SISTEMA DE PATENTES URUGUAYO NO APOYA INNOVAR

La regulación de las nuevas tecnologías en debate

Presidente de ANII llamó a no caer en “tentaciones luditas”; Vázquez pide que Uber se adapte a normativa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Airbnb conecta anfitriones que tienen lugar para alquilar con clientes. Foto: Gerardo Pérez

El presidente de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), Fernando Brum, pidió evitar "las tentaciones luditas" —en referencia al movimiento de artesanos que rompía maquinas durante la revolución industrial— a la hora de legislar sobre las nuevas tecnologías y reclamó actualizar el sistema de patentes porque atenta contra la innovación.

Al exponer ayer sobre el rol de las políticas públicas en un evento de la Fundación Astur titulado "Apertura comercial e innovación", Brum señaló que el debate debe "bajarse a problemas concretos". Mencionó que Uruguay tiene "un problema profundo en su sistema de patentamiento que debemos actualizar", porque sostuvo que "hoy es una traba para el desarrollo de innovaciones", especialmente en el campo de la biotecnología.

También indicó que existen problemas con el visado a extranjeros "para venir a trabajar, estudiar o instalar una empresa". Esto complica la atracción de talentos hacia Uruguay, que aplica según manifestó un proceso "más difícil" de visado que Estados Unidos.

Respecto a la regulación de las nuevas tecnologías, Brum —primer jerarca del gobierno que admitió públicamente ser usuario de Uber— expresó: "Una de las tentaciones que tenemos que evitar es la visión ludita, decir no pasarán o no dejaremos entrar determinados modelos de negocios, porque ya sabemos que eso termina igual que como pasó en otras revoluciones tecnológicas",

Ayer en Fray Bentos el presidente Tabaré Vázquez dijo en referencia a la aplicación de servicio de transporte Uber, que se debe exigir "que quien llegue a trabajar al Uruguay cumpla con la normativa vigente y no querer imponer normativas que traspasan el marco de la legalidad". Aunque aclaró que no se pretende "restringir ninguna libertad o impedir el ingreso de estas aplicaciones".

Por su parte, la venezolana Carlota Pérez, especialista en tecnología y economista, habló por videoconferencia acerca de su teoría de oleadas de desarrollo, que analiza el carácter cíclico de las revoluciones tecnológicas a lo largo de la historia.

Según Pérez inicialmente hay un periodo de instalación, con la irrupción del nuevo sistema y una época de fuerte inversión (burbuja financiera) que culmina en una recesión. Posteriormente se atraviesa un "intervalo de reacomodo", donde el potencial ya instalado se somete a un proceso de transformación enfocado en el bienestar social, que provoca una bonanza generalizada hasta alcanzar la madurez del sistema.

La profesora de la Escuela de Economía de Londres pidió terminar "con la dicotomía entre Estado y mercado", para avanzar hacia una estrategia de innovación tecnológica "basada en los recursos naturales que abarque toda la red" productiva de cada país.

En esa línea, Brum manifestó que se deben definir políticas de innovación "en cooperación con el sector privado". Aunque señaló que los enfoques clásicos a nivel político "hablan de la triple hélice gobierno-academia-industria y se olvidan de otros actores" como los emprendedores y los inversores.

"Tenemos una larga lista de temas a resolver. Si entendemos que no podemos construir una jaula (contra los avances tecnológicos), identifiquemos qué aspectos de jaula tenemos porque en Uruguay hay muchos", sentenció Brum.

Por otra parte, el profesor de Historia Económica y Social, Luis Bértola, discrepó con la visión que la revolución tecnológica impone modelos de desarrollo "que se llevan todo por delante y debemos adaptarnos". Subrayó que la sociedad genera esos procesos "mediante sus políticas e incentivos".

Mientras que el economista Ignacio Munyo de la Escuela de Negocios IEEM analizó la relación entre la apertura comercial (medida por tarifas al comercio externo) y la innovación. Concluyó que "los países con más apertura son más innovadores" y reveló que el 80% de los países que avanzaron en índices de desarrollo humano aplicaron políticas comerciales aperturistas.

Jodal: "Yo no explico, hago que las cosas se den"

El ingeniero y creador de Genexus, Nicolás Jodal, se diferenció del panel: "Mi mundo no es el académico. No estoy en el negocio de explicar por qué se dieron las cosas, sino de hacer que las cosas se den".

A su vez, analizó que "el software está invadiendo al mundo, cambia la forma de trabajar y vivir". Destacó la conexión de la tecnología con la producción, como en la trazabilidad aplicada al ganado, una ley que cumplió 10 años. "Hubo consenso porque no sabían lo que era", bromeó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º