ENTREVISTA

Sergio Abreu: “En Aladi, la confrontación ideológica no tiene cabida”

El nuevo secretario general del organismo dijo a El País que integración, cooperación y concertación política serán ejes de su gestión.

Sergio Abreu, secretario general de Aladi. Foto: Archivo El País
El excanciller exlegislador asumió e pasado 22 de septiembre el cargo de Secretario General de Aladi, por un período de tres años. Foto: Archivo El País.

Sergio Abreu asumió como Secretario General de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) con el respaldo de todos los países miembros. Afirmó su compromiso para rescatar la imagen institucional del multilateralismo, la importancia del comercio por encima de los enfrentamientos de carácter ideológico y sobre todo, hacer frente a la crisis social y de empleo en la región.

-¿Cuál es el terreno en que debe actuar Aladi para beneficio de sus socios?

-Aladi tiene una larga historia de 40 años y una imagen algo devaluada, vista más como una suerte de registro que por el verdadero potencial que tiene para toda la región. Registros, porque bajo el paraguas de Aladi es que se pueden hacer todos los acuerdos que hoy existen, incluido el Mercosur. Deberíamos lograr que esta institución se convierta en una referencia para todos nuestros países, en el necesario rescate al multilateralismo en el que tenemos que trabajar.

-¿Cómo incidir en esa agenda?

-No hay empleo sin comercio y hoy, América Latina no solo es la región más desigual del planeta, sino que ha dejado por el camino más de 30 millones de puestos de trabajo por la pandemia. Eso genera una brecha social que creará severas dificultades de convivencia interna en los países, pero también en la región. Ese es un terreno en el que trabajar. Cómo rescatar el trabajo y a los sectores más vulnerables a partir de mejorar las condiciones de comercio. Todo ello orientado a recuperar la dignidad de las personas.

-Aladi ha perdido relevancia con el paso de los años…

-Es verdad; hay que trabajar para recobrar la importancia que tuvo otrora. A través de Aladi, debemos rescatar la imagen institucional del multilateralismo, la importancia del comercio por encima de los enfrentamientos de carácter ideológico y sobre todo, hacer frente a la crisis social y de empleo.

-¿Con qué herramientas?

-Impulsar el comercio digital es una tarea clave. En Aladi trabajamos mucho en el área de los servicios y desde el punto de vista normativo hay terreno para avanzar. Más allá de cuestiones vinculadas con aranceles, hay aspectos vinculados con regulaciones, estándares de calidad, requisitos de origen, propiedad intelectual, patentes, trazabilidad, todas exigencias que se plantean en el comercio internacional. Hacia esa agenda tenemos que orientarnos, impulsar a los países a avanzar y estar en condiciones de crecer comercialmente.

Pero tenemos que trabajar mucho para buscar consensos. Lo que se haga acá, debe ser resuelto por todos los países, no por decisión del secretario general...

-De todos modos, usted llega al cargo con apoyo unánime…

-Es verdad, en medio de una región fragmentada, han respaldado esta candidatura tanto Venezuela y Cuba como Brasil o Colombia. Eso responde al prestigio que mantiene Uruguay en la región.

-¿Qué puede hacer Aladi ante esas profundas diferencias entre sus miembros que van más allá del comercio?

-Acá la lucha ideológica no tiene cabida. Un organismo comercial no puede reparar en esas rivalidades y empantanarse. No va a ser fácil, tenemos que ganarnos la confianza de todos. Soy un abanderado del principio de no intervención y autodeterminación. Y no es que en lo personal renuncie a lo que pienso desde el punto de vista ideológico, pero debemos centrarnos en buscar lo que la gente necesita, mas comercio y más empleo, para todos.

Vamos a trabajar para tener una clara presencia en integración, cooperación y concertación política. Pueden ser temas que correspondan más a la interna de los bloques o asuntos bilaterales, pero la Secretaría General tiene capacidad de propuesta; necesitamos tener respuestas para los problemas que afronta hoy la región, hay cuestiones técnicas en que tendremos iniciativa, pero también necesitamos la voluntad política de los países que reconozca una institucionalidad que debe preservar la seguridad jurídica, ese es el mensaje que queremos pasar.

Un papel clave a jugar en una región donde hace falta liderazgo
Sergio Abreu durante el acto de asunción de ayer. Foto: Aladi

El nuevo Secretario General de Aladi entiende que a la región le falta liderazgo. En es contexto, subrayó que la organización que encabeza tiene “un rol que jugar, no solo entre los países integrantes, sino también en relaciones con otros bloques y países, como la Unión Europea”.

Considera que existe “una referencia institucional que se debe recobrar y a partir de ella, hay mucho para trabajar por nuestros países”.

Para ello, sostiene que el principal aspecto a avanzar es “ganarnos la confianza de los países pero, sobre todo, que cada uno de los países entienda que si no defienden una institución que tiene competencia exclusiva en el comercio, serán ellos los más perjudicados”, desde el punto de vista de la preservación de la seguridad jurídica, sostuvo.

Recuperar la utilidad de mecanismos regionales

La Aladi pretende revitalizar el uso de instrumentos que en el pasado resultaron eficaces para los países miembros. Sergio Abreu anunció que busca revitalizar el acuerdo de Pagos de Santo Domingo, un mecanismo de compensación entre los países que se fracturó hace unos años. “Hay que convencer a los países de las bondades de estos instrumentos en materia de divisas”, dijo. Además, apunta a recuperar el rol del organismo en materia de solución de controversias. “Debemos unificar criterios -indicó- ya que cada mecanismo de integración tiene los suyos; hay que dar una fuerte señal a los países miembros”, advirtió Abreu.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados