CONMEMORACIÓN

El recuerdo de la Ronda Uruguay y los elogios del director de la OMC a la diplomacia local

A 25 años de que culminara la Ronda Uruguay del GATT —organismo antecesor de la OMC—, ex cancilleres y el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC) recordaron la relevancia del país dentro del comercio multilateral.

Rodolfo Nin Novoa. Foto: Archivo El País
Rodolfo Nin Novoa, canciller uruguayo. Foto: Archivo El País

“Los uruguayos tan chiquitos y siempre haciendo ruidos”, le dijo un canciller extranjero a Sergio Abreu, por ese entonces ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, tras la firma en Marrakech (Marruecos) en 1994 del acuerdo de liberalización comercial que posibilitó la creación de la Organización Mundial de Comercio (OMC) al año siguiente.

Ese pacto multilateral fue el cierre de la Ronda Uruguay del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) -el antecedente de la OMC-, que comenzó en 1986 con una cumbre en Punta del Este.

Ayer un evento organizado por Cancillería y el Consejo Uruguayo para las Relaciones Internacionales (CURI) conmemoró los 25 años del cierre de esa instancia.

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el brasileño Roberto Azevêdo, destacó el rol preponderante de Uruguay y sus diplomáticos -en especial del embajador Julio Lacarte Muró- en la creación de la entidad y el impulso al comercio multilateral.

El excanciller Enrique Iglesias fue quien presidió la inauguración de la Ronda Uruguay y ayer sostuvo que “los países no son grandes por su tamaño, su población o su poderío económico, sino por sus actitudes solidarias”. Así destacó como Uruguay a través de su política exterior ha promovido “que las cosas se resuelven colectivamente”, y señaló que “el multilateralismo está asociado a la defensa de la paz mundial”.

Abreu expresó que la OMC da la posibilidad “a los países pequeños de defender sus derechos y no quedar a merced de las potencias, o los caprichos de algunos”.

El actual canciller, Rodolfo Nin Novoa, consideró el acuerdo alcanzado tras la Ronda Uruguay como “la mayor reforma del comercio mundial desde la Segunda Guerra Mundial y la mayor liberalización del comercio de la historia”.

Acerca de las críticas que pesan hoy sobre la OMC, Nin sostuvo que hay “una visión simplista que cae en lo no logrado y no mira los avances” alcanzados.

En un mensaje a Azevêdo y en defensa de la OMC como herramienta relevante de resolución de conflictos, el canciller afirmó: “Hay que pararnos fuerte ante los vientos que amenazan”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)