EFECTO DEL PARATE EN LA ACTIVIDAD

La recaudación de la DGI registró una caída inédita en mayo

El coronavirus golpeó a la principal caja del Estado en el mes; los ingresos brutos cayeron 19,2% en términos reales en mayo.

Dirección General Impositiva. Foto: Gerardo Pérez
Dirección General Impositiva. Foto: Gerardo Pérez

La recaudación de la Dirección General Impositiva (DGI) tuvo una caída inédita en mayo respecto al mismo mes de 2019, según el informe que divulgó ayer el organismo. Los ingresos brutos de la DGI cayeron 19,2% en términos reales en mayo (descontado el efecto inflacionario) respecto a igual mes del año pasado y está “en línea” con lo previsto, dijo ayer la ministra de Economía Azucena Arbeleche. La anterior caída más alta se dio en noviembre de 2002 cuando la recaudación cayó 15,8% en términos reales.

Al menos en los datos disponibles del organismo, no hay registros de una caída mayor en la recaudación a la de mayo.

En tanto, la recaudación neta de la DGI (a los ingresos se le restan las devoluciones de impuestos) cayó 17,3% en términos reales, en mayo respecto a igual mes del año pasado.

La fuerte disminución de los ingresos (brutos y netos) del organismo se debe al paráte de actividad generado por las medidas para contener la propagación del coronavirus, el consiguiente envío al seguro de desempleo de trabajadores, así como también a las prórrogas en el pago de tributos para atender la situación de empresas sin actividad.

En el acumulado enero-mayo, la recaudación bruta de impuestos baja 5,9% en términos reales respecto a igual período de 2019 y totaliza $ 177.626 millones (US$ 4.315 millones). Los ingresos netos disminuyen 5,2% en términos reales en enero-mayo frente a igual lapso de 2019, para un total de $ 158.706 millones (US$ 3.856 millones).

En mayo todos los impuestos que recauda la DGI generaron menos ingresos que en el mismo mes del año pasado.

El IVA, que representa el 46% de la recaudación de DGI, tuvo una caída de ingresos de 16% en términos reales respecto a mayo de 2019. El IVA interno tuvo una disminución de la recaudación de 14,4% en términos reales, el IVA que se cobra a las importaciones cayó 19,7% real y el IVA mínimo que paga la pequeña empresa tuvo una retracción de 16,3% en términos reales.

El Imesi, el otro tributo que se recauda por el consumo, tuvo 45,1% menos ingresos en términos reales que en mayo de 2019. Por venta de combustibles, recaudó 48,4% menos real, por venta de cigarrillos 25,7% menos, por venta de vehículos 0 kilómetro la caída de recaudación fue de 68,7%, por venta de bebidas tuvo una baja de 44,3% y el resto del Imesi tuvo reducción de ingresos de 54% en términos reales en mayo.

En el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) la caída de recaudación en mayo fue de 11,1% en términos reales.

El Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) tuvo 28,2% menos ingresos en mayo en términos reales. La caída fue mayor en el IRPF categoría II (rentas del trabajo) donde alcanzó a 30,5%, que en el IRPF categoría I (rentas del capital) donde fue de 8,9%.

Los ingresos por el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) bajaron 25% en términos reales en mayo.

El Impuesto al Patrimonio tuvo una caída de recaudación de 7,9% real, el de Primaria tuvo una baja de 12,2% real y el Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales que recaudó 42,4% menos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados