INGRESOS

La recaudación de la DGI sintió el impacto del coronavirus y tuvo fuerte caída en abril

El IRPF y el IASS los únicos impuestos con evolución positiva.

IRPF:  DGI embolsó por este concepto $ 30.558 millones en 6 meses, esto es 4,4% más interanual. Foto: Ariel  Colmegna.
Dirección General Impositiva (DGI). Foto: Archivo El País

En abril la recaudación neta de la Dirección General Impositiva (DGI) cayó 11,5% en términos reales -al descontar la inflación- respecto al mismo mes de 2019, afectada por los efectos del COVID-19 y las medidas de aislamiento físico. La mayor caída se observó en los impuestos a la propiedad y luego en los aplicados al consumo.

Con este registro mensual, la recaudación neta del fisco -lo que cobra de impuestos, multas y recargos, menos las devoluciones de tributos- en los primeros cuatro meses del año llegó a $ 130.144 millones y mostró una reducción real de 2,1% respecto al mismo período de 2019.

Según el informe que divulgó ayer la DGI, en abril los impuestos al consumo explicaron la mitad de la recaudación y tuvieron una caída de 12,6% interanual. En el acumulado del año esta categoría de tributos cayó 1,5%. El IVA tuvo una baja mensual de 9,2% mientras que en el año la disminución se ubicó en 0,9% al tiempo que el Imesi experimentó descensos de 26,6% y de 4,4% respectivamente.

Los impuestos a la renta bajaron 4,3% la recaudación en el mes, y mostraron una caída de 1,8% en el período enero-abril. A la interna, los únicos dos tributos con evolución positiva en la comparación interanual fueron el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) -creció 1,2% repartido entre una baja de 12% en la categoría I (rentas de capital) y un aumento de 3,5% en la categoría II (rentas del trabajo)- y el IASS que pagan parte de los jubilados -se incrementó 0,8%-.

Por el contrario, bajó 8,6% lo ingresado a la DGI por el IRAE que pagan las empresas sobre sus ganancias, descendió 7,9% lo embolsado por Imeba y 13,8% en el caso del Impuesto a la Renta de No Residentes (IRNR).

Por otra parte, los tributos a la propiedad cayeron 28,1% interanual en abril y en el registro acumulado muestran una caída de 10,9%. En el mes se recaudó 24% menos por el Impuesto al Patrimonio, 60% menos por el Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales y un descenso del 35% en el Impuesto de Primaria.

También bajaron en abril los cobros del fisco por concepto de multas, recargos y convenios un 17,5%.

Así como el informe de marzo de DGI no había registrado los impactos de la pandemia -había crecido 0,9% la recaudación en el mes-, es probable que en el de abril aún no esté incorporada al 100% sus efectos porque muchas obligaciones se cobran a mes vencido. Es previsible que los ingresos del fisco caigan producto del menor consumo, el cierre parcial de diversas empresas y las flexibilizaciones anunciadas para los pagos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error