En Generación y Comercial; en PN aducen finalidad política

Remoción de gerentes en UTE genera controversia

Con mayoría de votos, el directorio de UTE quiere remover a parte de su cúpula gerencial. La decisión final será tomada el lunes, pero en la empresa pública señalan que esa es la intención del presidente Gonzalo Casaravilla y algunos aducen que tendría motivaciones políticas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
UTE será consultada por el órgano del MEF por la licitación. Foto: F.Flores.

Según supo El País, los dos gerentes a remover son Oscar Ferreño (de Generación) y Luis Margenat (de Área Comercial) e incluso ya se manejan los nombres de por lo menos un sustituto.

Para ocupar el cargo de gerente de Generación, el candidato es el asesor del directorio del ente Daniel Larrosa. Fuentes políticas consultadas señalaron que Larrosa es funcionario de UTE y economista de profesión. En las últimas elecciones nacionales, Larrosa integró la lista del Espacio 609 como suplente del diputado Daniel Battistoni.

Para el caso de Margenat, las fuentes informaron que el cargo le fue ofrecido a un subalterno suyo, pero el funcionario respondió negativamente.

Los cambios, impulsados por Casaravilla, en principio no cuentan con todos los votos del directorio de UTE, aunque sí con la mayoría. El lunes se realizará una reunión específica del órgano de conducción de la empresa sobre este tema para tomar la resolución final.

Las fuentes señalaron que hay malestar y preocupación en el Partido Nacional "ante cambios intempestivos que estarían ocurriendo en el cuerpo gerencial de UTE". En esas filas se advierte que los cambios previstos pudieran estar dándose con finalidades políticas.

Según dijeron a El País no ha existido en las gerencias cuestionadas por Casaravilla ningún lineamiento previo ni se conocen incumplimientos, tanto en el plano estratégico como en las líneas de acción dispuestas hasta el momento por la dirección de la empresa pública.

En el Partido Nacional se preguntan cuáles son los "motivos concretos para remover, de la noche a la mañana, a gerentes intachables y con varios años en funciones".

Además, señalan que seguirán con atención el desarrollo de los hechos dentro de UTE con el temor que "estas actitudes inconsultas pudieran trasladarse también a otras empresas públicas, con idénticas motivaciones y en función de un plan premeditado, pero carente de racionalidad".

El País intentó comunicarse con Margenat, Ferreño y Casaravilla, pero sin éxito.

Obras.

Los problemas internos en UTE llegan cuando dos de sus obras principales —la planta regasificadora en Puntas de Sayago y la central de ciclo combinado en Puntas del Tigre— enfrentan complicaciones. En el caso de la primera, lleva más de 70 días parada y aún no se sabe qué empresa continuará con la construcción del muelle y la escollera luego de la salida de la compañía brasileña OAS del proyecto de regasificación.

En la central de ciclo combinado UTE y Hyundai negocian un nuevo plazo para la entrega de las obras, ya que la compañía coreana manifestó que no las finalizará en el tiempo previamente establecido.

Por otra parte ayer, una asamblea del Sunca definió que realizará un paro en la obra de San José ante la falta de avance en las negociaciones entre las dos empresas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º