GENERACIÓN

Reporte del MIEM destacó consolidación de las energías renovables en el país

El año pasado el 97% de la matriz de producción energética provino de fuentes renovables.

Matriz: en enero el 33% de la generación provino de la eólica. Foto: N. Pereyra
Energía renovable en Uruguay. Foto: Nicolás Pereyra

Las energías renovables en Uruguay continúan consolidándose, así lo reflejó el último Balance Energético Nacional (BEN) 2018, un estudio realizado por la Dirección Nacional de Energía del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) que publica los principales resultados en materia de generación.

Entre las principales conclusiones del reporte, se señaló que por tercer año consecutivo la biomasa ocupó el primer lugar en la matriz primaria, y por segunda vez consecutiva la generación eléctrica de origen solar fotovoltaico superó a la electricidad generada a partir de combustibles fósiles.

Con el BEN 2018 se completaron 54 años de serie histórica de forma ininterrumpida (1965-2018), siendo Uruguay “el único país de América Latina y el Caribe en contar con una serie tan extensa”, destacó el MIEM.

Entre los datos relevantes del documento, se desprende que el aumento de la participación de la biomasa en la matriz primaria (41%) superó nuevamente a la participación del petróleo y sus derivados (39%) que tradicionalmente constituía la principal fuente.

El estudio del MIEM indicó que si bien el nivel de participación de las renovables disminuyó de 62% a 60% entre 2017 y 2018, se registró un crecimiento neto en el abastecimiento de dichas fuentes.

“En particular, se destaca el gran desarrollo que han tenido en el último tiempo las fuentes de energía eólica y solar, lo que ha permitido compensar la disminución del abastecimiento de la hidroelectricidad”, explicó el reporte.

Dicho comportamiento se constató para los últimos cuatro años y está explicado por los cambios registrados en la generación de electricidad.

En ese sentido, la participación de las renovables en la matriz de generación eléctrica fue de 97% en 2018; mientras que la hidroelectricidad ha mantenido su tendencia decreciente desde 2014. Sin embargo, el aumento sostenido de la electricidad por fuentes renovables no tradicionales (eólica y solar) ha permitido contrarrestar esa situación.

Asimismo, en 2018 y por segundo año consecutivo, fue la generación eléctrica de origen solar fotovoltaico la que superó a la electricidad generada a partir de combustibles fósiles.

En lo que respecta a la infraestructura del sector energético, el informe destacó la “puesta en operación de 360 megavatios (MW) de generadores térmicos fósiles (ciclo combinado) en 2018, que culminaron en un aumento del 8% en la potencia total instalada para generación eléctrica”.

Otro aspecto resaltado del reporte es que el 47% de la electricidad consumida por el sector industrial fue generada a partir de autoproducción; es decir, los propios establecimientos industriales generaron prácticamente la mitad de la electricidad que consumieron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados