COMITÉ

Las señales que dio el gobierno respecto a emitir deuda a nivel global

El MEF había señalado en su reporte trimestral que este año pretendía “priorizar el financiamiento en moneda local en ambos mercados de bonos, el doméstico y el internacional”.

MEF: colocó deuda en Unidades Indexadas y recibió buena demanda. Foto: D. Borrelli
Ministerio de Economía y Finanzas. Foto: Archivo El País.

El gobierno volvió a dar señales hacia una emisión de deuda en el mercado global. El pasado 8 de febrero, la Unidad de Gestión de Deuda del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) había señalado en su reporte trimestral que este año pretendía “priorizar el financiamiento en moneda local en ambos mercados de bonos, el doméstico y el internacional” y que estaba “mirando” la posible emisión de un bono en pesos de “tamaño de mercado” para “extender la duración” de la curva en esa moneda.

Un mes después, el 9 de marzo, se reunió el Comité de Coordinación de Deuda Pública -que conforman el MEF y el Banco Central (BCU)- y cuyo comunicado fue divulgado ayer.

El comité evaluó que “a nivel global, el comité destacó la reciente volatilidad financiera ante las decisiones de política monetaria y fiscal de las principales economías del mundo, la trayectoria esperada de la inflación en los Estados Unidos, y el avance disímil de la vacunación contra el COVID-19 entre los países. Ello ha generado un repunte en las tasas de rendimiento de los bonos del tesoro de Estados Unidos, repercutiendo en una mayor cautela de los inversores respecto a instrumentos de países emergentes”.

“No obstante, y a pesar de este contexto, el comité destacó la relativa estabilidad de los rendimientos de los títulos públicos de Uruguay en moneda local, tanto a tasa fija nivel nominal como real”, afirmó el comunicado.

Es decir, los rendimientos de los títulos de Uruguay en moneda local (que es lo que se estudia emitir) reflejan que los inversores siguen interesados en ellos.

Además, el comité “consideró fructífero el trabajo conjunto” del MEF y el BCU “en el proceso de intercambio realizado durante los últimos meses con inversores domésticos e internacionales”. Esta es otra señal acerca de la posibilidad de emitir deuda a nivel global.

“En dichas reuniones se brindó una actualización de la situación macroeconómica, las necesidades de financiamiento del gobierno para el año en curso, y las últimas acciones de política monetaria, así como las proyecciones de inflación del BCU”, explicó.

“Este ejercicio fue importante para comunicar a los inversores sobre los pasos que ha dado el gobierno en la gestión de la pandemia del COVID-19 así como los resultados fiscales obtenidos durante el año 2020, las respuestas contra-cíclicas de políticas y las perspectivas de crecimiento para el año en curso”, agregó.

Por otro lado, “el BCU comunicó su incorporación voluntaria a la Red para Enverdecer el Sistema Financiero (NGFS, por su sigla en inglés). Esta organización, formada por bancos centrales y supervisores del sistema financiero, está compuesta por 87 miembros y 13 instituciones observadoras. El principal propósito de la Red es ayudar a fortalecer la respuesta global requerida para cumplir con los objetivos del acuerdo climático de Paris, así como mejorar el papel del sistema financiero para gestionar los riesgos y movilizar capital para inversiones verdes y bajas en carbono en el contexto más amplio del desarrollo ambientalmente sostenible”, indicó el comunicado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados