Cumplir con ajuste fiscal

Reafirman en Brasil el compromiso con medidas de ajuste

Nuevo ministro de Hacienda planea reducción del gasto.

El nuevo ministro brasileño de Hacienda, Nelson Barbosa, quien fue anunciado el viernes para sustituir a Joaquim Levy, reafirmó el compromiso del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff con las medidas de ajuste fiscal para enderezar las maltrechas cuentas públicas del país.

En una rueda de prensa concedida después de su nombramiento, Barbosa manifestó que "el compromiso con la estabilidad fiscal se mantiene" y calculó que el volumen de recortes en el gasto será por el orden de 78.500 millones de reales (cerca de US$ 19.878 millones).

"En 2016, esperamos gastar lo mismo que gastamos seis años atrás. Ese hecho ya demuestra nuestro compromiso", apuntó Barbosa, quien ocupaba la cartera de Planificación y, según analistas, reúne un perfil político que puede hacer avanzar las medidas que intentó implementar Levy, preferido por el mercado.

Barbosa confió en la recuperación de la economía brasileña, que según economistas consultados semanalmente por el Banco Central deberá terminar en 2015 con una contracción de 3,62%, y recuperar la credibilidad del país, que acaba de perder el grado de inversión otorgado por las calificadoras de riesgo.

"Estamos en una fase de transición en la economía brasileña y de ajustes para un nuevo ciclo de crecimiento. Hemos adoptado también varias medidas de gestión para optimizar el gasto público y el trabajo continúa siendo promover el reequilibrio fiscal. Porque sólo con la estabilidad fiscal tendremos un desarrollo sostenible", dijo.

El nuevo ministro tomará posesión del cargo mañana y su lugar en la cartera de Planificación la ocupará el hasta hoy contralor general Valdir Simão.

"La política fiscal y económica como un todo continúa en la misma dirección: buscar el equilibrio fiscal, el control de la deuda pública y elevar el resultado primario", subrayó.

Para Barbosa, "la economía brasileña tiene capital humano, capital físico y experiencia para superar los desafíos".

El ministro evitó dar detalles sobre las medidas adicionales para cumplir la meta de superávit primario en 2016 de 0,5% del Producto Interior Bruto (PIB), cifra que fue revisada esta semana del 0,7% inicial propuesto por Levy.

Ese reajuste de la meta habría sido otro de los motivos para acelerar la salida del hasta el viernes titular de la cartera económica.

"Hoy nuestro mayor desafío es el desafío fiscal, cuya solución depende solamente del gobierno brasileño", aseveró Barbosa en su primer contacto con los periodistas como jefe del equipo económico de la presidenta Rousseff.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)