Cambio de rumbo

Tras era K, se recuperan las exportaciones a Argentina

Para empresarios, el gobierno de Macri otorga “certezas y certidumbres”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Firman portuarias enfrentadas. Foto: Archivo El País

Un repunte de las ventas a Argentina verificado en febrero alienta a los exportadores a creer que ese mercado se pueda recuperar paulatinamente. Además, se cree que el gobierno de Mauricio Macri aplicará una política de comercio exterior más transparente y alejada de decisiones arbitrarias como en el pasado.

En febrero, las exportaciones a Argentina aumentaron 10,1% en comparación con el mismo mes de 2015 y revirtieron el saldo negativo de enero, cuando habían caída 17,6%. Si se observan datos anuales, las colocaciones en Argentina cayeron desde 2012. En ese año, la baja fue de 14,7%, al siguiente de 5,3%, en 2014 de 15,7% y en 2015 de 4,6%, según información de la Unión de Exportadores (UEU). En ese período se produjeron aumentos mensuales puntuales de las ventas dentro de un escenario de caída constante.

El gobierno de Cristina Fernández promovió una política restrictiva a las importaciones, con trabas burocráticas y cepo cambiario a los compradores de mercaderías en el exterior.

En febrero de 2012 la administración K resolvió que cada operación debería presentar obligatoriamente una Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) sustituyendo así al régimen de licencias no automáticas de importaciones, que no era exigido para todas las compras en el exterior. Igualmente, ese régimen siguió vigente hasta su derogación en enero de 2013.

Con las DJAI, los organismos oficiales argentinos trabaron a su antojo el ingreso de mercadería desde el exterior. El procedimiento era simple: las dependencias de contralor le realizaban observaciones a las DJAI (que incluían datos del vendedor y comprador de la mercadería, del producto a importar y valor del flete, entre otros), el documento se vencía y no se podía cumplir la transacción. Entonces, el importador debía ingresar nuevamente otra DJAI y esperar la resolución de autorización u observación.

El año pasado, la Organización Mundial de Comercio (OMC) resolvió luego de una denuncia contra Argentina promovida por Estados Unidos, Japón y todos los países de la Unión Europea (UE)-, que las DJAI podrían exigirse hasta el 31 de diciembre pasado y después ser derogadas.

Luego de asumir, el gobierno de Macri aceptó el fallo de la OMC, las DJAI caducaron y se creó el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), para volver a un régimen de licencias automáticas y no automáticas de importación.

Cambios.

La secretaria ejecutiva de la UEU, Teresa Aishemberg, dijo a El País que con la decisión de dejar de exigir las DJAI y agilizar el sistema de licencias de importación se consiguió que "compradores que tradicionalmente compraban en Uruguay y dejaron de hacerlo estén volviendo a hacer consultas".

Añadió que el cambio de rumbo, tomando en cuenta las exigencias de la OMC, generó un "marco de certidumbre, con reglas claras y certeza para los importadores".

Aishemberg señaló que igualmente hay que cumplir con un conjunto de exigencias, pero que van en consonancia con reglas que se aplican en el resto del mundo.

Por eso, los cambios y las reglas claras genera expectativas en el sector exportador.

"Esperamos que, lentamente, Argentina vuelva a ocupar la posición importante que tenía para las exportaciones uruguayas", dijo la empresaria.

Por su parte, el experto argentino en comercio exterior y responsable de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), Marcelo Elizondo, dijo a El País que el repunte de las exportaciones uruguayas hacia su país puede estar vinculado a una mejora de las expectativas de los importadores.

Para Elizondo, los compradores que hace un año podían estar temerosos por las políticas aplicadas "ahora, claramente, no tienen la presión de funcionarios llamándolos por teléfono, pidiéndoles que cambiaran decisiones o que evitaran importar".

Ahora, señaló, ese importador va al Banco Central (de Argentina) y se le entregan los dólares que precisa para pagar la operación.

Indicó que "la razón por la que el gobernó anterior limitó importaciones era más cambiaria que productiva. Los limites tenían que ver con cuidar dólares no por sustituir importaciones. El gobierno actual no tiene esa restricción, liberó el tipo de cambio".

Elizondo informó que el gobierno de Macri no liberó todas las importaciones. "Hay un conjunto de productos y de sectores que siguen protegidos; los textiles, el calzado, los juguetes, los neumáticos. Pero hay otros productos, que no son considerados sensibles, donde el comercio es más fluido y menos trabado que antes", afirmó.

Entonces, "aún en los (sectores) sensibles o no sensibles lo que hay es mucha más previsibilidad. Uno sabe cómo operar; antes estaba sometido al arbitrio de un funcionario que a su antojo decía cuando una mercadería entraba o cuando no. Ahora hay un sistema más institucionalizado", dijo Elizondo.

Añadió que el gobierno de Macri trabaja en un nuevo marco normativo para el comercio exterior. "Se piensa en nuevas regulaciones en materia de normas de calidad, estándares. Se trabaja con los sectores productivos en eso, pero no está terminado. Eso lleva tiempo: el gobierno cumplió recién tres meses", expresó.

Optimismo en argentinos.

La semana pasada se realizó un encuentro de empresarios del sector de la alimentación de Uruguay, Argentina y Paraguay. En ese evento, Daniel Funes de Rioja, titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal-Argentina), dijo haber llegado a Montevideo "con una sonrisa y con esperanza". Adjudicó su optimismo al cambio de políticas comerciales impulsadas por la nueva administración de su país. "Hoy el empresariado argentino ve con satisfacción que se haya instalado un gobierno con la clara intención de restaurar los principios de la economía de mercado", afirmó. El desafío para Argentina, dijo, es aprovechar la oportunidad de "reafirmar un proceso productivo que viene herido".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º