LOS RETOS

La “revolución” tecnológica que busca alcanzar Ancap

El ente impulsa cinco proyectos con el fin de “hacer más con menos”

Marta Jara. Foto: Leonardo Mainé
Marta Jara. Foto: Leonardo Mainé

"Estamos todos a favor de la revolución 4.0” dijo la presidenta de Ancap, Marta Jara, en el marco de una conferencia en la que informó sobre los cinco proyectos de incorporación tecnológica en los que el ente estatal trabaja para mejorar la eficiencia.

Bajo el nombre “La industria 4.0. El valor de estar en la vanguardia”, Jara dijo que la cuarta revolución industrial -la nueva manera de organizar los medios de producción y que tiene a la inteligencia artificial y al big data como ejes centrales- “está permeando nuestras vidas en el trabajo” y que “como todas las revoluciones, el resultado es un enorme progreso en el bienestar de las personas”.

Si bien admitió que la revolución tecnológica provoca un “desajuste del statu quo”, un cambio en las dinámicas y una pérdida de ganancias por parte de algunos sectores, señaló que la industria 4.0 “es la llave para poder afrontar el gran desafío de nuestra era que es la saturación de los ecosistemas que se ven en su forma más clara con el cambio climático”.

Los “nuevos paradigmas” según Jara están siendo llevados adelante por Ancap mediante el impulso de cinco nuevos proyectos que incluyen el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), economía circular, economía colaborativa, energías renovables y digitalización.

“No se trata de que consumamos menos o que se detenga el acceso que pretendemos todos los seres humanos de tener mejor calidad de vida, se trata de hacer más con menos y para eso esta industria nos va a dar muchas respuestas”, declaró la jerarca.

El futuro de la política industrial en Uruguay

 El ministro de Industria, Energía y Minería, Guillermo Moncecchi, también participó de la conferencia en la que expuso la jerarca de Ancap. La disertación del minsitro se centró en el futuro de la política industrial uruguaya y dijo que “la clave” es la inversión en innovación, investigación y desarrollo (I+D). Según Moncecchi, una empresa exitosa en el futuro será la que logre aplicar las nuevas herramientas tecnológicas a la solución de problemas y que “hablar de industria sin hablar de futuro es suicida”.

Proyectos.

Una de las iniciativas que el ente estatal impulsa es la transición energética, sobre esto destacó la implementación “estratégica” que el país ha ejecutado en materia de generación de energía eléctrica renovable.

Asimismo, dijo que junto a UTE y el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), Ancap trabaja en el desarrollo de producción de hidrógeno, una oportunidad que calificó como “muy interesante” para aplicar sobre todo en las baterías del sector del transporte de carga y larga distancia. “Esperamos poder lanzar un pliego para el (plan) piloto este año”, informó Jara.

El segundo proyecto que instrumenta Ancap está relacionado con el IoT y según manifestó la jerarca, ya se comenzó a implementar la tecnología en la planta de Alcoholes del Uruguay (ALUR).

La iniciativa tiene dos aristas, por un lado se utiliza para el monitoreo de equipos lo que -conforme a Jara- permite mejorar la eficiencia y podría llegar a ahorrar hasta 15% de energía, así como mejorar el tiempo entre fallas.

Por otro lado, se aplica para mejorar la gestión de las personas, “estamos hablando de apoyar a los humanos en actividades más sofisticadas como es la supervisión de otros humanos” dijo la presidenta y añadió que ese aspecto será “un gran avance” en lo que respecta a la seguridad del trabajo.

La tercera iniciativa que impulsa Ancap refiere a la economía colaborativa y tendrá a la Distribuidora Uruguaya de Combustibles (Ducsa, a través de la red de estaciones de servicios) como principal protagonista.

Conforme explicó Jara, este proyecto implica “hacer más con menos” y utilizar la infraestructura que tiene la empresa “al máximo” para mejorar la interacción con los usuarios.

“Estamos integrando servicios que nos permiten darle más vida a esos activos y dando respuesta a una demanda de movilidad que es diferente dado que las nuevas generaciones nos piden otras soluciones”, explicó.

Sobre este punto, la presidenta del ente dijo que Ducsa (propiedad de Ancap) lanzará en las próximas semanas una aplicación para “mejorar la experiencia del usuario” a través de la interacción que brindará la plataforma en la que, entre otros servicios, el cliente podrá calificar la atención.

El cuarto proyecto está vinculado a la economía circular. Dentro de esta área Jara explicó que refiere a la generación de mayor valor a partir de la reutilización de materiales, subproductos y desechos. “Decimos que la refinería del futuro es una biorefinería, para un país agroindustrial como Uruguay ese es un futuro interesante”, declaró Jara.

No obstante, según indicó la presidenta, hay otra forma de entender la economía circular que es la reutilización de los activos, es decir, entender la gestión de los activos desde el punto de vista de su ciclo de vida.

“Tenemos una obligación de dejar un legado para las próximas generaciones sin pasivos ambientales” dijo Jara y añadió que se debe extender la vida de esos activos.

Por último, el quinto proyecto impulsado por Ancap es la digitalización. Sobre este punto Jara dijo que si bien la digitalización está presente en “absolutamente todo lo que hacemos” y “nadie se puede imaginar volver a un mundo analógico”, señaló que hay dos conceptos que no son tan familiares para todos y que el ente trabaja en su desarrollo.

Por un lado, el llamado “mellizo digital”, un modelo virtual de todos los equipos y procesos de la empresa que permite ensayar mediante realidad virtual, modificaciones y pruebas que luego serán ejecutadas en la realidad. “Es fácil imaginarse errores y la cantidad de situaciones en la planificación que se pueden prever” al utilizar esto, dijo Jara.

Y por el otro lado, la presidenta habló sobre un proyecto que aún está en fase temprana que es la impresión 3D. Según Jara, Ancap trabaja en el desarrollo de esta herramienta junto a Alemania y espera que pueda ser aprovechada por otras industrias en Uruguay para que tenga “la escala necesaria”.

Finalmente, la jerarca dijo que algunas de estas iniciativas ya se están ejecutando mientras que otras quedarán listas este año. Respecto de los próximos desafíos Jara dijo que “entendemos el futuro como una smart factory donde la industria 4.0 es un todo” y afirmó que “el futuro es hoy”.

“El mayor desafío es sentir que se nos mueve el piso”

Para la presidenta de Ancap, Marta Jara, uno de los mayores retos que vienen de la mano de la industria 4.0 no tienen que ver con los robots sino con las personas.

Sobre esto dijo que ante los cambios que trae consigo cualquier revolución tecnológica, “el mayor desafío es sentir que se nos mueve el piso, la vulnerabilidad de salir de nuestra zona de confort”.

Asimismo, la jerarca dijo que “a veces pensamos” que los trabajos más amenazados por la irrupción tecnológica y la automatización son los trabajos manuales, de operarios. Sin embargo, respecto a esto, dijo que muchas de las disciplinas estudiadas por los expertos también “están siendo redefinidas”.

Para sostener esa afirmación, Jara citó un informe del Foro Económico Mundial en el que se estima que para llegar actualizados al 2022, todas las personas de todas las empresas del mundo deben dedicar alrededor de un mes por año en capacitación para aumentar las capacidades acordes a los tiempos actuales.

“Personalmente, no conozco ninguna empresa que tenga esto en sus planes”, indicó Jara y dijo que al ver esas cifras piensa “qué suerte que de algunas de las actividades más rutinarias se están haciendo cargo los robots porque eso nos permite dedicarnos a mejorar nuestro propio futuro”.

En referencia al rol del empresario, Jara dijo que actualmente hay que “asumir de forma mucho más asertiva la responsabilidad” que tienen los corporativos, no solo en cuanto a su accionar respecto del cambio climático sino en la transmisión de información.

“Es natural que el cambio, que la necesidad de reinventarse, genere ansiedad, el tema de la tecnología tiene que ver con la gran transparencia”, dijo Jara y explicó que si bien aumentó la demanda de la ciudadanía de mayor transparencia, también aumentaron las herramientas para poder “cumplir con esa expectativa”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)