Economía

Recaudación de impuestos al consumo cae 0,5%

El IVA bajó 0,3% y ven desaceleración de uno de los motores de la economía; ingresos de DGI suben 2% en el año.

IRPF:  DGI embolsó por este concepto $ 30.558 millones en 6 meses, esto es 4,4% más interanual. Foto: Ariel  Colmegna.
IRPF: DGI embolsó por este concepto $ 30.558 millones en 6 meses. Foto: A. Colmegna

La expansión de la actividad en 2017 estuvo sostenida por el impulso de las exportaciones y el consumo interno, tendencia que se mantuvo en el trimestre inicial de este año. Pero las ventas externas comenzaron a caer producto de la mala cosecha de soja y aparecen cada vez más señales de desaceleración del segundo de los factores que funcionó como motor de la economía.

Por ejemplo, ayer se conoció que cayó 14% la venta de vehículos cero kilometro en el primer semestre del año y también que la recaudación de la Dirección General Impositiva (DGI) por impuestos al consumo se redujo 0,5% interanual en los primeros seis meses de 2018. Entre estos tributos, lo embolsado por IVA bajó 0,3% respecto al mismo período del año pasado.

"El dato de recaudación de IVA es uno de los indicadores adelantados para ver cómo viene el consumo", explicó a El País la analista de PwC, Matilde Morales. "Todas las variables hacen esperar una desaceleración del consumo privado para este año en comparación con 2017. Ya en el primer trimestre de 2018 vimos que la tasa de crecimiento (2,4%) fue menor a la que se veía en trimestres anteriores en torno a 4%", apuntó.

Aparte de los factores ya mencionados, repasó que ese pronóstico se sustenta en el menor crecimiento del salario real del sector privado —aumentó 0,8% en los 12 meses a mayo, cuando a julio de 2017 mostraba una suba de 5%—, la caída de la tasa de empleo, la mayor morosidad en el pago de créditos, la confianza del consumidor que se mantienen en la zona de "moderado pesimismo" y la desaceleración de las importaciones de bienes durables —medidas en volumen pasaron de subir 15% en 2017 a un aumento de 2,4% en el primer trimestre del año.

La previsión de una baja del consumo cobra relevancia dado que de los US$ 150 millones de gasto extras asignados en la Rendición de Cuentas, unos US$ 100 millones serán financiados según explicó el gobierno con el dinero que se genera por el crecimiento de la economía (en parte por la recaudación de DGI). Al fisco ingresó en forma neta —descontada la devolución de impuestos— hasta junio un total de $ 172.749 millones con una variación real (descontada la inflación) de 2% frente a igual período del año pasado.

IVA.

Según el informe que divulgó la DGI, por impuestos al consumo embolsó $ 103.412 millones de pesos corrientes en el primer semestre del año, un 54,2% de la recaudación total y un monto 0,5% menor en valores reales (descontada la inflación) que el registro del semestre inicial de 2017.

Por concepto de IVA ingresaron al fisco $ 84.707 millones (44,4% de la recaudación total) con una caída de 0,3% en el semestre. El IVA interno explicó el 30,8% de lo embolsado (subió 3,7% real en la comparación interanual), el IVA a importaciones el 13,4% (cayó 8,3% en el semestre) y el IVA mínimo que pagan las pequeñas empresas el 0,3% (subió 0,2%).

El otro tributo al consumo es el Imesi, que explicó el 9,8% de los ingresos en el semestre de la DGI (unos $ 18.706 millones) con un descenso en la comparación interanual de 1,3%. El Imesi a los combustibles significó el 5,1% de la recaudación en los seis meses con un aumento de 1,9%; el que abonan tabaco y cigarrillos representó el 2% del total y bajó 0,5%; el que pagan los automotores fue el 1,1% y se redujo 12,7%; el de las bebidas fue el 1,4% del total y cayó 3,5%; y el resto de los productos que tributan Imesi y explicaron el 0,3% de la recaudación descendieron 2,8% en el semestre.

Por otra parte, por impuestos a la renta la DGI embolsó 73.001 millones en el semestre inicial del año, lo que significó el 38,3% del total y aumentó 5,6% en la comparación interanual.

El IRAE que pagan las empresas representó un 15,7% de la recaudación con un crecimiento de 4,3% en el acumulado hasta junio.

El Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) categoría I —sobre las rentas de capital— recaudó 4.748 millones (2,5% del total) y tuvo una suba de 30,2% en el semestre. En tanto, el IRPF a las rentas del trabajo embolsó $ 30.558 millones (16% del total) con un aumento de 4,4% interanual. El IASS que pagan los jubilados representó el 2,3% de los ingresos del fisco ($ 4.420 millones) con un incremento de 8,3%.

Asimismo, el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (Imeba) explicó el 0,4% del monto total y tuvo un aumento de 7,2% en el semestre. El Impuesto a la Renta de No Residentes (IRNR) representó el 1,3% de los ingresos del fisco, con una baja del 6% en el semestre.

Entre el resto, los tributos a la propiedad sumaron $ 11.275 millones, un 5,9% del total y crecieron 2,6% en términos reales. A su vez, los ingresos por multas, recargos y convenios representaron el 1% y aumentan 20,4%.

En junio crecen 9,6% los ingresos del fisco

La recaudación neta de la DGI en el mes de junio alcanzó los $ 26.823 millones, con una variación interanual positiva de 9,6% en términos reales. Frente al mismo mes de 2017, el IVA creció 2,9%; al tiempo que el Imesi lo hizo 2,5% y el IRAE 15,2%. En contrapartida el IRPF cayó 1,3% —en 2017 comenzaron a regir las nuevas franjas de aportes—. La DGI destacó que "la recaudación total bruta (previo a la devolución de impuestos) viene mostrando variaciones interanuales positivas en el período julio 2017-junio 2018 con excepción de marzo y mayo 2018".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º