MARÍTIMAS

1888: una sala de baños deslumbrante

Construida por Emilio Reus, fue una exquisitez que sorprendió a Buenos Aires y Sudamérica

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hotel Nacional

Días pasados, (17/10) publicamos una interesante nota sobre el famoso y lujoso Hotel Nacional que Emilio Reus hizo construir en 1887 y que todos los montevideanos conocemos ubicado ahí sobre la calle Cerrito y la rambla sur frente a la Terminal de Contenedores TCP y que para infortunio de Reus nunca se inauguró por la quiebra de su propio Banco Nacional en aquellos años. Enfrente de ese hotel, Reus hizo construir una casa de baños muy moderna para entonces y confortable que estaba en línea con aquel Montevideo afrancesado. Ocupaba un área rectangular que llegaba a las propias aguas de la bahía digamos para ubicarlo en lo que hoy sería 25 de Agosto y Guaraní. Nosotros visitamos los interiores del Hotel Nacional cuando el Capitán Panaghiotis Tsakos hará unos 10 años compró ese predio y damos fe de la belleza de sus interiores, el uso de mármoles selectos por todos lados, y la singular distribución de los salones altos y escalinatas reales, y la carga de decoración en oro en muchas de sus salas, de estar y comedor que aún perduran. Con ese hotel, Reus hizo construir a través del Banco Nacional, lo que entonces fue una de las más lujosas e innovadora casa de baños a todo confort de la región y más bien habría que decir de Sudamérica. Debían ser dos negocios separados, el Hotel Nacional y la Casa de Baños ya que este establecimiento continuó funcionando luego de la debable del Banco Nacional que arrastró al propio Hotel y no se inauguró jamás. Lo que continuó, fue lo que en aquel momento se llamó los Baños del Francés, pensados obviamente junto con el hotel para los turistas argentinos, que fueron los primeros disfrutantes de de aquel Montevideo culto.

EL HOTEL. En la imagen que publicamos días pasados aparece la espectacular estructura del Hotel Nacional con dos frentes: por Piedras y por Cerrito, esta última la entrada principal y sus calles laterales son Juan Lindolfo Cuestas y la otra la Rambla portuaria aunque ahora se llama Rambla Francia, frente mismo a la Terminal de contenedores TCP. El establecimiento de Baños se extendía cruzando el hotel, desde la calle Piedras hasta las orillas de las aguas de la bahía que ahora sería por donde pasa la calle 25 de Agosto, o sea que este establecimiento tomaba el área de un rectángulo que quizás tenía más de una cuadra de largo y por supuesto ocupaba el actual Club Neptuno. El interior era bien ostentoso en un ámbito espacioso que contenía una lujosa y enorme piscina de mármol contenida con mármoles; al fondo existía una gran gruta o pared donde brotaban chorros de agua caliente y fría dotada de purificadores del agua que se alimentaban de la bahía mediante bombas accionadas con motores.

El techo del salón estaba sostenido por 24 columnas de hierro y sobre la piscina una gran y lujosa claraboya permitía la filtración del sol en su plenitud. En los relatos aparece como la obra de Emilio Reus que había conmovido a Montevideo y Buenos Aires. Hay quienes hablan de estos baños como de un lujo indescriptible y acaso mejores que los de Europa. Técnicos que han tenido últimamente que ver con esta inversión, nos han dicho que el agua de la piscina del Club Neptuno aún se obtiende de tres pozos surgentes originariamente hechos en la construcción de estos baños hace 130 años.

Hoy estamos publicando dos fotos del interior de estos baños que muestran su esplendor de entonces. La entrada a estos baños era por la calle Piedras, lo que facilitaba el tránsito desde el Hotel Nacional.

Sobre Emilio Reus cabe señalar que vivió en Madrid hasta los 27 años, se recibió de abogado a los 21 años y se afirma que fundó el Banco Nacional, precursor del Banco Hipotecario con 10 millones de pesos que seguramente trajo parte de España. Había nacido en 1858 y murió en 1891, a los 33 años, en la más absoluta pobreza, con la quiebra del Banco Nacional. Lo curioso es que no hubo inversores para continuar el negocio del Hotel. Es una historia sorprendente, de un tipo brillante sin duda, que pudo haber llegado muy lejos de no haberle sorprendido la muerte tan joven.



PROYECTOS. Referente al Hotel Nacional, en su momento se hablo de llevar a cabo un proyecto de reciclarlo para oficinas y estaba pendiente una zona de Parking frente al mismo. Hoy, hemos oído hablar de recuperar el propio edificio a su esplendor del pasado, en cualquier caso una inversión de millones de dólares.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)