ECONOMÍA MUNDIAL

El ruido político domina el escenario financiero

Se espera que esta semana sigan las repercusiones.

Donald Trump. Foto: EFE
Donald Trump. Foto: EFE

El ruido político seguirá dominando el escenario financiero esta semana, desde el surgimiento de una nueva amenaza de guerra comercial de Estados Unidos con sus socios, hasta los temores por el futuro de Italia y España, al tiempo que los datos de la economía mundial arrojan señales mixtas.

Washington anunció aranceles sobre el acero y el aluminio de la Unión Europea, México y Canadá, que prometieron represalias. Italia continuaba atenta a la iniciativa de los líderes antisistema, mientras que España destituyó al presidente del gobierno, Mariano Rajoy.

"Los flujos deberían beneficiar a los bonos del Tesoro de Estados Unidos contra las acciones (...) especialmente, con todos los titulares que están llegando sobre los aranceles", dijo Andrew Brenner, socio de National Alliance Capital Markets, en un informe.

Las preocupaciones políticas llevaron a los inversores a huir hacia activos más seguros, impulsando los precios de los títulos del Tesoro estadounidense a sus niveles más altos en casi dos meses. Los activos más riesgosos, como las acciones y mercados emergentes, se resintieron.

Los mercados estarán a la espera de una reunión programada entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en Washington. El tema principal sería Corea del Norte, pero posiblemente surjan en el encuentro nuevas definiciones sobre cuestiones del comercio.

Mientras, en Europa se aguarda una presentación del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que hablará acerca del cercano 20° aniversario del organismo.

Estados Unidos tiene pocos indicadores económicos relevantes en la agenda. En la zona euro, el más importante será la revisión del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre, para la cual se prevé un ritmo de crecimiento del 2,5% que señalaría un paso todavía aceptable.

La actividad económica global comenzó a reflejar indicadores mixtos después del fuerte avance sincronizado del año pasado. Ahora, al tiempo que Estados Unidos sigue mostrándose sólido, la zona euro ofrece claras señales de haberse ralentizado. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º