Permiso

Los reclamos de los pescadores artesanales de Rocha

Los pescadores hoy son multados al ir más allá de lo permitido.

Pescadores artesanales en Rocha. Foto: AFP
Pescadores artesanales en Rocha. Foto: AFP

La pesca artesanal es una actividad tradicional en Rocha, pero la segunda generación de pescadores —hijos de quienes comenzaron con este trabajo— plantearon en el Parlamento una serie de inconvenientes que están llevando a su "desaparición". Piden extender a 15 millas de la costa la zona habilitada para la pesca, agilizar los trámites en la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara) y que se analice un subsidio.

"Venimos desde La Paloma para pedir que nos ayuden, porque si no logramos la ampliación de las millas que tenemos para pescar, la pesca artesanal tenderá a desaparecer", dijo Carlos Cuello, integrante de una delegación que acudió a la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca de Diputados.

Informaron que son 22 las barcas que trabajan en La Paloma, que suman unas 250 familias que viven de la actividad.

Hoy pueden recolectar pescado hasta a 10 millas de la costa, pero como "las embarcaciones están mejoradas, con radares, GPS, sondas y son de un tamaño mayor, precisaríamos tener un poco más de millas costeras, por ejemplo pasar a 15 millas para poder trabajar, porque además, en las millas del puerto de despacho que tenemos ya no queda pesca", indicó Martín Lobato, integrante del colectivo de pescadores rochenses.

Cuello sostuvo que como no hay pescado en la zona habilitada, deben salir a buscarlo "fuera de las millas que tenemos" y terminan con multas de Prefectura. El pescador Yamandú Vega atribuyó que "el pescado esté retirado de la costa" al cambio climático.

También les preocupa el costo del amarre de las barcas en el puerto. Cuello contó que "el amarre tiene igual precio que el de un velero que va por dos o tres días". Lobato agregó que no pueden "pagar $ 300 o $ 400 de amarre por día; queremos pagar, pero un monto normal para una barca artesanal".

Plantearon el problema que hay con la Dinara para traspasar a su nombre las barcas: "Somos varios dueños jóvenes que las tenemos a nombre de los viejos dueños, como nuestros padres", y Dinara no permite el cambio. A su vez, los permisos de pesca en La Paloma no pueden venderse ni cederse, pero la Dinara no otorga nuevos.

Si bien hay un subsidio estatal para los pequeños pescadores, la delegación explicó que no los incluye porque sus embarcaciones recogen más cantidad de pescado. "Una barca para salir del puerto hoy necesita $ 10.000 o $ 12.000 entre el combustible" y la tripulación, pero puede ni siquiera volver con ese dinero en mercadería, repasó Vega y dijo que en invierno el balneario "subsiste gracias a la pesca artesanal".

"Pasa un gobierno y otro y siguen de espaldas al mar. Cuando se habla de turismo, lo primero que se menciona es la pesca artesanal, los pescadores de Rocha y esa cultura, pero nunca vi que el Ministerio de Turismo ni nadie invitara a un solo pescador a una reunión", concluyó Vega.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º