Es un punto de etapa de transición para llegar a acuerdo

Regasificadora: negocian pago de garantía de GNLS

Las firmas GNLS —consorcio conformado por GDF Suez y Marubeni para llevar a cabo la regasificadora— y Gas Sayago —empresa formada por UTE y Ancap que licitó la obra— están en una etapa de "transición" para llegar a "un acuerdo" de rescisión del contrato, dijeron a El País dos fuentes al tanto de las negociaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Regasificadora: las obras están paradas actualmente.

Hay algunos puntos que se siguen discutiendo, pero las partes tienen buena voluntad en llegar a una salida ordenada de GNLS, dijo una de las fuentes cercana a la negociación.

Otra fuente señaló que lo que "estaría en juego" es la garantía que GNLS extendió a favor de Gas Sayago por US$ 100 millones y que la empresa conformada por la belga GDF Suez y la japonesa Marubeni se mostró dispuesta a pagar.

Las fuentes negaron enfáticamente que el Estado corra riesgo por la garantía que extendieron UTE y Ancap en favor de Gas Sayago y la garantía soberana del Estado sobre estos. La garantía entraría en juego en caso de impago de Gas Sayago por la obra, la que está claro que no va a hacer GNLS, dijo un informante.

Otra fuente indicó que otro punto que se discute es cuáles son los activos transferibles de GNLS a Gas Sayago. En ese sentido, identificaron que el dragado que se hizo en Puntas de Sayago obviamente es uno de ellos y que el otro son los pilotes bajo el mar que construyó la brasileña OAS. El resto de activos que tiene GNLS es parte de lo que se discute.

Respecto a deudas de GNLS, una fuente vinculada a la negociación indicó que esa empresa ejecutó la garantía de OAS por incumplimiento de contrato. A su vez, GNLS pagó a los obreros contratados por OAS y puede haber algún caso aislado que no haya cobrado, pero se estima que podrá hacerlo.

La fuente incluso señaló que OAS sigue debiendo a GNLS. Además, OAS —que en Uruguay está en concurso de acreedores— también adeuda a algunos de sus contratados.

Salida.

El pasado 29 de julio, El País adelantó que GNLS dejaba la obra de la regasificadora, que en ese entonces llevaba 157 días parada.

"No dijeron formalmente nos vamos. Pero la cosa va en ese sentido: se van", dijo en aquel momento a El País una fuente al tanto de las negociaciones entre Gas Sayago y GNLS. Otro informante al tanto de las negociaciones confirmó que el consorcio se va.

GNLS presentó en aquel momento una nota a Gas Sayago donde señaló que en las condiciones actuales le era imposible continuar con la construcción de la regasificadora y desde ahí ambas partes empezaron a negociar la rescisión. La situación comenzó a complicarse en febrero pasado cuando se evidenciaron diferencias técnicas entre GNLS y OAS (ver aparte).

Los problemas de la obra.

OAS había contratado más personal del que figuraba en el acuerdo con GNLS para hacer frente a atrasos que tenía en las obras. Además, la constructora hizo mal una parte de un muelle y dos escolleras y eso generaba un sobrecosto de US$ 400 millones al proyecto. GNLS pidió ampliar el contrato, pero el presidente Tabaré Vázquez se negó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º