Transparencia fiscal

¿Qué resultados tuvo el “Gran Hermano” tributario mundial?

La OCDE envió a los líderes del G20 un informe sobre el avance y los resultados que ha tenido hasta ahora la estrategia global (de la que Uruguay es parte) para evitar el ocultamiento de dinero y otros activos.

Principales líderes mundiales recibieron el reporte de avance de la transparencia fiscal a nivel global por parte de la OCDE. Foto. AFP
G20: los principales líderes mundiales recibieron el reporte de avance de la transparencia fiscal a nivel global por parte de la OCDE. Foto. AFP

La Secretaría General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) le presentó un informe a los líderes del G20 (que estuvieron reunidos hasta el fin de semana en Buenos Aires) sobre el avance en materia de transparencia fiscal o el "Gran Hermano" tributario mundial. Un aspecto, que Uruguay ha acogido y que le permitió ser catalogado como "uno de los mejores" de la clase en palabras de la directora adjunta del Centro de Política y Administración Tributaria de la OCDE, Grace Pérez-Navarro.

Desde la crisis financiera de 2008, el G20 "ha hecho de la lucha contra el fraude fiscal internacional una prioridad", indicó el reporte.

Los cambios han sido varios para Uruguay, pero entre otros se destacaron: la adopción del intercambio automático de información tributaria (datos de cuentas bancarias principalmente) y del proyecto BEPS (Base Erosion and Profit Shifting Project en inglés, término utilizado para definir las prácticas de evasión fiscal empresarial).

Avance.

Pero, ¿qué tanto evaden las multinacionales? y ¿cuánto se ha podido recaudar por estas iniciativas? El informe de la Secretaría General de la OCDE a los líderes de los principales países del mundo, ofrece una respuesta.

"Cuando se inició el Proyecto BEPS de la OCDE/G20, estimamos que el costo de la evasión fiscal para los gobiernos oscilaba entre los US$ 100.000 millones y los US$ 240.000 millones por año", indicó.

Según el organismo "se han desarrollado una serie de nuevos procesos de recopilación de datos y herramientas analíticas que ahora se están implementando, y gran parte de este análisis se incluirá en la nueva base de datos de estadísticas fiscales de la OCDE. El análisis y la evaluación de estos datos serán de particular importancia en las discusiones sobre el futuro mandato del Marco Inclusivo OCDE/G20 sobre BEPS para el período posterior a 2020".

De hecho, "ahora, las empresas multinacionales deben proporcionar información sobre sus activos, empleados e impuestos acumulados y pagados en (todas) las jurisdicciones donde operan", aseguró el informe.

Los reportes "País por País" cubren "a los grupos de empresas multinacionales que controlan aproximadamente el 90% de los ingresos corporativos, y en junio de este año por primera vez se realizaron intercambios de informes" de este tipo, puntualizó el documento de la OCDE.

En el caso de Uruguay, el Poder Ejecutivo emitió recientemente un decreto que establece que este mes, las empresas que operan en el país y cuyos ingresos totales a nivel global hayan superado en 2016 los 750 millones de euros (unos US$ 830,4 millones al precio promedio de la divisa aquel año) deberán dar la información mencionada a la Dirección General Impositiva (DGI). Según el profesor de Fiscalidad Internacional y Derecho Financiero de la Universidad Católica, Leonardo Costa, serían no más de 50 las firmas obligadas a hacerlo en Uruguay.

Dinero oculto.

Según el informe de la OCDE "se ha logrado un gran progreso en la implementación de los estándares de transparencia fiscal debido al fuerte apoyo del G20".

Agregó que "como resultado de los mecanismos de cumplimiento voluntario y otras investigaciones extraterritoriales y gracias a las mejoras en la cooperación fiscal internacional, los contribuyentes se han presentado y revelado activos e ingresos anteriormente ocultos".

La OCDE puntualizó que "para junio de 2018, las jurisdicciones de todo el mundo habían identificado 93.000 millones de euros (US$ 112.562 millones) en ingresos adicionales (por impuestos, intereses, multas) debido a esas iniciativas". Es decir, eso se sumó a la recaudación habitual a nivel mundial.

Para tener una idea, la DGI recaudó neto en 2017 (una vez descontada la devolución de impuestos) unos US$ 10.025 millones.

Intercambio de información.

En 2017 se inició el intercambio de información automática (antes era a requerimiento) de cuentas bancarias. Esto alcanzó a "casi 50 jurisdicciones" mientras que "este año, 85 jurisdicciones han completado alrededor de 4.500 intercambios bilaterales, que es el evento de intercambio de información fiscal más grande de la historia", resaltó el informe del organismo.

En el caso de Uruguay, la DGI envió información de unas 25.000 cuentas a 57 países y jurisdicciones con los que tiene acuerdos de intercambio de información tributaria. A su vez, recibirá información de 72 jurisdicciones (hay 15 que envían datos a Uruguay pero no reciben).

La DGI estima que para 2019 recibirá información de unas 150.000 cuentas bancarias en Uruguay. De ese número, el organismo envía a los fiscos extranjeros —con los que el país tiene acuerdos de intercambio de información— los datos de las cuentas de no residentes. Pero, además, utilizará los datos de las cuentas de residentes que recibe —que son la gran mayoría— para la gestión diaria de los impuestos que realiza y para la definición de fiscalizaciones concretas.

No todas las cuentas son informadas a DGI. Para quedar exonerado, el saldo o valor al 31 de diciembre de cada año y el valor promedio anual (conjuntamente) no debe superar las 400.000 Unidades Indexadas (unos US$ 50.000).

"Inspectores sin fronteras"

El informe remarcó "la iniciativa Inspectores de Impuestos sin Fronteras de la OCDE y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) continúa brindando apoyo de auditoría práctica a las administraciones tributarias de los países en desarrollo" para "fortalecer la capacidad de auditoría de las empresas multinacionales". Desde 2012 esta iniciativa completó 10 proyectos, hay 34 actualmente operativos y hay 22 en trámite. "Hasta la fecha, se han recaudado US$ 414 millones adicionales con costos de menos de US$ 4 millones", mediante este plan, agregó el informe. Esto es "una buena relación calidad-precio con más de US$ 100 en ingresos adicionales recuperados por cada US$ 1 gastado en costos operativos", afirmó la OCDE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)