Economía uruguaya

El sector que viene sin crecimiento y está amenazado por la tecnología, analiza su situación

La Cámara Nacional de Comercio y Servicios tendrá su encuentro anual el 16 de noviembre. El sector que más empleo genera viene con "crecimiento nulo" y tiene una amenaza por delante.

Julio César Lestido, presidente de la Cámara de Comercio uruguaya. Foto: Francisco Flores
Julio César Lestido, presidente de la Cámara de Comercio uruguaya. Foto: Francisco Flores

La Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) realizará el 16 de noviembre su encuentro anual del que participarán todas las gremiales que la integran.

En diálogo con El País, su presidente, Julio César Lestido, dijo que el sector tiene “crecimiento nulo” en el último año y sufre los coletazos de una economía que se desacelera.

También señaló que la instancia a realizarse en Cerro Largo servirá para conocer más al detalle la realidad de los comercios del interior, en especial aquellos de los departamentos de frontera que sufren por la diferencia cambiaria con los vecinos y la apertura del nuevo régimen de “lojas francas” (tiendas libres de impuestos) en Brasil.

Otro de los puntos a analizar en el encuentro será la incorporación de la tecnología y cómo puede impactar en el sector. Según Lestido, la clave pasa por comenzar ya a capacitarse para ese cambio, porque “se van a abrir oportunidades” más allá de los empleos que puedan perderse.

A continuación, un resumen del diálogo con Lestido:

—¿Cómo observa la situación del sector comercio y servicios? ¿Se está retrayendo el empleo?

—Estamos finalizando un año, en el que lamentablemente el sector comercio y servicios —que años atrás era un sector dinamizador y pujante— no ha tenido crecimiento, ha sido nulo, en cero. Entonces, si se afecta a las empresas también se afecta a nuestros colaboradores sin dudas, que son los trabajadores. Trataremos de buscar frente a esa situación, cómo podemos hacer entre todos para buscar la mejor solución. Uno de los temas, que ya le hemos manifestado (al sindicato) es buscar la forma de modernizar las relaciones laborales, avanzar hacia un sistema que permita que todas las partes se beneficien y sea más ágil.

—¿Qué perspectivas hay hacia adelante, puede revertirse la actual situación?

—Esperemos que comience a revertirse, por ahora no lo estamos viendo así. Esperemos que a futuro la situación económica cambie y eso nos permita proyectarnos mejor hacia adelante. Hoy estamos frente a un mercado que es una realidad que se ha venido enlenteciendo, que se ha venido frenando junto con la economía. Igualmente, somos optimistas y sabemos que hay que trabajar para revertir la situación.

—¿Este panorama de retracción es general a todos los sectores?

—No podemos generalizar, pero la economía se ha desacelerado en los últimos años y al pasar eso se da un efecto bastante general hacia el comercio. Además, hay sectores de la producción nacional muy afectados y eso termina repercutiendo también en el comercio.

Prevén que las exportaciones uruguayas crezcan en 2019, aunque preocupa el comercio mundial. Foto: Archivo El País
Hay varios sectores que están "muy afectados", según el presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios. Foto: Archivo El País

—La gremial abarca también a los comercios del interior del país. ¿Cómo es la situación en los departamentos de frontera? Porque hay diferencia de precios con Brasil y Argentina.

—Evidentemente por distintas circunstancias hay distintas zonas del país con más dificultades porque tienen un campo de acción con comportamientos distintos. Hay situaciones diferentes porque las condiciones en donde se mueven los comercios son distintas. Los comercios de frontera en el último año se han visto muy afectados, por todo lo que ha pasado en la frontera. Lo ocurrido en los dos países vecinos ha repercutido negativamente y es un tema a analizar. Las gremiales del interior harán un informe detallado (en el encuentro nacional de noviembre) de cada departamento, pero ya lo hemos hablado con ellos y nos transmiten que ha sido un año para nada bueno. Están sufriendo las diferencias de mercado, del tipo de cambio y todo eso les juega negativamente.

—En esos contactos que ha tenido, ¿le manifiestan que está ingresando mayor cantidad de mercadería de contrabando desde los países vecinos?

—Hay mucho informalismo, algo que termina pegando fuerte contra el comercio establecido. Lo hemos visto y nos lo han explicado los comerciantes. El informalismo es un tema que afecta en todas sus dimensiones al comercio establecido.

—Desde hace unos meses funcionan del lado brasileño las “lojas francas”, que pueden vender a extranjeros y locales. ¿Es otro foco de afectación para estos comerciantes?

—Sí, sin dudas, porque nos aparece un competidor nuevo y fuerte. Las lojas francas son una nueva figura que va a afectar a los comerciantes uruguayos. Hay que ver cómo se puede estar preparado para que ese impacto sea lo más controlado posible, o sea el menor daño posible, porque sin dudas un impacto va a haber. Se han hecho gestiones, reuniones con las autoridades y los centros comerciales de Rivera y la Asociación de Free Shops, tratando de analizar la situación, aunque ya hoy es una realidad.

Auto cajas. El costo de instalar una ronda los US$ 10.000. Foto: Fernando Ponzetto.
Auto cajas. Los supermercados han incorporado tecnología en sustitución de personal (que muchas veces se reconvierte a otras tareas). Foto: Fernando Ponzetto.

—El comercio y mayormente las cadenas de supermercados, están incorporando tecnología en tareas que reemplazan personal. ¿Este proceso puede extenderse a todo el sector?

—La incorporación de tecnología primero que nada es un desafío y hay que ver cómo nos podemos adecuar. Se van a dar oportunidades, van a aparecer otros tipos de opciones de trabajo, otras van a desaparecer, entonces lo que hay que ver es cómo nos preparamos para esa nueva realidad de la demanda de trabajo. Es claro que no es algo que vaya a pasar de la noche a la mañana, la incorporación de tecnología se va haciendo de manera gradual. Es cierto que algunos lugares ya lo incorporaron. Lo relevante es que todos sentados en una mesa, con calma y poniendo inteligencia y trabajo a la situación, busquemos una solución. Que no es tapar el sol con la mano y decir la tecnología acá no va a pasar, porque es algo que ya llegó y debemos ver cómo nos adaptamos de la mejor manera.

—Usted habla de que habrá oportunidades y puestos que desaparecerán. ¿Al pasar raya no se perderán puestos?

Afectación va a haber y que la tecnología impacta es cierto. Pero repito que lo importante es ver dónde aparecen los nuevos empleos, algunos que hoy incluso no sabemos ni cuáles serán. Si bien hay una serie de trabajos rutinarios que podrían ser sustituidos por maquinas, también va a necesitarse gente con mayor empatía en la atención a las personas, personal más capacitado en ventas. Habrá áreas en donde podemos ser más competitivos, en otras no tanto y lo harán las maquinas.

El sindicato invitado al encuentro de empresarios: "es el mejor camino"

—El presidente de Fuecys (sindicato del comercio) participará de una mesa redonda junto a empresarios para analizar los problemas del sector. ¿Por qué decidieron invitar al sindicato?

—Porque creemos que Fuecys es un actor muy importante, como los son todos nuestros colaboradores que trabajan en las empresas. Tener su visión y ver nuestras problemáticas, en el entendido que los problemas de los trabajadores son los mismos que los de nosotros. Lo escucharemos y vamos a buscar puntos en común, para prepararnos para los cambios que pueden venir en el mundo del trabajo.

—¿Hoy día hay una relación más cercana entre la gremial y el sindicato?

—Queremos tender puentes desde la cámara y entendemos que Fuecys es un actor muy importante para el sector. Tenemos cosas en común y sobre eso hay que trabajar. Eso no quiere decir que la cámara o Fuecys renuncien a sus reclamos, es una forma distinta de abordar los temas. Trabajar juntos en lo que estamos de acuerdo y fortalecer eso, y cuando vengan los desacuerdos permitir la discusión en una mesa de diálogo. No sé si esa es una nueva forma de relacionarnos, pero estamos convencidos que es el mejor camino.

—¿Cuántos empresarios participarán del encuentro?

—Entre 80 y 100 personas, que vendrán de todos los centros comerciales del país, las asociaciones de comerciantes y las distintas cámaras empresariales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados