SERVICIO COSTOSO PARA LOS VIAJEROS

Roaming: hay "intención" de quitarlo pero sin fijar plazos

Solo Claro no cobra por el servicio; es un negocio “relevante” para telefónicas

Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

Los call center de las compañías telefónicas reciben cientos de consultas y reclamos al día, y no son comunes las llamadas para agradecer un servicio. Por eso llamó la atención de los ejecutivos de Claro lo que ocurrió cuando hace un año eliminaron los cargos por roaming en toda Latinoamérica para sus clientes.

"No pasa muy seguido en Uruguay que te llamen para felicitarte por un servicio al call center o por redes sociales. Eso nos dio la pauta que se trata de un beneficio muy valorado", dijo a El País su gerente de Marketing, Sebastián Aguiar.

Esa palabra en inglés por todos escuchada (roaming) que se traduce como "itinerancia", refiere a cuando se lleva una línea de teléfono celular a otro país y el cliente pretende seguir usándola como en su lugar de residencia. En esos casos, depende de la compañía telefónica y del tipo de servicio contratado (contrato o prepago) el costo a pagar por las llamadas o la conexión a Internet.

La semana pasada en la VII Asamblea de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (Citel) —que funciona dentro de la Organización de Estados Americanos (OEA)— Uruguay y otros 18 países firmaron una declaración conjunta donde se comprometen a eliminar los cargos adicionales por el servicio de roaming dentro de la región.

"Como Estados tenemos el deber de generar las condiciones para que los ciudadanos se comuniquen sin barreras", dijo Andrés Ibarra, ministro de Modernización de Argentina.

En Uruguay, Claro es la única compañía que ya eliminó los costos extras por el roaming, mientras que Movistar y Antel lo mantienen. El director de Telecomunicaciones, Rodrigo Díaz, explicó a El País que la declaración de la Citel "es una recomendación o compromiso (de los países firmantes) pero no tiene carácter vinculante", por lo que no habrá ninguna ley o plazo fijado para la efectivización de la medida.

Sin embargo, el funcionario de gobierno subrayó que existe "una posición país de ir bajando el roaming paulatinamente en la medida que se pueda", porque "el que pierde es el usuario" por esos cargos que cobran las telefónicas.

Movistar ofrece a sus clientes un plan para viajeros denominado "Pasaporte Movistar", que permite la conexión de datos móviles en el exterior pagando una tarifa diaria de uso de US$ 9,90 (IVA incluido), disponible en 50 destinos tanto para usuarios con contrato o líneas prepagas. Su gerente de Marketing, Fernando Leis, dijo que los cargos por roaming son "un servicio de valor agregado relevante" para la telefónica.

Por su parte, Antel ofrece un servicio de roaming para tener datos y enviar mensajes desde el exterior para los clientes con "un plan sin límite de crédito" cuya disponibilidad "depende de las operadoras de los países visitados". Para el resto de los usuarios tiene planes con precios que varían según el destino, pero con costos similares a los de Movistar.

En Claro tras la eliminación de los cargos por roaming constataron una suba del 200% en el uso de datos de Internet en el extranjero. "Antes la gente salía de Uruguay y apagaba los datos, o no hacía llamadas solo recibía. Pero ahora dejó de reprimir el consumo", señaló Aguiar.

El gerente de Marketing de la telefónica agregó que la decisión se tomó porque "el roaming era un servicio que estaba mal atendido desde la oferta comercial, entonces decidimos ser más agresivos y dar un beneficio a los clientes" para lograr un diferencial frente a las compañías competidoras.

Negociación.

Al viajar con un teléfono de Uruguay y querer conectarte en otro país, la operadora de ese destino asumirá el costo por la conexión y se lo cobrará a la empresa telefónica dueña de la línea, que a su vez trasladará ese costo (por el uso de datos, y por la generación o recepción de llamadas y mensajes) a su abonado.

Por esto mismo, Díaz detalló que para quitar el cargo extra por el servicio "se tiene que dar que las compañías lleguen a acuerdos para el cobro de roaming más baratos". En esa negociación hay telefónicas que tienen "una posición privilegiada" por tener presencia en varios países, como Claro y Movistar que son firmas internacionales, analizó.

Como ejemplo, Aguiar contó que cuando Claro Uruguay decidió quitar los cargos por roaming hubo una negociación "compleja con cada operador en cada país" para "rever los contratos de intercambio de tarifas". Esa parte "burocrática" fue la que llevó más tiempo, porque la "configuración de los sistemas tecnológicos se hace en unos días", sentenció.

¿Cómo bajar el costo de conexión al viajar?

nLas alternativas para mantener el servicio de telefonía celular cuando se viaja al exterior son varias: la primera, poner el teléfono en modo avión y usar sólo el Wi-Fi al que se acceda de forma gratuita. Así se pierde la conexión permanente, pero para seguir conectados en las vacaciones será suficiente para la mayoría de las personas.

La segunda es buscar un chip local (del país al que se viaja) y contratar un servicio prepago allí. En este caso habrá que verificar antes que el teléfono esté desbloqueado y admita chips de diferentes compañías.

Una tercera opción es comprar una tarjeta SIM "universal", que funciona en múltiples países con una sola carga. Esto es lo ideal para quienes harán un viaje que tendrá varios destinos. Una de las opciones más populares es HolaSIM, pero hay muchas otras como WorldSIM, GoSIM, y varias más, incluyendo algunas especializadas como ChatSIM (que por un pago anual habilita el uso ilimitado de la aplicación Whatsapp u otros servicios de chat). Para esta opción es importante verificar qué cobertura ofrece la tarjeta SIM y a qué precio en cada país, porque suele variar en función de los acuerdos entre las telefónicas. En general el costo de conexión es más alto que un chip local del país al que se viaja, pero más barato que abonar el roaming.

Otro aspecto relevante es que cada país usa un grupo de radiofrecuencias —bandas, en la jerga técnica— para dar el servicio. Uruguay usa la frecuencia GSM (que va desde 850 MHZ hasta 1.900 MHZ según la compañía) para la red 2G, la HSDPA para la 3G (850 MHZ - 2.100 MHZ) y la LTE para la red 4G (1.700 MHZ - 2.100 MHZ). En América se suelen usar las mismas frecuencias con alguna excepción, pero en Europa son otras. Si viajamos a un país con una frecuencia que el teléfono no reconoce, no tendrá señal; la manera de verificarlo es mirar el manual o consultar algún sitio como Willmyphonework. EN BASE A GDA/LA NACIÓN

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º