EL DÍA DESPUÉS

El resultado final de la operación de deuda y el debate por la herencia fiscal

La operación de deuda del gobierno provocó un cruce con la oposición y reabrió el debate sobre la herencia fiscal que dejó el gobierno del Frente Amplio

El MEF tiene como objetivo llevar el déficit a 2,5% del PIB. Foto: G. Pérez
Ministerio de Economía y Finanzas. Foto: Gerardo Pérez.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) comunicó ayer los resultados finales de la operación de deuda por la que emitió un bono en Unidades Indexadas a la inflación por el equivalente a US$ 1.600 millones con vencimiento en el año 2040 y reabrió un bono en dólares por US$ 400 millones y que vence en el año 2031.

De los US$ 1.600 millones que tiene el nuevo bono, el gobierno recibe US$ 1.100 millones en efectivo y por los otros US$ 500 millones recibe bonos en Unidades Indexadas (UI) en manos de los inversores.

El MEF ofreció a los inversores que tuvieran los bonos en UI con vencimiento en los años 2027, 2028 y 2030 canjeárselos por el nuevo bono en UI con vencimiento al 2040. De esa forma, estira plazos de pago.

Ayer el MEF informó que de los US$ 500 millones canjeados, el 75,86% correspondió al bono en UI con vencimiento en 2028 y el 24,14% al bono en UI con vencimiento en 2027. Las ofertas de los inversores para canjear el título en UI con vencimiento en 2030 no fueron aceptadas.

La operación de deuda reabrió el debate sobre la herencia fiscal que dejó el gobierno del Frente Amplio (FA).

Cuando presentó en el Parlamento el capítulo del proyecto de ley de urgente consideración correspondiente a la regla fiscal, la ministra de Economía, Azucena Arbeleche dijo que hay “falta de credibilidad fiscal” ante el aumento sostenido del déficit.

“El relato” del gobierno sobre la situación fiscal era “muy tremendista”, dijo a El País Jorge Polgar exsubsecretario de Economía y actual asesor del senador del FA Mario Bergara. “No deja de ser un tema debatible, pero” la operación de deuda demuestra que “Uruguay goza de buena salud”, agregó, más allá que tras la pandemia haya que corregir el déficit.

Según Polgar, hay “activos” que todos los partidos deberían cuidar e “instalar desde la política un debate sobre la situación fiscal al extremo de plantear que es catastrófica podría haber impactado en la reputación de Uruguay en los mercados”. El asesor señaló que el gobierno “corrigió su discurso” en la presentación que realizó a inversores, donde mostró las fortalezas que tiene Uruguay. El aspecto fiscal se seguirá debatiendo “desde lo técnico e ideológico”, pero para Polgar el resultado de la operación de deuda (el bono en dólares se colocó a la tasa más baja de la historia), pone fin a la afirmación de que “el gobierno del FA dejó una situación insostenible”.

Crédito.

El Banco Mundial aprobó ayer un préstamo para Uruguay por US$ 400 millones a 12 años de plazo, que se suma a los US$ 400 millones que prestó CAF y a US$ 1.480 millones del Banco Interamericano de Desarrollo en varios créditos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados