EL AJUSTE FISCAL

Recaudación neta de DGI con menor suba desde 2002

En 2015 creció 0,8% en términos reales; caída en ingresos por IVA fue clave.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luego del IVA, con casi la mitad de los ingresos, el impuesto más recaudador fue el IRPF con 15% del total. Foto: Archivo.

La recaudación neta de la Dirección General Impositiva (DGI) tuvo en 2015 el menor crecimiento en términos reales desde 2002 (cuando de hecho cayó) al ser de 0,8%.

Los ingresos por los impuestos que recauda la DGI —una vez descontadas las devoluciones de tributos— aumentaron 0,8% real en 2015 respecto a 2014, según el informe divulgado ayer por el organismo.

Así, la DGI obtuvo $ 274.318 millones (unos US$ 10.060 millones) por tributos, devolvió impuestos por $ 24.644 millones (US$ 903,7 millones), por lo que obtuvo neto $ 249.675 millones (US$ 9.156 millones).

En 2015, la recaudación proveniente del sector privado se estancó en términos reales (esto es descontando el efecto de la inflación). Según el informe de Impositiva, "la tasa de crecimiento real de la recaudación privada para el año móvil cerrado en diciembre de 2015 se ubicó en 0,2%, mostrando en los últimos cuatro años móviles (cerrados a noviembre, octubre, septiembre y agosto) cifras en el entorno del 0%".

A su vez, "la recaudación total neta proveniente del sector privado muestra una tendencia decreciente en sus variaciones en años móviles a partir del dato de septiembre de 2015", para mostrar una caída de 0,2% en todo el año.

De cada $ 100 que recaudó la DGI en 2015, $ 60,3 provinieron de impuestos al consumo, $ 31,3 de impuestos a la renta (empresarial y personal), $ 6,5 a impuestos a la propiedad y el resto provino de otros tributos y también de multas y recargos (ver aparte).

Durante el año pasado, la economía uruguaya vivió un proceso de fuerte desaceleración del crecimiento que se evidenció en la recaudación de impuestos.

Ese menor ritmo de crecimiento en la recaudación, llevó a que el déficit fiscal creciera en 2015 por segundo año consecutivo y se ubicara en 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB) otro máximo desde 2002. El gobierno había estimado en el Presupuesto que sería de 3,3% del PIB.

Sin embargo, a comienzos de diciembre en el Foro ACDE con el equipo económico, el jefe de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía, Andrés Masoller advirtió el déficit más alto. Señaló que se explicó por "una caída (de la recaudación) respecto a lo que estaba previsto y está asociada a un menor nivel de consumo que se está dando en el país en los últimos trimestres".

Ante ello, el gobierno resolvió a fin de año un cambio en la forma de ajustar por inflación los balances de las empresas que derivó en una ganancia de recaudación. A su vez, en enero decidió ajustar tarifas públicas algo por encima de la inflación y mantuvo el precio de los combustibles (pese a que el precio del petróleo le permitía bajarlos hasta 10%), para corregir la situación fiscal.

Según cálculos de la consultora CPA Ferrere, esas tres medidas implican US$ 400 millones para el gobierno en 2016, lo que equivale a 0,8% del PIB.

Impuestos al consumo.

Los ingresos por tributos al consumo cayeron 0,9% en términos reales en 2015 frente a 2014. De hecho, "sus tasas de variación mensuales presentan oscilaciones observándose en el último semestre tasas mayormente negativas", indicó la DGI.

La recaudación del IVA (el principal impuesto, que explica el 49,8% de lo que ingresa a la DGI) cayó 2,3% real el año pasado frente a 2014 y totalizó $ 136.652 millones (US$ 5.011 millones).

Mientras el IVA interno aumentó los ingresos en 1,1% real, la recaudación del IVA a las importaciones cayó 7% real. A su vez, los ingresos por IVA mínimo (que paga la pequeña empresa) disminuyeron 1,2% frente a 2014.

Por su parte, la recaudación del Imesi aumentó 6,3% y totalizó $ 28.978 millones (US$ 1.056 millones). Por combustibles, los ingresos de Imesi se incrementaron 13,4%, por tabacos y cigarrillos subieron 8,2%, por automotores bajaron 5,4% y por el resto de los bienes gravados cayeron 3,4%.

Impuestos a la renta.

La recaudación por tributos a la renta creció 6% real en 2015 frente a 2014. En tres de los últimos cuatro años, el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) fue el segundo en importancia recaudatoria para la DGI. En 2015, explicó el 14,8% de los ingresos del organismo.

La recaudación por IRPF creció 3,3% real y totalizó $ 40.620 millones (US$ 1.489,6 millones). La de categoría I (rentas del capital) aumentó 10,4% y la de categoría II (rentas del trabajo) se incrementó 2,2%. De todas maneras, la categoría II explica el 85% de la recaudación del IRPF. "Se observa en este impuesto una ligera tendencia descendente en las variaciones de años móviles", indicó la DGI.

Los ingresos por el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) crecieron 8,6% real y totalizaron $ 34.162 millones (US$ 1.252,8 millones). Sin embargo, la recaudación proveniente de empresas privadas muestra una tasa de variación real en 2015 de -0,2%.

Por su parte, el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) verificó una suba de 9,8% real en la recaudación y totalizó $ 5.744 millones (US$ 210,6 millones).

Los ingresos del Impuesto a la Renta de No Residentes (IRNR) subieron 10,1% real hasta $ 3.873 millones (US$ 142 millones). En tanto, el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (Imeba) vio caer ingresos por 2,1% hasta $ 1.459 millones (US$ 53,5 millones).

Impuestos a la propiedad.

Los ingresos por tributos a la propiedad bajaron 1,6% en términos reales en 2015 frente a 2015. La recaudación del Impuesto al Patrimonio (IP) cayó 1,9% el año pasado y totalizó $ 16.094 millones (US$ 590,2 millones). En tanto, el Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales (ITP) verificó un aumento de 2,1% real en sus ingresos y totalizó $ 1.602 millones (US$ 58,7 millones). Por su parte, los ingresos que la DGI obtuvo por multas, recargos y convenios de financiación de deudas tributarias aumentaron 4,3% en términos reales y totalizaron $ 2.407 millones (US$ 88,2 millones). Este último rubro de multas, recargos y convenios aportó más ingresos durante el año pasado que impuestos como el Imeba o el ITP.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)