EFECTOS DEL CORONAVIRUS

La Reserva Federal de Estados Unidos toma una medida inédita que no calma

Mientras tanto, las bolsas volvieron a caer ayer pese al anuncio de mayores créditos por parte de la FED.

Foto: AFP
Reserva Federal. Foto: AFP

La nuevas medidas de apoyo de la Reserva Federal (Fed) no detuvieron la caída de Wall Street ayer, después de que Europa y Asia se vieron golpeados por la pandemia del coronavirus y el aumento de cierres nacionales, que podrían llevar a la economía a una profunda recesión mundial según diversos bancos.

Las acciones europeas se desplomaron ayer - el índice de referencia STOXX 600 cerró con un descenso de un 4,3%- mientras que los índices de Wall Street profundizaron sus caídas y los mercados de materias primas sufrían una fuerte liquidación tras el anuncio de la Fed.

El banco central estadounidense dijo que respaldará un rango sin precedentes de medidas de crédito para los hogares, pequeñas empresas y grandes empleadores para contrarrestar las “tremendas adversidades” causadas por el virus. Las compras de bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas también se expandirán todo lo que sea necesario.

Tras reducir las tasas de interés a casi 0%, la Fed en una decisión histórica, acordó por primera vez la compra de bonos corporativos y prestar directamente a las empresas, además de expandir su cartera de activos tanto como sea necesario para estabilizar los mercados y desplegar pronto un programa que permita a las pequeñas y medianas empresas obtener crédito.

Según los nuevos programas, la Reserva Federal prestará dinero con respaldo de deuda estudiantil, de tarjetas de crédito y créditos del gobierno a pequeñas empresas, además de comprar bonos de compañías más grandes y otorgarles préstamos, en lo que equivale a un financiamiento puente de cuatro años.

“Es su ‘momento bazuca’, su momento de ‘haré lo que haga falta’”, dijo Russell Price, de Ameriprise Financial Services. “Pero lo cierto es que el mercado está en un periodo de espera ahora mismo, hasta que el virus cambie de rumbo y alguna terapia o tratamiento pueda mejorar los resultados”, agregó.

La extraordinaria decisión hizo subir brevemente los futuros de Wall Street, pero el creciente número de muertes por el Covid-19 y la mayor evidencia sobre el daño económico a las empresas estadounidenses rápidamente provocó que los índices principales cayeran al inicio de la sesión.

El S&P 500 se encamina a su peor mes desde la Segunda Guerra Mundial. Desde el máximo de febrero ha caído un 34%, una pérdida de valor de mercado de US$ 9 billones.

Ayer, el Promedio Industrial Dow Jones bajó un 3,12% a 18.576,04 puntos, mientras que el S&P 500 cayó un 2,96% a 2.236,7 unidades. El Nasdaq, en tanto, perdió un 0,27% a 6.860,67 unidades. (En base a Reuters).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados