En 12 meses a agosto

Los salarios pierden poder de compra

Los salarios perdieron poder de compra en agosto y de esa forma, marcaron la segunda baja del poder adquisitivo de los sueldos en los últimos 12 meses.

El poder de compra no cae en el promedio anual desde 2003. Foto: Archivo El País
Foto: archivo El País

Según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el salario real —que surge de restarle al Índice Medio de Salarios (IMS) la inflación— bajó 0,53% en agosto. Para los asalariados privados, la pérdida de poder de compra fue de 0,43% en el mes, mientras que para los públicos fue de 0,72%.

Así, en 12 meses cerrados a agosto el poder adquisitivo de los salarios cayó 1,43%. En ese caso, los más perjudicados fueron los trabajadores privados cuyo salario real disminuyó 2,07% mientras que a los estatales les bajó 0,23%.

En el acumulado de ocho meses, el poder de compra salarial retrocedió 1,08% a nivel general. Para los trabajadores privados, el salario real retrocedió 1,88% mientras que para los públicos aumentó 0,4%.

En el sector privado en la medición 12 meses, ninguno de los nueve rubros considerados le gana a la inflación. La construcción es el rubro que está más cerca con un incremento salarial de 7,82% mientras la inflación fue de 8,31%.

En el sector público, los únicos que recibieron un aumento salarial por encima de la suba de precios en los 12 meses a agosto, son los trabajadores del gobierno central, con 8,53%.

Según los analistas, con la aceleración de la inflación y el futuro incierto del dólar son peores los pronósticos sobre el salario real o poder adquisitivo de los trabajadores, lo que también tiene impacto en el consumo y en otros indicadores de la economía.

El poder de compra de los asalariados sube ininterrumpidamente hace 15 años. Este podría ser el primero en que no lo haga.

Todo esto sucede en un contexto de deterioro del mercado laboral. Mientras el salario real está 6% por encima del valor de diciembre de 2014, el empleo está 5% abajo, por lo que algunos analistas sostienen que el empleo ha sido la variable de ajuste de las empresas al tener que enfrentar una menor rentabilidad (o pérdidas en algunos sectores puntuales).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)