Tributos

La recaudación de Aduanas cayó 3,9% en el año

Pese a suba de la tasa consular, por la que ingresó un 93% más.

Aduanas: recaudación es por 3 regímenes (improtación, exportación y mercadería de tránsito). Foto:  F. Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

La Dirección Nacional de Aduanas (DNA) recaudó por los tributos que cobra a importaciones, exportaciones y mercadería en tránsito US$ 2.901 millones en 2018, lo que significó una baja de 3,9% frente a lo embolsado en el año anterior (US$ 3.019 millones) —convirtiendo los montos al tipo de cambio promedio de cada mes—. Los datos fueron aportados por la DNA y publicados en un artículo de Cibils Soto Consultores (CSC).

Esta evolución a la baja de la recaudación se dio pese a que desde inicios del año pasado rigió un aumento de la tasa consular, que subió desde el 2% al 3% para las importaciones provenientes de países del Mercosur y a 5% para las de fuera del bloque.

Dicho tributo pasó de embolsar unos US$ 121 millones a US$ 233 millones (8% de la recaudación total de la DNA), un aumento de 93% que "sobrecumple" la meta del gobierno establecida en la Rendición de Cuentas del año 2016 que era US$ 216 millones.

La suba de la tasa consular hizo que "la carga tributaria sobre el total de las importaciones se vea encarecida en 2018 pasando de una tasa promedio de 5,9% a 6,6%", señaló Marcos Soto, socio de CSC. El resto de la recaudación de la DNA se repartió entre US$ 1.218 millones por IVA (42,25% del total), US$ 580 millones por anticipos de IVA (20,13%), US$ 360 millones por Impuesto Aduanero Único a la Importación (12,4%), US$ 199 millones por anticipos de Imesi (6,87%) y US$ 180 millones por anticipos de IRAE (6,22%).

El artículo de Cibils Soto repasó que si bien la DNA cobra 36 tasas y gravámenes distintos, los antes mencionados son los relevantes y los 30 restantes son "tributos distorsivos y de recaudación marginal". La DNA es "la segunda caja del Estado", por detrás de la Dirección General Impositiva (DGI).

Durante 2018 las importaciones se incrementaron en Uruguay —pasaron de ser US$ 8.416 millones en 2017 a US$ 8.953 millones el año pasado— y esto haría suponer una mayor recaudación por ese concepto, pero Soto señaló que las mayores compras en el exterior se debieron casi exclusivamente al aumento en las partidas de petróleo por parte de Ancap (ítem exonerado de los gravámenes aduaneros relevantes).

"Uruguay cobra entre aranceles y tasa consular (que tiene carácter arancelario por no tener ninguna contraprestación) US$ 594 millones, es decir más del doble de lo que pagan nuestras exportaciones en el exterior", indicó Soto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)