MARÍTIMAS

Reconocimiento a nuestros antecesores portuarios

El paso que se dio en 1901 para construir aquel puerto, que es el que tenemos hoy con ligeros cambios, fue un paso formidable de un país con audacia, desafíos y gente de trabajo.

Puerto de Montevideo. Foto: archivo.
Puerto de Montevideo. Foto: archivo.

Cuando comenzamos nuestras actividades periodísticas el puerto tenía apenas 40 años de construido, era moderno, grande y sus muelles ocupados por enormes barcos no dejaba de sorprendernos. Veíamos la fecha 1901, iniciación de las obras de construcción como muy lejana y sin valor de referencia, era el pasado.

Por los años 60, la madurez nos hizo crecer y entender que el puerto estaba ya en falta con la modernidad y comenzamos a ver con interés y respeto a nuestros antecesores portuarios a juzgar por las imágenes de entonces con las que nos familiarizamos y coleccionamos. Sí que habian sido inteligentes y avanzados. A primera vista, la foto que publicamos muestra multiplicidad de servicios y sostenida labor de apoyo para el desarrollo normal de las actividades cotidianas de aquel puerto que al parecer estaba respondiendo a las exigencias de su tiempo. Vemos los guinches a vapor que había que encender su caldera a carbón dos horas antes, el transporte de cargas y valijas era a sangre con carros de dos y cuatro ruedas; con ellos se construyó el puerto y se desarrolló el país. Los barcos de pasajeros quedaban fondeados en el antepuerto y los inmigrantes y pasajeros desembarcaban a lanchas que los llevaban hasta los muelles con sus valijas y efectos personales. Todo requería más esfuerzo personal pero funcionaba. En aquellos tiempos había multiplicidad de servicios portuarios, incluso suministro de agua potable en barriles y por lo que se intuye nadie se iba sin servicios. Es una hermosa foto, dinámica, de sostenida actividad comercial y sobre todo numerosos muelles obviamente de madera y de hierro, a donde llegaban las lanchas. Sí, era un movimiento portuario que se apoyaba básicamente en cientos de lanchas, tanto para pasajeros como para la carga, lanchas que incluso se construían en el varadero de la ANP donde ahora está la Terminal TCP.

El otro elemento valioso que deja ver la foto, que la suponemos de 1879, es que el país estaba pasando por un activo desarrollo a juzgar por la actividad portuaria que se ve y los barcos fondeados. Fue entonces que reconocimos que el paso que se dio en 1901 para construir aquel puerto, que es el que tenemos hoy con ligeros cambios, fue un paso formidable de un país con audacia, desafíos y gente de trabajo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados