ES EL 7% DEL PIB

Se reacelera el crédito al consumo en un año dispar

En términos reales aumenta más que 2015 y llegó a US$ 4.280 millones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hay menos disposición a comprar bienes durables. Foto: AFP

El crédito al consumo aumentó este año y representa el 7% del Producto Interno Bruto (PIB), para los próximos años se espera que continúe el crecimiento respecto al tamaño de la economía de forma leve.

El que termina, prometía ser un año complicado para los bancos y financieras que trabajan en este segmento de los préstamos por una menor confianza del consumidor y una menor propensión a comprar bienes durables (electrodomésticos). Sin embargo, la situación terminó siendo mejor.

"El crédito al consumo venía mostrando tasas altas de crecimiento. Medido en pesos corrientes (es decir, sin tener en cuenta la inflación), el incremento de 2011 había sido de 32%, mientras que en 2012 fue 18%, en 2013 fue 16%, en 2014 fue 15%, mientras tanto en 2015 fue de 12%, y la proyección para este año se ubica también en 12%", señala el Monitor del Mercado de Crédito al Consumo de la empresa Pronto! correspondiente a diciembre.

Ese crecimiento fue de 23,4% real (es decir descontado el aumento de precios) en 2011, de 10,5% real en 2012, de 7,5% real en 2013, de 6,7% real en 2014, de 2,5% real el año pasado y de 4% real este año. Con lo cual, visto en términos reales, el crédito al consumo cortará este año con la desaceleración que traía desde 2012.

En el 9° Congreso Nacional de Crédito, Consumo, Riesgo y Recupero organizado por la firma CMS, la gerente senior de Asesoramiento Financiero de Deloitte, Tamara Schandy, había dicho que durante el año se dio "una dinámica distinta".

Es que en el período "octubre 2015-marzo 2016 crece mucho (+10%), y en abril-septiembre (de 2016) se ha quedado en niveles más parecidos (+2%)", afirmó.

La visión del Monitor de Pronto! es algo diferente, ya que afirmó que "hasta el primer trimestre el sector de crédito al consumo atravesaba una fase de desaceleración que tendía al estancamiento, pero eso fue cambiando y acompañó a otras variables de la economía de la que tomaron nota los consumidores, como un menor ritmo de inflación y un tipo de cambio que se mantuvo más bajo que en el verano". Agregó que "en relación al tamaño de la economía, el crédito al consumo aumentó desde 5% en 2008 a algo más de 7% en 2016, y las proyecciones para 2017 y 2018 es de una leve suba pero permaneciendo por debajo de 7,5% del Producto" Interno Bruto.

A fin de septiembre (último disponible), los datos marcan que el stock de crédito al consumo sumaba US$ 4.280 millones. De ese monto, US$ 2.050 millones corresponden al Banco República (BROU), US$ 1.390 millones a las empresas financieras no bancarias (como Pronto!, Creditel, Cash, etc.) y US$ 840 millones a los bancos privados. "El desempeño es muy dispar según el jugador. Los bancos mostraron un fuerte enfriamiento, pero las empresas financieras no bancarias aún crecen a tasas similares a años previos", había señalado Schandy en el congreso.

En ese evento, la presidenta de ANDA, Elisa Facio, había destacado que 2016 fue "un buen año, a pesar que los pronósticos eran muy malos". El gerente general de Emprendimientos de Valor (financiera del banco BBVA), Daniel Saks, había señalado que "fue un año de consolidación, pero no de crecimiento como teníamos planeado".

A futuro.

Como parte del Monitor, Pronto! realiza una encuesta a familias que habitualmente son tomadoras de créditos al consumo, comprendidas en los segmentos socioeconómicos de rangos "C-2" a "E" (medio-bajos y bajos), que representan 84% de la población.

En ese segmento de la población, el 85% contaba con algún tipo de endeudamiento, cuando en septiembre era el 84% y en junio el 79%.

La proporción de personas que tienen algún tipo de préstamo amortizable vigente (préstamos en efectivo u órdenes de compra) registró una leve suba de 66% en septiembre a 68% en diciembre (en junio era 61%).

La relación de las personas que manifestaron que están dispuestas a cancelar el total de su endeudamiento en los próximos cuatro meses se mantuvo estable respecto a septiembre en 14%.

En tanto, el porcentaje de personas que presentaron propensión a contraer créditos a futuro registró una baja en diciembre (22% del segmento) en relación a septiembre (24%), y se ubicó levemente por debajo de igual mes de 2015 (23%). Aún así, está por encima de los porcentajes registrados en marzo (19%) y junio (20%).

"En este sentido, quienes responden que tienen intención de contraer un crédito en el futuro cercano, indican como principal destino las refacciones en el hogar (34% del total). En segundo lugar, figura la compra de vestimenta y la compra o arreglo del vehículo (9,2% cada una) y luego el pago de otros préstamos o tarjetas, y las vacaciones (con 8% cada una).

Mujeres con más crédito que hombres; jóvenes suben

Según el Monitor del Mercado de Crédito al Consumo, "no hay diferencias significativas en el crecimiento del endeudamiento por sexo, sin embargo, se mantiene una diferencia a favor de las mujeres en el porcentaje de tomadores de crédito. A nivel etario, siguen estando en los menores de 29 años el segmento con mayor incremento en el nivel de endeudamiento, alcanzando por primera vez al grupo de personas maduras (55 a 85 años)".

A su vez, señaló que "los consumidores muestran cierta mejora de las perspectiva económica, pero su confianza no tiene la fortaleza de la época de bonanza prolongada (2004-2014). Eso se expresa en una mirada optimista moderada para los próximos meses". El mayor crecimiento económico respecto al previsto, "no significa que siga la expansión de los años fuertes (2004-2014), ya que en valores de ingreso per cápita, esas tasas de crecimiento implican una variación pequeña, que se puede apreciar como estancamiento con leve suba", añadió.

Crece morosidad y lo que se destina a pagar

"Aunque hay varios indicadores que muestran mejora en el nivel de empleo y en el poder adquisitivo de los ingresos, eso es en un nivel de mesura, lo que coincide con dificultades que los usuarios del sistema muestran para cumplir con el pago de sus obligaciones. Esto deriva en un incremento de la morosidad que se había registrado en meses anteriores y que se repitió en este último trimestre del año", señaló el Monitor de Pronto!.

"El dato de mora recoge un impulso dado por tomadores de crédito primario, que no tienen hábito de manejo de la herramienta de préstamo para el consumo y para el pago de los mismos, lo que exige que las empresas que otorgan préstamos deban hacer un seguimiento mayor de la cobranza", añadió.

Según los números presentados por la economista Tamara Schandy de Deloitte en el 9° Congreso Nacional de Crédito, Consumo, Riesgo y Recupero, la "mora está aumentando en el BROU y en las financieras", mientras que "en los bancos privados sigue más o menos estable", expresó. El porcentaje de créditos vencidos (morosos) sobre el total de préstamos al consumo era de 3,3% en el BROU a fin de agosto, de 5,8% en los bancos privados y de 17,6% en las financieras.

De acuerdo a la encuesta que realiza el monitor entre habituales tomadores de créditos al consumo de los segmentos C2 a E (84% de la población), en diciembre se verificó "un incremento del ratio cuota/ingreso (es decir qué porcentaje del ingreso se destina al pago de cuotas de préstamos), consolidándose en 34,5% luego de alcanzar un mínimo en la medición de junio (27,6%).

A su vez, el monto total adeudado representaba en promedio 2,5 veces el ingreso mensual de la persona (frente a 2,6 veces en septiembre).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)