REUNIÓN

Secretaría Antilavado sale al cruce de los contadores y dice que temor a la inspección “es normal”

Ante la denuncia del Colegio de Contadores, Economistas y Administradores (Cceau) de que la Ley de Lavado de Activos vulnera su secreto profesional, la Secretaría antilavado niega mala intención.

Dólares estadounidenses. Foto: Archivo El País
Dólares estadounidenses. Foto: Archivo El País

El titular de la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo (Senaclaft), Daniel Espinosa, dijo a El País que “los temores” de los contadores son “entendibles y normales” pero que este colectivo de profesionales “debe entender” el “uso cuidadoso y responsable” que la Senaclaft le da a la información que solicitan.

El conflicto surge desde hace un tiempo por parte del Colegio de Contadores, Economistas y Administradores del Uruguay (Cceau), dado que este colectivo entiende que la Ley de Lavado de Activos vulnera sus derechos, principalmente el referente al secreto profesional.

En el semanario Búsqueda, la presidenta del Cceau, Cristina Freire, relató que algunos contadores recibieron -de forma sorpresiva-inspecciones de la Senaclaft en las que se les solicitó información sobre su actividad y un listado de sus clientes, lo que molestó a los profesionales.

Ayer, tras una reunión que mantuvieron entre la Senaclaft, el Cceau y otros actores del sector no financiero, Freire manifestó a El País que la Secretaría antilavado “trascendió el límite” de sus competencias al pedir la lista de clientes “al barrer”, tanto a sujetos obligados como no obligados por la normativa.

Daniel Espinosa, secretario antilavado de Uruguay. Foto: Francisco Flores
Daniel Espinosa, secretario antilavado de Uruguay. Foto: Francisco Flores

“Esto nos está molestando y mucho, no nos molestan las inspecciones porque creemos que se deben hacer, pero nos molesta que el secreto profesional esté totalmente vulnerado porque nosotros nos debemos a nuestros clientes”, indicó la presidenta del Cceau.

Sin embargo, desde la Senaclaft, su titular explicó a El País que la denuncia del Cceau forma parte de algo “lógico” y “normal” pero recalcó que la Secretaría también tiene “el mismo secreto profesional” que los contadores y dijo que además son sancionados por el mal uso de la información.

“Estamos recién haciendo la primera tanda de inspecciones a contadores y economistas y cuando uno empieza a inspeccionar se generan algunos temores en cuanto a la información que pedimos, el uso que le vamos a dar y el porqué lo pedimos”, explicó Espinosa.

Asimismo, el secretario antilavado dijo que la información solicitada es “solamente para evaluar” el cumplimiento de las normas “sin intención ninguna de violar ningún secreto” y dijo que los contadores deberían entender eso.

“Esto ya pasó hace años con los escribanos, es cuestión de seguir en contacto y bajar un poco los temores. Los profesionales se van a dar cuenta de que hacemos un uso cuidadoso de la información solicitada”, recalcó Espinosa.

Aun así, en el Cceau están a la espera de un informe jurídico que determine si la Senaclaft puede solicitar listado de clientes a sujetos no obligados por la normativa. “Hemos estudiado el tema y nos parece que esto va más allá de lo que debieran investigar”, concluyó Freire.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados