EXPECTATIVAS DEMORADAS

El segundo semestre que todavía no llegó a Argentina

Indicadores no mejoran y la reactivación llegaría recién el año próximo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mauricio Macri. Foto: Reuters.

Ocho meses después del cambio de gobierno, la actividad económica en Argentina continúa en caída y los índices de inflación se resisten a descender por debajo del 2% mensual. Aunque el calendario lo desmienta, para la economía argentina el tan mentado segundo semestre, período en el que el gobierno de Mauricio Macri había depositado las expectativas en torno a una reactivación, aún no comenzó. Incluso en la Casa Rosada ya admiten que el punto de inflexión llegará recién en 2017.

"En los primeros meses de su gestión, el gobierno de Macri se dedicó a evitar una crisis y, para alcanzar ese objetivo, tuvo que asumir el costo de ordenar la macroeconomía mediante la corrección del tipo de cambio, quita de retenciones a las exportaciones agropecuarias, reducción de subsidios a través del aumento de las tarifas de servicios públicos, y acuerdo con los holdouts (acreedores que no habían aceptado quitas de deuda). Todo eso tuvo una serie de consecuencias en el corto plazo, como la aceleración de la inflación, que golpeó a los salarios reales y redujo en forma significativa el consumo", dijo a El País Martín Polo, economista jefe de la consultora Analytica, en Buenos Aires.

La pérdida del poder adquisitivo de los salarios fue de un 10% promedio en el primer semestre, según el consenso de los analistas. A la depresión del mercado interno se le suma la recesión en Brasil, adonde se dirige más de un tercio de las exportaciones industriales argentinas. En ese marco, no sorprende que la producción industrial continúe en caída. En junio, descendió 6,4% con relación al mismo mes de 2015, según el Indec. Nada hace prever una recuperación en el corto plazo. De acuerdo a un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), siete de cada diez industriales no ven reactivación en los próximos seis meses, y apenas el 12% de las industrias PyMES tiene planes de inversión para este año.

La construcción es uno de los sectores más afectados, básicamente por el derrumbe de la inversión pública. En los primeros meses de gestión, el gobierno frenó obras para evaluar los contratos aprobados durante la gestión kirchnerista. A eso se le sumaron luego las negociaciones con las empresas constructoras para saldar la deuda heredada del gobierno anterior. El resultado de ese proceso es el desplome del 19,6% que registró la actividad de la construcción en junio con respecto al mismo mes de 2015, según el Indec.

Las apuestas.

A contramano de la industria y la construcción, la producción agropecuaria sí empieza a entregar signos positivos. Tras la devaluación, quita de retenciones y eliminación de cupos para exportar, en la campaña 2016/17 el área sembrada de maíz crecerá 20%; el de trigo, 25% y el de girasol, 31%, de acuerdo a las estimaciones del gobierno y de la Bolsa de Cereales.

Esas mejores expectativas están impulsando desde la venta de fertilizantes y cosechadoras hasta de pick-ups. De hecho, en lo que va del año el vehículo más vendido en Argentina es la Toyota Hilux, utilizada en zonas rurales.

En cuanto a las economías regionales, si bien la mayoría de las producciones, como la vitivinicultura, olivicultura, frutícola y láctea, siguen ahogadas por el incremento de costos, la caída de la demanda y factores climáticos adversos, otras empiezan a recuperarse. En el primer semestre las exportaciones de azúcar crecieron 141,8%; las de arroz, 90%; y las de limón, 26%.

Además de la apuesta por el campo como principal dinamizador de la economía, el gobierno de Macri tiene altas expectativas depositadas en el blanqueo de capitales que empezó a regir el 1 de agosto pasado. Las estimaciones privadas indican que los activos no declarados de argentinos en el exterior superan los 300.000 millones de dólares.

El gobierno aspira a que buena parte de ese dinero e inmuebles se blanquee ante el fisco debido a que a partir del año próximo comenzará a regir un acuerdo de intercambio multilateral de información tributaria en un centenar de países.

"Una de las apuestas del gobierno para reactivar la economía pasa por incrementar las obras de infraestructura. Y esas obras se van a financiar a través del sector público y mediante el blanqueo de capitales. El blanqueo tiene distintos canales por los que se pueden ingresar los activos sin necesidad de pagar un impuesto especial y, entre ellos, se destacan algunos vehículos financieros como los dirigidos a la inversión en infraestructura", dijo a El País el economista Maximiliano Castillo, director de la consultora ACM.

A eso se suma que, luego de la evaluación de los contratos al inicio de la gestión, el gobierno de Macri empezó a acelerar la puesta en marcha de las obras. En junio, el monto de las licitaciones cuadriplicó al de mayo y duplicó al de abril, que había sido el más alto del año, según la consultora C&T.

También el consumo podría, al menos, empezar a moderar su caída. "La inflación, que en el primer semestre promedió el 4% mensual, seguramente en el segundo semestre estará en torno al 2%. Con inflación a ritmo crucero y con incrementos salariales que se cerraron en mayo y junio, el poder de compra del salario se irá recuperando", señaló Polo.

Más confianza en consumidores

Algunos brotes verdes comienzan a aparecer, pero una herencia más pesada que la estimada y decisiones de inversión privada que se demoran a la espera de que el panorama económico aclare, moderaron las expectativas que había al inicio de la gestión macrista en torno a una recuperación más rápida.

Según el último relevamiento que realizó el Banco Central con analistas en julio, el PIB caerá 1,5% este año y crecerá 3,2% en 2017. "Hay factores que permiten ser optimistas para el futuro, pero la recuperación no será a tasas altas, sino que será lenta", señaló Castillo. Algo de ese optimismo comenzó a evidenciarse en el Índice de Confianza del Consumidor que elabora la Universidad Torcuato Di Tella. En julio, creció 6,8% con respecto al mes anterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)