AHORRO DE EMPRESAS Y FAMILIAS

Repuntan depósitos de uruguayos afuera

A fin de 2016 llegaron a US$ 8.014 millones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dólares. Foto: Reuters

Al cierre de 2016, los uruguayos tenían depositados en bancos ubicados fuera de fronteras US$ 8.014 millones, según datos del Banco Internacional de Pagos (BIS por sus siglas en inglés). Ese monto de familias y empresas uruguayas fue 6,2% inferior (US$ 531 millones menos) que el que había depositado a fin de 2015.

Desde el récord histórico de US$ 9.210 millones que habían alcanzado los depósitos fuera del país a fin de junio de 2015, la cifra bajó en cada uno de los tres trimestres siguientes, recién repuntó en el segundo trimestre de 2016, volvió a caer en el tercero y subió en octubre-diciembre del año pasado. Al comparar el cierre de diciembre de 2016 con el de septiembre de igual año, se dio un aumento de 8% (US$ 593 millones más).

Al sumar a los depósitos en el exterior los que estaban en los bancos locales, las familias y empresas uruguayas tenían un monto de US$ 34.656 millones a fin de 2016. De eso se desprende que el 23,1% estaba fuera y el 76,9% en la plaza financiera uruguaya.

Los depósitos de empresas y familias uruguayas en bancos locales crecieron 5,6% al comparar el cierre de 2016 con el de 2015, con un total de US$ 26.642 millones.

Desde 1995 —fecha desde que existen datos para Uruguay en el BIS—, hasta fin de 2016, (con altibajos) los depósitos de uruguayos en bancos del ex- terior poco más que se duplicaron (crecieron 133%), esto es, aumentaron en US$ 4.579 mi-llones.

A partir del año próximo, el gobierno accederá a los datos de quienes tienen depósitos en el exterior. Es que Uruguay se comprometió a comenzar el intercambio automático de información tributaria con otros fiscos en 2018. Eso supone que enviará información a fiscos extranjeros sobre depósitos de no residentes en Uruguay y recibirá los datos de uruguayos que tienen depósitos en el exterior. De esa manera, podrá controlar mejor el pago del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por el rendimiento de activos mobiliarios en el exterior.

En 2010 el gobierno anunció que pasaría a gravar con el IRPF (a una tasa del 12%) los intereses que generan los depósitos en el exterior. Con la reforma tributaria de 2007, el gobierno siguió un criterio de renta de fuente uruguaya (es decir que se genera en el país) y a partir de 2010 lo cambió parcialmente (solo para renta de capital mobiliario y de personas físicas) a renta de fuente mundial. Esa imposición a la renta de los activos en el exterior (que se aplica desde 2011), hizo caer el dinero de los uruguayos depositados en bancos del exterior en 2010, pero luego empezaron a recuperarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)