Escenario

¿A qué sectores uruguayos golpea la crisis en Argentina?

Exportaciones caen desde la corrida cambiaria; lo sufren celulosa y plástico.

Argentina devaluó de forma importante su moneda durante 2018. Foto: EFE
Argentina devaluó de forma importante su moneda durante 2018. Foto: EFE

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La crisis argentina golpeó a las exportaciones uruguayas en 2018. Las ventas al país vecino sumaron US$ 476 millones, un 7% de caída con respecto al año anterior, según el informe anual de comercio exterior del Instituto Uruguay XXI. Ese descenso se explica casi en su totalidad por el derrumbe de las exportaciones registrado tras el salto devaluatorio ocurrido en Argentina entre mayo y septiembre.

De hecho, entre enero y abril del año pasado, antes de la corrida cambiaria, las ventas uruguayas hacia ese destino registraban todavía un crecimiento del 9,3% interanual.

Para este año, no hay expectativas de recuperación, aunque sí habrá marcadas diferencias entre los sectores.

“Las perspectivas no son buenas para las exportaciones uruguayas hacia Argentina. La economía (del vecino país) registrará una recuperación a partir del segundo trimestre, pero solo impulsada por el agro. El consumo y la inversión seguirán en modo espera hasta las elecciones presidenciales de octubre, y eso impactará en la demanda importadora en rubros como celulosa y productos plásticos”, dijo a El País el economista Rodrigo Álvarez, CEO de la consultora Analytica, en Buenos Aires.

La celulosa lidera. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

La celulosa se convirtió el año pasado por primera vez en el principal producto exportado de Uruguay, por delante de la carne y la soja. Las ventas externas sumaron US$ 1.660 millones, un alza del 25% respecto al año previo.

Pero las exportaciones hacia Argentina de este producto circularon a contramano del recorrido general: mientras en 2017 las ventas fueron de US$ 73 millones, el año pasado cayeron a US$ 43 millones. “Las ventas de celulosa fueron las de mayor impacto negativo sobre las exportaciones totales a Argentina”, señaló Uruguay XXI.

Tras este panorama, no se prevé una recuperación en el presente año del commoditie. “La celulosa fue uno de los últimos sectores en empezar a caer durante la crisis económica argentina, y será ahora uno de los últimos en reaccionar. Es un rubro que depende del consumo interno, y en 2019 no será un buen año en ese sentido”, dijo a El País Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina, en Buenos Aires.

Las ventas de productos plásticos a Argentina, que el año pasado llegó hasta US$ 33 millones, también acusará en los próximos meses el impacto de un consumo débil en el país vecino.

Esperanza.

Repunte. Las exportaciones de bienes -incluyendo zonas francas- aumentaron en agosto tras cuatro meses consecutivos de caídas. Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

Uno de cada cinco dólares de exportaciones hacia Argentina corresponde al rubro autopartes. En 2018, pese al desplome del 22,9% registrado en el país vecino en las ventas a las concesionarias y la caída del 1,4% en la producción con respecto al año anterior, las exportaciones de autopartes uruguayas hacia ese mercado crecieron.

En efecto, alcanzaron los US$ 97 millones, lo que significó un millón más que en 2017. Esa alza podría tomar más ritmo este año.

“Frente a la parálisis que tuvo el mercado interno desde que empezó la corrida cambiaria, se espera una recuperación modesta. El problema para el sector automotriz es que el crédito no despega. Con tasas por encima del 55% en un contexto de 30% previsto de inflación, el crédito seguirá deprimido y eso afectará la venta de automóviles en el mercado interno. Pero se espera un salto importante en las exportaciones” de vehículos desde Argentina a otros destinos, señaló Álvarez.

El año pasado, las exportaciones a Brasil, a donde Argentina envió el 69% de sus ventas externas de vehículos, alcanzaron las 185.913 unidades, un aumento del 36,8% con relación a 2017. Todo indica que este año esa dinámica se acelerará aún más.

“Aunque no se prevé una recuperación de las ventas en el mercado interno, la producción automotriz en Argentina hasta podría mostrar un leve aumento por el crecimiento esperado de las exportaciones a Brasil. Las ventas hacia ese mercado van a mostrar una buena dinámica impulsadas, además, por un real que se apreciará ante la entrada de capitales. Es una buena noticia para las autopartistas uruguayas”, indicó Rajnerman.

Luego de llegar a un pico en las exportaciones en 2013, la industria automotriz local se desplomó e incluso varias empresas abandonaron el negocio. Desde 2017 comenzó un repunte, que se concretó en 2018 donde la producción se concentró en las marcas Peugeot, Citroën, Kia y Lifan, según consignó El Observador días atrás.

Escenario dual.

Aún en caída, Argentina fue el año pasado el quinto destino de las ventas externas uruguayas, detrás de China, la Unión Europea, Brasil y Estados Unidos. Se trata de un mercado importante para las exportaciones que este año continuará sin entregar demasiadas buenas noticias para los empresarios locales.

Si bien en el Presupuesto 2019 el gobierno de Mauricio Macri prevé un alza de 2,4% en las importaciones, el promedio de las estimaciones de los analistas recopiladas en el LatinFocus Consensus Forecast proyecta un descenso del 5,6%.

“Las importaciones en general caerán en Argentina durante el año próximo, pero para Uruguay habrá un escenario dual: mientras las importaciones de autopartes pueden crecer para cumplir con el crecimiento de envíos al mercado brasileño, las compras externas en sectores ligados al consumo interno van a sufrir la debilidad de la economía”, concluyó Rajnerman.

El turismo, otro rubro afectado
Hay un 86% de reserva en Piriápolis para la primera quincena; el año pasado en esta época estaba en 90%. Foto: R. Figueredo

“Si tenemos en cuenta que en mayo ya se había instalado la crisis en Argentina, es un cierre del año más que satisfactorio” para el turismo, dijo la ministra Liliam Kechichián esta semana al presentar los datos de actividad del sector del 2018. El ingreso general de turistas superó los 3,7 millones y fue 5,8% menos que en 2017, mientras que el gasto cayó 7,7% el año pasado. Los argentinos que llegaron al país fueron 2.319.640, unos 336.000 menos (-12,6%) que el año anterior, y dejaron en Uruguay casi US$ 1.400 millones, unos US$ 200 millones menos que en 2017. Sobre los primeros días de enero, Kechichián expresó que “pueden tener la misma tendencia que el último trimestre de 2018, una baja de un 30% en la llegada de argentinos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)