ENERGÍA HIDROELÉCTRICA

Usan reservas en Salto Grande para abastecer demanda

Pese a la poca lluvia, los técnicos prevén que el caudal mejore.

Embalse: el nivel descendió hasta 32 metros por la poca lluvia. Foto: Luis Pérez
Embalse: el nivel descendió hasta 32 metros por la pocad lluvia. Foto: Luis Pérez

El complejo hidroeléctrico de Salto Grande ya consumió tres metros y medio de las reservas del embalse para cumplir con los despachos de cargas de Uruguay y Argentina en medio de una intensa ola de calor y la falta de lluvias que afecta también a los productores locales.

En las últimas horas el nivel del embalse descendió a 32 metros —cuando su marca normal es 35,5 metros— luego de que se utilizaran sus reservas por varios días para alimentar el funcionamiento de las turbinas en las horas de mayor consumo energético.

A esto, se sumó que también disminuyó el caudal hídrico del Río Uruguay a unos 2.000 metros cúbicos por segundo, cuando ha llegado a evacuar por máquinas hasta 7.000 metros cúbicos.

Si bien los técnicos de Salto Grande consideran que el verano es la época de estiaje (caudal mínimo) en la cual puede llegar a contarse con 700 metros cúbicos por segundo de aportes de agua, en este 2018 el comportamiento ha sido superior que en años anteriores y prevén que la situación mejorará en los próximos días al incrementarse los volúmenes por encima de los 4.000 metros. Esto permitirá que la semana próxima el embalse pueda elevar en un metro más su nivel para alcanzar los 33 metros y así recuperar parte de su reserva.

Fuentes de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande dijeron a El País que independientemente de la demanda que registra el mercado de energía eléctrica por el masivo movimiento turístico que registra Uruguay, el tener que recurrir a las reservas de aguas para atender esa demanda se debe en parte a la falta de vientos para hacer funcionar los parques eólicos (otra de las fuentes renovables que abastece a UTE).

En lo que refiere al campo, hay localidades de Salto donde pequeños y medianos productores ya están siendo afectados por la sequía y reclaman apoyo de la Intendencia para limpiar tajamares. Algunos han sacado animales a la calle en busca de aguadas y pasto.

La alcaldesa del Municipio de Mataojo —el más alejado de la capital departamental—, María Fagúndez, dijo a El País que la situación en gran parte de su jurisdicción es "preocupante" por la falta de lluvia. Agregó que la Intendencia respondió que existen otras prioridades ante el pedido de una retroexcavadora para limpiar los tajamares de la zona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º