Opinión del FMI y del banco mundial

La región debe mejorar productividad y competitividad

Los principales jerarcas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) señalaron ayer en sendas conferencias de prensa en Washington que las economías de América Latina atraviesan por un período de "crecimiento mediocre" con situaciones particulares en cada país, pero algo en común: la necesidad de mejorar la productividad y la competitividad.

En la conferencia que dio la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, El País le preguntó si América Latina iba hacia un "estancamiento secular" y cómo podía enfrentar ese reto. Lagarde respondió que no usa ese término "a propósito", porque cree que "hay una connotación de estar atrapado" y no poder salir cuando se habla de ello.

Por eso utilizó el término de "nueva" era "mediocre", porque "implica un sentido de que si las decisiones políticas se tomaron con valentía y (fueron) discutidas colectivamente, hay una manera de salir de este nuevo crecimiento mediocre".

Lagarde señaló que en América Latina "cada país tiene una situación particular" que "depende de las especificidades de cada país, si es un exportador de materias primas, cuánto han bajado esos productos los precios del petróleo han disminuido significativamente más que otros precios de productos básicos-, si han construido los amortiguadores en los buenos tiempos y si han adquirido la capacidad de resistir a la situación actual, que está afectando claramente a muchos" países.

"También va a depender del volumen de deuda que tengan", agregó. Una vez más, se puso el ejemplo de Brasil cuya economía se estancó y se espera que caiga. Lagarde dijo que Brasil "es probablemente el que más ha sufrido en los últimos meses en términos de crecimiento, en términos de ingresos. Es evidente que la política que se aplica es una combinación de política fiscal seria con anclaje a medio plazo, con determinación aplicada a la forma en que se va a lidiar" con el estancamiento.

La recomendación del FMI es adoptar "un paquete de políticas de apoyo a la demanda que se adapten a situaciones específicas", junto con flexibilidad monetaria y fiscal.

También el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim se refirió a América Latina y dijo que la situación de Brasil, ha tenido "un gran impacto" en la región, además del efecto negativo de "la caída de los precios de las materias primas y de la desaceleración del crecimiento en China".

Para Kim, "el crecimiento de la clase media en América Latina ha sido un gran logro y la desigualdad ha disminuido" aunque aún "es muy alta". Añadió que el BM busca cooperar para "mejorar la productividad, la competitividad de las economías de América Latina" e "ir más allá de ser exportadores de materias primas para realmente estar involucrados en actividades tecnológicas"

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)