay en un paraíso fiscal, ya que no se permitirá que los residentes oculten sus impuestos. Lo que se hará es evitar gravar los ingresos obtenidos o la riqueza que se mantenga fuera del país.

Para frenar el éxodo, Fernández respondió al decreto de Lacalle Pou "con uno propio" que, en pocas palabras, dice que los argentinos que se relocalicen por motivos fiscales entonces deberán vivir en su país de residencia al menos seis meses al año. La permanencia permitida en Argentina será únicamente por 90 días al año.

"A pesar de esas restricciones, unos 20.000 argentinos han solicitado cruzar el Río de la Plata este año. Enrique Antia, intendente electo de Maldonado de la región de Maldonado, que incluye Punta del Este, predice que la población del complejo se duplicará en 15.000", expresa el medio.

" Uruguay puede ser pequeño, pero en una miniguerra eso no es una desventaja", concluye The Economist.

Aumento del impuesto a la riqueza

En los últimos meses aumentaron las consultas de empresarios argentinos para mudar sus bienes a Uruguay y a otros países con mayores incentivos fiscales.

Para los especialistas, la posible ampliación del proyecto del gobierno argentino -que establece un impuesto extraordinario a las grandes fortunas- puede agregarle otra dimensión a ese fenómeno. A la retirada de los propios, anticipan, se sumaría el desaliento a la llegada de inversores extranjeros.

Se refieren especialmente a la posibilidad de que el alcance del “aporte extraordinario” incluya también a los residentes en el exterior, sean de nacionalidad argentina o extranjera, con patrimonios en el país. Cansados de sentir que siempre “se caza en el zoológico”, de una decena de empresarios consultados por La Nación, la mitad considera ir a la Justicia a debatir si hay confiscación o no.

El malestar es generalizado en el ambiente empresarial argentino. “Nos están desplumando y hay argumentos técnicos de sobra”, indicó un empresario industrial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados