PANDEMIA

Ante el “riesgo” de que crezcan los despidos, ¿qué medidas puede implementar el gobierno?

El ministro de Trabajo, Pablo Mieres, dijo que el gobierno estudia la situación y los analistas ven dos posibles caminos para actuar.

Paseo de compras a cielo abierto durante la pandemia de coronavirus. Foto: Leonardo Mainé
El comercio fue uno de los sectores más golpeados y ya comenzó a volver a trabajar, aunque con menos empleados. Foto: Leonardo Mainé

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Al Banco de Previsión Social (BPS) llegaron 6.689 notificaciones de despido en marzo (7,77% del total de los pedidos de ingreso al seguro de paro), 4.938 presentaciones en abril (7,33%) y 3.885 solicitudes el mes pasado (13,75%). Es decir, que entre marzo y mayo hubo 15.500 despidos de trabajadores, según los registros del organismo.

Ayer el ministro de Trabajo, Pablo Mieres, dijo que hay “un riesgo” que del universo de 200.000 trabajadores aproximadamente que hay cubiertos por el subsidio por desempleo, una parte “se conviertan en despidos”. Esto porque “la situación económica ha sufrido un golpe muy grande y las empresas han vivido circunstancias difíciles”, añadió. Señaló que “debe trabajarse” para que esto no ocurra y que el gobierno monitorea la situación, ya que por ejemplo quienes ingresaron al seguro de paro en la segunda mitad de marzo y en abril se les vencerá el beneficio en los dos próximos meses. “Queremos monitorear qué prorrogas se dan, en qué condiciones, cómo ayudamos y cómo generamos criterios para un horizonte de reincorporación de sectores”, dijo Mieres a Informativo Sarandí.

Esto último porque vencido el plazo inicial del subsidio, es el Poder Ejecutivo quien decide las prórrogas. Consultados los analistas sobre qué medidas podría tomar el gobierno, apuntaron básicamente a dos: una extensión de los seguros de paro o una política de incentivos a las empresas que retomen a los trabajadores que cortaron de forma parcial.

“La extensión del subsidio por desempleo se ha usado (anteriormente) para situaciones puntuales de empresas o sectores con problemas. Esto tiene un costo que el gobierno deberá analizar si lo asume o no, pero esa es la solución porque toda esa gente mantiene la formalidad, el ingreso aunque sea por la mitad (del sueldo) y se resuelve la cobertura de salud”, explicó Gabriela Mordecki.

Sobre el aspecto económico, Mieres informó que el gobierno lleva desembolsados US$ 80 millones en dos meses por seguros de paro, a lo que se suman US$ 18 millones por seguros de enfermedad.

Para Florencia Carriquiry de la consultora Exante, lo primero desde la óptica del gobierno es “procurar evitar una negociación que promueva aumentos de salarios inconsistentes con la situación del empleo”. Lo otro es “pensar en medidas como exoneraciones transitorias del aporte patronal, quizás para algunos sectores, si se recontrata al personal enviado al seguro de paro”. Subrayó que esto no significaría un gran esfuerzo económico porque “se ahorraría el pago del subsidio por desempleo” y a cambio “no recibiría el aporte patronal”.

En línea con esta propuesta, los directores del BPS, Ramón Ruíz y Sixto Amaro -representantes de los trabajadores y jubilados-, divulgaron esta semana un paquete de medidas para atender los efectos de la pandemia del coronavirus, que incluye crear un mecanismo para dar “estímulos” a las empresas en problemas con la condición de que “mantengan los puestos de trabajo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados