INDICADOR

El rebrote del COVID-19 en Uruguay lleva a que consumidores pierdan confianza

La expectativa a mayor plazo es menos pesimista que la de menor plazo, “lo que puede deberse a la espera de una recuperación a más de un año”, dice informe.

Consumo. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

La confianza de los consumidores volvió a caer y se ubicó por noveno mes consecutivo en la zona de “moderado pesimismo”. Así lo señalaron los datos del Índice de Confianza del Consumidor (ICC), un indicador clave de consumo que, entre otras cosas, refleja cómo las personas perciben la situación económica personal, del país y qué tan dispuestos están a comprar bienes durables.

Durante el mes de noviembre el ICC se ubicó en 46 puntos al registrar una caída de 0,2 puntos frente al mes anterior. En octubre el descenso había sido de 1,3 puntos, lo que significó la mayor contracción del índice desde la provocada en marzo con la llegada del COVID-19. En la comparación interanual (noviembre de 2019), el ICC es cuatro puntos menor.

El índice es elaborado por la Cátedra SURA de Confianza Económica de la Universidad Católica junto con Equipos Consultores.

De los tres subíndices que conforman el ICC, dos volvieron a caer. El informe refleja que dicha reacción “pudo deberse a la desmejora de la situación sanitaria” dado que en noviembre se reactivó la pandemia al registrarse picos de casos diarios y récord de casos activos desde que empezó la emergencia en marzo.

Es así que el subíndice Situación económica personal descendió 2,2 puntos y fue el tercer mes consecutivo que cayó, mientras que la Situación económica del país bajó 2,8 puntos.

En ambos indicadores, la expectativa a mayor plazo es menos pesimista que la de menor plazo, “lo que puede deberse a la espera de una recuperación a más de un año”, indicó el informe.

En tanto, la Predisposición a la compra de bienes durables fue el único subíndice que registró un aumento de 4,3 puntos, lo que implicó el puntaje más alto desde que se registró el shock inicial en marzo.

Sobre este indicador, el informe señala que “esto podría estar indicando un cambio en las preferencias de uso del ingreso disponible del consumidor, que pueden estar influenciadas por una mayor permanencia en los hogares y la existencia de trabas (días de cuarentena, costo de tests, etc.) que desestimulan viajar al exterior”. Todo esto redundaría en que el consumidor podría estar comenzando a destinar sus ingresos a la compra de bienes como electrodomésticos o mejorar su vivienda evaluó el informe.

A nivel regional, salvo el caso de Chile, los países se ubican también en el nivel de moderado pesimismo. Argentina fue el único país que aumento su puntaje frente al mes pasado, mientras que el ICC en Brasil cayó 0,3 puntos y en Chile desmejoró 0,4 puntos luego de cuatro meses consecutivos de mejora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados