BLOQUE REGIONAL

Cómo será el “nuevo” Mercosur y el rol que debería jugar Uruguay, según especialistas

Un grupo de expertos en comercio internacional debatió sobre cómo sería el “nuevo Mercosur” y qué rol podría llegar a tener Uruguay.

El Mercosur se encuentra en un período difícil por la situación en Venezuela. Foto: Fernando Ponzetto
Expertos en comercio coinciden en la necesidad de avanzar en la integración mundial. Foto: Archivo El País.

En momentos de incertidumbre económica, política y social en la región -agravado por el impacto del “cisne negro” como es el coronavirus- el rumbo que debería seguir el Mercosur y la participación de Uruguay en el bloque comercial vuelve a ser tema de debate.

Con el objetivo de analizar las oportunidades y los desafíos en la actual coyuntura en términos de inserción externa, un grupo de expertos en comercio internacional debatió sobre cómo sería el “nuevo Mercosur” y qué rol podría llegar a tener Uruguay.

Del intercambio, organizado por la Academia Nacional de Economía y el Centro Uruguayo para las Relaciones Internacionales (CURI), participó el economista y político argentino, Ricardo López Murphy quien señaló que tras el “enorme cisne negro” del coronavirus, “el mundo va a ser más complejo y pobre”, por lo que la “urgencia” de que el Mercosur se integre al mundo “va a ser todavía más difícil”.

Sobre la iniciativa original de Argentina de retirarse de las negociaciones del Mercosur, el economista indicó que “es un error de diagnóstico, estrategia y política” y lamentó que “no hay una ruta clara” en el gobierno argentino.

No obstante, López Murphy mencionó que sí “hay una hoja de ruta clara para el Mercosur” y manifestó que el bloque debería “buscar la mayor parte de acuerdos posibles, mejorar la integración interna, y establecer mejores mecanismos de cooperación” con el objetivo de “avanzar con la mayor velocidad” posible.

En este sentido, el economista y especialista en comercio internacional, Marcel Vaillant, señaló que la actual discusión es “un déjà vu enorme” que implica “volver siempre al mismo asunto”.

En su disertación, Vaillant enfatizó en que “los problemas” del Mercosur se explican en el hecho de que “Brasil y Argentina son las economías emergentes más cerradas del planeta”.

En relación a qué debería hacer el bloque, Vaillant explicó que “tiene que haber” una visión “moderna” del acuerdo de integración regional y enfatizó en la idea de que “lo adecuado y natural” sería acercarse a un modelo de coordinación de la política comercial entre los miembros del bloque, con negociaciones en conjunto pero que los acuerdos se realicen sobre un marco flexible y bilateral.

“Las preferencias de política comercial de los países son distintas” y es “imposible calzarlos”, señaló Vaillant.

En esta línea, el experto en economía política y comercio internacional, Nicolás Albertoni, defendió la idea de que el futuro posible del Mercosur “no pasa ni por la refundación ni por la desaparición del bloque, sino por su modernización”.

En este sentido, explicó que “es inevitable pensar que cualquier encadenamiento productivo que busque alcanzar Uruguay, tendría a Argentina y Brasil como socios claves”, y dijo que esto también surge a la inversa.

Por lo tanto, enfatizó que sería “imposible darle la espalda” a los países vecinos. Por el contrario, Albertoni afirmó que “la usina más cercana” para que los países del bloque alcancen el crecimiento es a través del mercado sudamericano.

“El Mercosur como mercado no es una decisión sino una condición para el crecimiento de sus países”, sentenció.

Entre las propuestas sugeridas para lograr una mayor modernización, Albertoni mencionó la “necesidad de promover una señal clara de los miembros de ratificar, consolidar y profundizar la zona de libre comercio ya existente”, dar certezas a los actores económicos de los países miembros de que los beneficios regionales ya adquiridos “no están jamás en duda” y preparar la plataforma institucional para “fomentar mayor dinamismo del bloque a través de acuerdos internacionales” -estos “podrán ser bilaterales o en conjunto”-.

Sobre el último punto, Albertoni hizo hincapié en que “se pueda institucionalizar” el mecanismo de ratificación bilateral de los acuerdos de ahora en más.

“El mundo ha seguido hacia el lado contrario de al que se dirige el Mercosur”, concluyó.

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales y director del Departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica, Ignacio Bartesaghi, analizó la intención de Argentina de retirarse de las negociaciones del bloque y su posterior rectificación y determinó que actualmente el país vecino “adolece de estrategia”.

El presidente argentino Alberto Fernández junto al canciller Felipe Solá comunicó la decisión durante la videoconferencia. Foto: La Nación / GDA
El presidente argentino Alberto Fernández junto al canciller Felipe Solá. Foto: La Nación / GDA

A su entender, las decisiones que ha tomado Argentina en las últimas semanas demuestran “tensiones en la política interna” y que “lo que hay en el fondo es la discusión proteccionista” de si el país debe abrirse comercialmente o no.

Para Bartesaghi, la rectificación de Argentina y su actual postura de participar de las negociaciones del bloque pero tomar los recaudos para protegerse, responden a “no querer abrir la puerta” a que se vaya uno de los socios a negociar solo, principalmente Brasil.

Es por esto que, según el experto, el gobierno uruguayo debería “responder muy fuerte” a la propuesta argentina y “tomar decisiones” para “recuperar su soberanía comercial” y avanzar de forma bilateral.

“En Uruguay el gran desafío es ser estratégicos y aprovechar este momento, ¿o vamos a esperar 30 años más para tomar definiciones? Las discusiones tienen que ser técnicamente fuertes” y en base a argumentos, concluyó Bartesaghi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados