REGULACIÓN A CONSULTA DEL SISTEMA

Rentas vitalicias: criterios de cálculo pasan a ser variables

Aseguradoras ven menos riesgos; para trabajadores es más incertidumbre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desde 2018 regirán nuevos criterios para las rentas vitalicias. Foto: Archivo El País

El Banco Central (BCU) en su rol de regulador del mercado de seguros, puso hace unas semanas a consulta una serie de modificaciones en el mercado de las rentas vitalicias —pasividades que pagan las aseguradoras en base al dinero ahorrado en las AFAP— que hacen que varios criterios de cálculo de las futuras jubilaciones dejen de tener un valor fijo para pasar a ser variables en el tiempo y actualizarse en base a nuevas fórmulas.

La tasa de interés técnico que se suma al ahorro individual al momento del cálculo jubilatorio (que ahora está fija en 1,5%) pasará a determinarse por los rendimientos de los títulos de deuda indexados y se actualizará cada seis meses.

Además, la Renta Teórica Pura (RTP) que surge de una fórmula que determina el monto que recibirá el jubilado cada mes —que luego se actualizará anualmente por el Índice Medio de Salario Nominal (IMSN)— y hasta ahora funcionaba como el pago mínimo, pasará a ser un valor de referencia al que cada aseguradora podrá sumarle sus ganancias y los costos de administración.

También se actualizarán las tablas de mortalidad que pasarán a ser dinámica y se eliminará el recargo del 20% que se aplicaba a este criterio por el desfasaje estadístico en la esperanza de vida (se usaban datos de 1996).

Todos estos cambios en la normativa, que entrarán en vigencia en 2018, son "conceptualmente muy adecuados" para resolver los problemas del sistema que hacen que las compañías de seguros privadas no participen del mercado, manifestó el director ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Empresas Aseguradoras (Audea), Mauricio Castellanos.

Actualmente, es el Banco de Seguros del Estado (BSE) el único que paga las rentas vitalicias y sufre pérdidas en dicho negocio por el descalce de moneda, dado que paga jubilaciones que ajustan en línea con los salarios y no hay instrumentos financiero que aseguren ese rendimiento. Para solucionar esto, el Ministerio de Economía ya anunció que emitirá este año títulos públicos que evolucionen igual que las pasividades.

Una visión contraria a las modificaciones tiene el representante de los trabajadores en el Banco de Previsión Social (BPS), Ramón Ruíz, que entiende que "agregan más incertidumbre" al sistema. "Toda la parte del riesgo acerca de la suficiencia de las pasividades se corre a los trabajadores", indicó.

Tasa de interés.

"Hoy el 1,5% se usa para toda la vida del jubilado, es decir, se supone que el dinero que tiene la aseguradora rinde 1,5% a un plazo de 1 año, de 10 años y de 20 años. El cambio pasa por trabajar con una curva de tasas de interés que a corto plazo pueden diferir de las de largo plazo", explica un documento de la representación de los trabajadores en el BPS que analiza los cambios propuestos por el BCU.

Mientras se espera por la maduración de un mercado financiero en Unidades Reajustables (UR), la curva de rendimientos surgirá provisoriamente de las tasas en Unidades Indexadas (UI) —evoluciona en línea con la inflación— restándole un 2,4% que representa la estimación de crecimiento del salario real en promedio a largo plazo.

A modo de simulación, si los cambios hubieran entrado a operar en 2017 se aplicaría la curva de tasas promedio del año pasado, que varían entre 2,6% y 3% dependiendo del plazo, por lo que sería un mejor escenario para el jubilado que la tasa actual de 1,5%. Pero por ejemplo en 2014, dicha evolución varió entre 0,3% y 1,5% siendo inferior al criterio vigente. En esto se basa la incertidumbre que cuestiona Ruíz, quien marcó que incluso hubo años donde la curva de tasas promedio fue negativa.

Otro de los grandes cambios propuestos por el BCU incide sobre la fórmula de la RTP, que ya no fijará una tabla de mínimos para las prestaciones sino que será una referencia sobre la que cada aseguradora deberá cargar su ganancia y un porcentaje por gastos de administración. Con esto se busca fomentar la competencia en el mercado de las rentas vitalicias entre las empresas.

Para la representación sindical en el BPS esto cambia "las reglas de juego y asigna una discrecionalidad importante a las aseguradoras para fijar el valor de la renta vitalicia, algo que hoy no tienen ya que deben cumplir con los mínimos que establece el BCU". Ruíz añadió que esto es "un guiño" a las empresas privadas, que bajo el nuevo esquema se aseguran no perder dinero y "encima nos van a cobrar por pagar las jubilaciones".

Castellanos sostiene que la normativa vigente "más que establecer un mínimo (a pagar al jubilado) terminaba operando como la única prima" y esa inflexibilidad fue una de las razones por las que las aseguradoras privadas abandonaron el negocio. Consideró "razonable" que los criterios de cálculo "dejen de ser determinados por el regulador (el BCU) y pase a ser el mercado sujeto a ciertas condiciones técnicas quien los fije".

El período de consulta de la nueva normativa establecido por el BCU culmina el 24 de febrero. Ruíz adelantó que desde el ámbito sindical enviarán un informe "muy crítico" y señaló que el sistema mixto "no funciona" por lo que se debe encarar "una reforma integral de la seguridad social". Mientras que Audea realizará reuniones técnicas en las próximas semanas y si surge una visión común entre las aseguradoras privadas le harán llegar al regulador una respuesta de consenso.

¿Qué pasará con las jubilaciones?

Previo a poner en consulta los cambios normativos, el presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, aseguró que las futuras jubilaciones no sufrirán una reducción. Incluso cuando se comunicaron las normas bajo análisis, el BCU señaló que se cambiaba para evitar el riesgo de "políticas conservadoras" de las aseguradoras "que se traducirían eventualmente en menores prestaciones para los jubilados".

Un informe de la representación de los trabajadores en el BPS detalla que la nueva regulación reducirá 7% las jubilaciones de las mujeres y 2% la de los hombres (por tener tablas de mortalidad distintas). Aunque eso se vería compensado en 2017 con una mejor tasa de interés técnico, que no es seguro se mantenga en el futuro dado que dicho criterio será variable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)