RESERVA FEDERAL

La recuperación económica de Estados Unidos aún tiene incertidumbres, dice jefe de la Fed

Jerome Powell comentó que "una recuperación total es poco probable" a menos que la población tenga certeza de que se superó la epidemia del COVID-19. 

Powell y Donald Trump. Foto: Reuters
Powell y Donald Trump. Foto: Reuters

La recuperación económica de Estados Unidos aún padece una "gran incertidumbre" pese a recientes señales positivas, dijo ayer martes el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell.

Y a menos que la población tenga certeza de que se superó la epidemia del COVID-19, "una recuperación total es poco probable", advirtió en su testimonio semestral ante el Comité Bancario del Senado.

Powell prometió una vez más que la Fed usará todas sus herramientas para ayudar a garantizar la recuperación del país, que, según explicó, ha perjudicado más a las minorías y a los grupos de bajos ingresos.

Pese al sorprendente rebote del empleo en mayo, la mayor economía del mundo perdió casi 20 millones de puestos de trabajo desde febrero y la contracción del PIB en el trimestre abril-junio "probablemente es el más severo que se ha registrado", dijo Powell por videoconferencia.

Recientes datos mostraron alentadores indicios de que la recuperación está en marcha. Eso animó al mercado y las acciones aumentaron en Wall Street.

Las ventas minoristas subieron 17,7% en mayo, informó el martes el Departamento de Comercio, el doble de lo que esperaban los economistas.

Y la propia Fed reportó que la producción industrial subió 1,4% tras dos meses de abrupta caída.

Esos indicadores se sumaron a los de comienzos de mes que mostraron que en mayo se crearon 2,5 millones de empleo y que la tasa de paro cedió a 13,3%, que aún así es alta. Asimismo, se reportaron mejoras en la confianza de consumidores y empresas.

El presidente Donald Trump, que llegó a restar importancia a la pandemia para centrarse en la economía con vista a ser reelecto en noviembre, se congratuló por los datos de este martes.

"¡Uau! las ventas minoristas de marzo fueron las mayores de todos los tiempos para un mes. Subieron 17,7%. Parece un gran día para el mercado de acciones y el empleo", tuiteó.

Sigue la incertidumbre

Powell no echó las campanas al vuelo. Incluso con algunos datos prometedores, "los niveles de producción y empleo permanecen muy por debajo de sus niveles previos a la pandemia, y persiste una gran incertidumbre sobre el momento y la fortaleza de la recuperación", advirtió en su informe a los senadores.

Powell dijo que el golpe económico de los cierres de los negocios para contener la propagación del virus "no ha recaído por igual en todos los estadounidenses".

"Los menos capaces de resistir la recesión han sido los más afectados", apuntó, señalando que la mayor pérdida de empleos se dio entre los hispanos, los afroestadounidenses y las mujeres.

Y dijo que "si no se contiene y revierte, la recesión podría ampliar aún más las brechas en el bienestar económico que la larga expansión había logrado empezar a cerrar".

La economía de Estados Unidos entró en recesión en febrero, terminando 128 meses de crecimiento en medio de la recesión brutal causada por la pandemia.

Incluso antes de que entraran en vigor las órdenes de detener la actividad en todo el país a partir de mediados de marzo, la Fed redujo las tasas de interés a cero e inundó el sistema financiero con efectivo, y luego apresuró una serie de programas de préstamos para apoyar a las empresas, así como a los gobiernos estatales y locales.

"Estamos comprometidos a utilizar nuestra gama completa de herramientas para apoyar la economía y ayudar a asegurar que la recuperación de este período difícil sea lo más sólida posible", dijo Powell.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error